BIENAL DE FLAMENCO / '...Y SEVILLA'

Amargura…Y Sevilla

Sevilla Directo - 29/09/2014 14:07:56
Foto: Antonio Acedo.
Una crítica de Antonio Ortega sobre el espectáculo '...y Sevilla' en el Teatro Lope de Vega.

La idea que pretendió materializar el espectáculo “…Y Sevilla”, era digna de haberse llevado a cabo como gala inaugural de una Bienal, donde se es más permisivo con la duración de las propuestas. Según el programa de mano, se trataba de “un concierto en honores a las escuelas sevillanas de Cante, Toque y Baile a través de los cantes de sus más emblemáticas y legendarias figuras”. Pero, entonces, si el hilo era el cante, ¿para qué las otras dos disciplinas en la escena? Abarcarlo todo en dos horas largas, es literalmente imposible, porque las ausencias en el cante y en el baile, sobre todo, y como es lógico, fueron significativas. No era necesario embargar el concierto en ese planteamiento, ya que con el elenco de artistas que figuraban en el cartel era más que suficiente para perfilar otros argumentos menos cuestionados, o incluso para eludir los argumentos. El concierto, no obstante, consiguió momentos memorables, como la reaparición en un escenario sevillano del guitarrista Rafael Riqueni o la interpretación de su pieza para guitarra Amargura, de Font de Anta, con arreglos de Paco Jarana para tres guitarras: la del propio Jarana y la del maestro Manolo Franco en el conjunto. El resultado merece un Giraldillo al momento mágico.

Abrió el recital Riqueni por soleá. Fue un gozo para los sentidos -para los cinco- su presencia musical e interpretativa. Sus manos arrastran heridas de guerra, pero le quitó las telarañas al palo y se buscó donde ahora es más exquisito su talento, en la esencia. La pulcritud y la técnica son ya un recuerdo que va dejando paso a los acentos. No importa si pisa entre cuerdas, si cerdea en una transición o si se roza en una falseta, porque es tan suprema su elocuencia que lo demás, es lo de menos. Cuando su mano izquierda bajó hasta los últimos trastes para preparar el cierre, vimos cómo de entre las cuerdas salía el genio que hay en él. Relevarlo en el escenario se puso difícil dada la ovación del público. Pero entre bastidores esperaba su turno otro grande del toque: Manolo Franco. El maestro no merma en sus calidades: la guajira que interpretó dejó claro que no sólo es el mejor guitarrista de acompañamiento al cante, sino también un portentoso solista. Paco Jarana ocupaba el tercer puesto en el orden de aparición cuando todo parecía ya dicho en esa parte del recital. Pero el de Dos Hermanas es un músico inconmensurable; un coloso que eleva el instrumento a dimensiones poco alcanzables para aquellos con los que comparte generación. Le metió las manos a la bulería y mantuvo el nivel hasta alcanzado por sus dos compañeros, su toque sigue el patrón de este tiempo, pero no calca a nadie; le sobra creatividad y conocimientos para componer e interpretar músicas de muy altos estamentos. Y llegó Amargura, el punto y aparte de este concierto. Las variaciones que Jarana ha creado para esta pieza, la mejoran; no la superan, eso es casi imposible, pero la han enriquecido en todos los aspectos rítmicos, armónicos y melódicos. El público cayó rendido a los pies de los tres maestros ante la belleza y la evocación de la pieza.

