Ana Ruiz: “Esta profesión no es sólo un trabajo, es una manera de vivir”

Sevilla Directo - 05/12/2012 13:13:16

Alejandro Reche Selas | Ana Ruiz tiene la sonrisa de la ilusión de la actriz que empieza, a pesar de su ya dilatada experiencia en televisión (‘Cámera Café’ o ‘Amar en tiempos revueltos’) y en teatro desde que comenzara a actuar en Los Padres Blancos. La  sevillana se encuentra en su ciudad para el estreno absoluto de la obra ‘De par en par’, en la que actúa junto a Cuca Escribano, Julia Trujillo o Esperanza Elipe en el Teatro Quintero, en cartel hasta el 9 de diciembre. De esta obra, de sus inicios teatrales y de otros aspectos habló Ana Ruíz para Sevilla Directo.

Sevilla Directo: ¿Cómo se vincula al proyecto?

Ana Ruiz: En principio era un proyecto muy nuevo, con gente que tenía muchas ganas e ilusión por hacer este texto, se pusieron en contacto conmigo y, debido al momento de crisis en el que estamos, demostramos que nos unimos para llegar a la gente. El texto dio muchas vueltas, ya que se trata de una dramaturga novel, y había ciertos puntos que había que cogerle. Ha habido mucho trabajo en equipo y todos apoyamos los cambios. Mi personaje se ha ido haciendo poco a a poco, cogiendo pautas de distintos sitios.

SD: El hecho de ser aquí el estreno, a pesar de los ensayos, ¿es un texto que permite variaciones una vez que la obra empiece a rodar?

AR: Los monólogos son como puntos de vista de los personajes. Se trata de una función convencional donde cada uno tiene su momento de presentación y su visión sobre lo que le está pasando. El concepto está muy cerrado, por lo que no da lugar a una progresión. Creo que la función irá creciendo con el tiempo, pero no en el sentido de añadirle cosas, porque ya es bastante completa, tiene ya bastantes conflictos y elementos.

SD: Echando la vista atrás, sus comienzos teatrales fueron aquí en Sevilla ¿qué recuerdos tiene de esos años?

AR: Mis comienzos fueron el motor para dedicarme a lo que me dedico. Siempre me ha gustado mucho el teatro. Creo que viene de familia, porque, aunque nadie se ha dedicado profesionalmente, en mi casa siempre ha gustado mucho la poesía, el teatro, las novelas. Yo comienzo a hacer teatro en Los Padres Blancos, a nivel de aficionado y eso fue creando una sensación de “quiero más” y de repente me di cuenta que es de lo que quiero vivir, que quiero enfocar mi vida a esta profesión, que no es sólo un trabajo, es una manera de vivir.

SD: ¿Qué representó en Los Padres Blancos?

AR: Empecé con ‘Don José, Pepe y Pepito’ de Luca de Tena, también hice ‘Doña Rosita la soltera’ (de García Lorca), ‘Un marido de ida y vuelta’ (de Jardiel Poncela) pero el recuerdo más significativo es de ‘Don Juan Tenorio’, que lo hice durante dos años y se hizo en el Barrio Santa Cruz, en el mes de noviembre, por lo que se salía un poco del circuito.

SD: En su carrera se dan una serie de coincidencias. Por ejemplo, ‘De par en par’ se estrena en este teatro como lo hizo ‘Agonía y éxtasis de Steve Jobs’, con Daniel Muriel con quien usted coincidió en ‘La importancia de llamarse Ernesto’, de Oscar Wilde ¿qué recuerdos tiene de esa función?

AR: Fue la primera función que hice en Madrid en un gran teatro, donde ves tu cara en los carteles. Venía de hacer televisión y eso fue lo que me dio la oportunidad de volver a hacer teatro, el hecho de ser una cara conocida, por ‘Cámera Café’. Gracias a esa función pude enfocar mi carrera más al teatro en estos últimos cuatro o cinco años.

SD: Otra casualidad es que la semana pasada vino a Sevilla ‘Los habitantes de la casa deshabitada’, de Jardiel Poncela y en su curriculum profesional hay dos obras de este autor: ‘Un marido de ida y vuelta’ y ‘Las siete vidas del gato’ ¿qué cree que tiene de especial Jardiel Poncela?

AR: ‘Las siete vidas del gato’, por ejemplo, tiene unos textos enormes, pero está tan bien escrito que cuando te aprendes fácilmente un texto, no es porque tengas facilidad para aprendértelo, es porque el texto es fácil de decirlo. El talento es del que lo escribe, no del que lo estudia. Tiene el talento de montar una trama liosa con dobles sentidos y juegos de palabras pero te lo plantea de una forma muy fácil, los personajes los dibuja tan bien que facilita el trabajo. Creo que era un autor con mucho talento. Tenemos grandes autores de teatro en España, como él, que habría que rescatarlos.

SD: Más recientemente, vino a Sevilla con ‘El galán fantasma’ de Calderón de la Barca ¿qué supuso para usted enfrentarse a esta obra?

AR: Cuando me proponen algo, y cuanto más difícil sea, me lanzo. Primero, el reparto (Manuel Gallardo, Carmen Morales, Juan Calot, Patxi Freytez, Santi Nogués y Alejandro Aréstegui), invitaba mucho también, porque Manuel Gallardo dice el verso como si estuviera comiendo magdalenas. En todos los trabajos intenta sacar aprendizaje, para lo bueno y para lo no tan bueno, pero yo creo que es importante hacer, conocer, mirar, escuchar, tener la humildad de que alguien con una gran trayectoria como Manuel Gallardo, o, en este caso, Julia Trujillo, te dé consejos y la verdad es que, en ese sentido, siempre me he sentido muy arropada. En ‘El galán fantasma’, el director, Mariano de Paco, intentó unificarnos en la forma de decir el verso, ya que cada uno lo decía a su manera. Estábamos bastante acoplados. Cada trabajo que haces es un aprendizaje

SD: Por otro nexo pasamos a la televisión, ya que, con Carmen Morales, también coincide en la quinta temporada de ‘Amar en tiempos revueltos’, donde sus personajes, como el de Bárbara Lennie, compartían interés por un mismo hombre, el doctor Salcedo (Nacho Fresneda) ¿Cómo valora el paso por esa serie, que forma parte de la historia de la pequeña pantalla?

AR: Creo que es toda una experiencia para todos los actores que pasamos por esa serie. Trabajar de época es un incentivo y mi personaje, Cayetana, tenía mucha enjundia, ya que era una pija que al final como que se redime. Tengo también grandes amigos de la serie. Cada trabajo te posibilita trabajar con gente y tener vivencias que unen mucho. Como ahora, ensayamos mucho, comemos juntos etc…

SD: En ‘De par en par’ coincide con Esperanza Elipe, su compañera de Cámera Café. Ese programa ¿le dio técnicas interpretativas nuevas, en cuestión, por ejemplo, de ritmo?

AR: Bueno yo aquí empecé con ‘La Banda del Sur’ y luego estuve en Disney, pero ‘Cámera Café’ fue un subidón de todo. Recuerdo que grabamos el piloto en Milán, sin saber bien si iba a salir, porque se había hecho en Telemadrid y no había funcionado. El éxito fue una sorpresa para todos, que nos alegró muchísimo y a todos nos ha beneficiado para nuestra carrera posterior.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*