La parcela cantaora la asumía Segundo Falcón, el artista al que más cantaores emblemáticos le caben en la cabeza, pero para rememorarlos a todos no había tiempo. Abrió con la toná chica y con la toná del Cristo, que engarzó con los estilos siguiriyeros de Triana, con el Reniego de Cagancho llevado a su terreno, pero ligándolos sin respirar como es en la matriz. Segundo apuesta por una forma de cantar que a veces se sale de la llave y los estilos no suenan a los originales, los llena de variaciones que pertenecen a ese concepto que tantas críticas negativas le ha generado, pero hay que reconocerle los conocimientos y el atrevimiento con el que defiende su ideal de cante. Siempre sabe por dónde va, un ejemplo, la seguiriya. No se trata de vanguardia, todo lo contrario, lo que hizo anoche, no puede ser más añejo; es el esquema, que le pide paso a modulaciones inusuales y él le abre las puertas en libertad sin medir el riesgo. La soleá del Zurraque, la soleá apolá y la soleá petenera de cierre, son ya una pieza clásica de su repertorio, y el cantaor se las lleva por donde quiere aportándole detalles propios que le aportan frescura. A su intervención en solitario le quedaban la malagueña del Canario, con letra de José el de la Tomasa, las alegrías en las que se unieron las tres guitarras y la tanda de fandangos que dedicó a algunos de los fandanguilleros sevillanos: Carbonerillo, Aznalcollar, Bizco Amate, Pichichi (o sea, Choza) y un quinto con reminiscencia a Antonio El de la Calzá, pero con la letra también del Bizco “Taberna del Matadero”.

Canales salió entonces para bailar por seguiriya al modo y forma que a él le place, ya no le tiene que demostrar nada a nadie. Es un maestro que ahora baila con regusto, dejándose llevar por el momento y se pone el escenario por montera si se lo pide el cuerpo, los prejuicios no calzan sus botas. Y el cuerpo le pedía ayer gustarse y se gustó. Como baila Canales por tangos, no baila nadie, pero la gente se queda con el envoltorio y no ve allí donde tanta sabrosura y esencia ahí. Es lo que ocurrió cuando salió al escenario para bailar por soleá con unas botas luminosas. En realidad, las lucesitas, no aportaban nada al baile, pero él es así y así nos gusta. Falcón le ponía cantes, entregado hasta romperse la voz, para que el maestro se coronase, y en la bulería salió una vez más su magia. Al final un fin de fiesta con Torombo y Bobote reclamando que ellos también son Sevilla. Una noche para la historia de gozosa Amargura.

FICHA ARTÍSTICA

Bienal de Flamenco de Sevilla/ Espectáculo: “…Y Sevilla”/ Cante: Segundo Falcón/ Guitarras: Rafael Riqueni, Manolo Franco y Paco Jarana/ Baile: Antonio Canales/ Percusión: Antonio Coronel/ Compás: Bobote, Torombo y Juan A. Pérez/ Coros: Inma la Carbonera y Cristina Sánchez/ Lugar y fecha: Teatro Lope de Vega, Sevilla, 28 de septiembre de 2014/ Aforo: lleno.

Clasificación: ****

Comentarios

    1. Carlos rios

      Simplemente pienso que nunca se puede agradar a todo el respetable pero para mi umilde opinion es de lo mejor por no decir lo mejor que a pasado despues de el bailaor farruquito por toda la bienal

      Responder
  1. Lola

    ¿Con quién hay que hablar para que vuelva Com.flamenco? Somos muchos los que hemos pasado esta Bienal echando de menos los resúmenes y deseando ver en casa con tranquilidad lo que ha dado de sí el festival. No se entiende que un programa de esa categoría no lo haya recuperado Canal Sur. ¿Y a este periodista? No se puede escribir mejor, por Dios…

    Responder
  2. Juan Fuentes

    Con todos mis respetos a los demás críticos, pero veo demasiada ojana en algunas críticas y demasiada ostentación de los que las escriben. Me gusta aunque está ya un poco manido, Manuel Bohórquez, que por cierto se pasó diciendo que María Pagés era la más grande. Los otros, el de ABC y el del Mundo ya no dejan de darles vueltas a sus repetitivas frases, se ve que tienen ganas de destacar siempre ellos. Antonio Ortega es harina de otro costal, y la gente lo sabe y lo comenta en los teatros. A mí es el que más me gusta desde que lo conocí por la tele. Yo también quisiera que volviera su programa y echo de menos los de la Bienal. Canal Sur mucho carnaval pero al flamenco no lo quiere, eso lo sabemos todos los andaluces.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ERROR: si-captcha.php plugin: GD image support not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable GD image support for PHP.

ERROR: si-captcha.php plugin: imagepng function not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable imagepng for PHP.