TENIDA BLANCA MASÓNICA

Antonio Hernández: “La masonería establece un espacio de igualdad donde convivir y trabajar juntos”

Juanma Moreno - 16/05/2014 13:16:53
Antonio Hernández masonería
En Sevilla apenas hay un centenar de masones en activo pese a que la primera logia apareciera en la capital hispalense allá por 1771. Hoy en Sevilla hay cinco logias masónicas que pertenecen a cuatro obediencias distintas. La decana de éstas es la Logia Obreros de Hiram con 29 años de existencia y unos 40 hermanos, y este viernes celebra una Tenida Blanca en su taller masónico, un encuentro con no masones para divulgar su trabajo.

Antonio Hernández es el presidente de esta entidad, o Venerable Maestro, si atendemos a su orden interno, heredado directamente del sistema gremial de la Edad Media. Hablamos con Antonio para conocer mejor que es la masonería, cuáles son sus objetivos y procedimientos y cómo se desarrolla en la ciudad de Sevilla.

Antonio el mundo de la masonería cuenta con un vocabulario particular donde encontramos expresiones como ‘tenida blanca’ ¿qué es esto exactamente?

Es una conferencia que un masón da a no masones. La palabra tenida viene del francés, de ‘tenir’, que significa sostener, es un tipo de reunión muy ritual, donde todo está muy ordenado y a estas reuniones ceremoniales las llamados tenidas, pese a que esta será muy light en cuanto a la simbología.

¿Y el concepto ‘blanca’ a qué alude concretamente?

El término blanco en masonería se refiere a la posibilidad de incorporar a profanos, a no masones. Pero tenemos un aforo limitado, y es por eso que controlamos el número de asistentes.

¿Qué encontrará quien asista a esta tenida blanca, cuál será el contenido?

Pues vamos a mostrar como es un local masónico por dentro, una logia, y la conferencia será una introducción a la masonería.

En la difusión de este acto se habla de ‘masonería del siglo XXI’. ¿Qué diferencias existen entre la masonería de hoy y la de otros tiempos?

Muchas y no tantas como debiera quizás. La masonería es una organización que surgió hace más de 300 años en una sociedad que es muy diferente la nuestra. Los problemas del hombre son más o menos los mismos, y por eso funciona la metodología masónica, pero la sociedad es muy diferente. Por ejemplo, en el siglo XVIII no existía el concepto de opinión pública y ahora la sociedad funciona en red. La masonería tiene muchos problemas para mostrarse, en el siglo XVIII podías existir casi sin necesidad de explicarte mientras que hoy en día eso la sociedad no lo digiere bien.

Es importante comunicar para minimizar prejuicios, ¿no?

No los eliminaremos nunca. Con la tenida pretendemos primero algo muy poco ambicioso, y es que los familiares y el entorno cercano a los propios hermanos vean que no nos comemos a nadie. Además, tratamos de aportar un granito de arena para normalizar la práctica masónica, para que la gente vea la masonería como algo normal.

Pero hay muchos masones que prefieren evitar hablar del tema o hasta ocultarlo.

Sí, muchas personas prefieren no comentarlo en el trabajo o en la familia, precisamente por esos prejuicios.

Usted es Venerable Maestro. Explíquenos un poco cómo funcionan las jerarquías en la masonería.

Nosotros funcionamos como un gremio medieval y somos herederos directos de los gremios de constructores de la Edad Media, de cómo se organizaban y de sus métodos de aprendizaje, también de su terminología. La masonería es un fenómeno muy complejo pero hay tres niveles fundamentales: el aprendiz, el compañero y el maestro. El aprendiz es el primer estadio en el que aún no sabes donde estás, se te perdona todo, se permite que estés pendiente… En el grado de compañero se te trata como igual pero aún no tienes adquiridos todos tus derechos como masón, que se adquieren cuando se es maestro.

¿Cuáles son esos derechos?

Por ejemplo ser elegido, si no eres maestro no puedes optar a venerable maestro. Además los maestros son quienes organizan toda la actividad de la logia. En la ejecutiva de la logia hay una serie de oficios, de cargos como presidente, vicepresidente, secretario, tesorero, etc. y lo ideal para formarte como masón es que pases por todos los cargos. Las cosas se ven diferente si conoces los detalles de cada trabajo y sabes apreciarlo.

El cargo de Venerable Maestro tiene una limitación de dos años, ¿crees que ese modelo rotatorio debería adoptarse en otras estructuras?

No al mismo nivel, porque hay estructuras muy complejas donde no vale un sistema rotatorio simplemente porque te toca, pero por ejemplo la limitación de los mandatos si es positivo, y esto es una opinión muy personal porque en la logia no se admiten posturas políticas, a nosotros nos sirve para que nadie patrimonialice la logia y al final se crea que es suya, por eso lo mejor para evitar la tentación lo mejor es dos años y fuera.

¿Y el Gran Maestro?

Es el presidente nacional, el representante de la obediencia.

¿Cómo es la masonería española en comparación con otras?

La masonería española es muy débil. Hay más tradición y fuerza en las masonerías inglesas, donde surgió, en Francia, en Bélgica, en Estados Unidos, en países que han mantenido una tradición democrática ininterrumpida, mientras que en España no es así.

¿Cómo afectó el Franquismo a la masonería española?

Fue muy complicado. No es que se haya reconstruido es que la estamos reconstruyendo todavía. La masonería en España ha sido de las más potentes de Europa durante mucho tiempo, sobre todo, durante la primera y la segunda república. Durante la primera república llegó a influir en el establecimiento de un rey masón, que fue Amadeo de Saboya, y propició la llegada de la primera república, fue el momento con más masones en España.

El problema es que a la masonería se ha visto como algo muy peligroso desde los sectores más tradicionalistas de España. Aquí la Inquisición estuvo en activo hasta el siglo XIX prácticamente, y la persecución de masones fue aquí mayor que en ninguna parte. La masonería española ha pasado por buenos tiempos, por ejemplo a mediados y finales del siglo XIX, y por malos, pegando un bajón después de la crisis de 1898, porque muchos movimientos revolucionarios en América latina fueron comandados por masones. Además, la masonería ha sido legal muy poco tiempo en España.

¿Cómo ha persistido la masonería en otros regímenes autoritarios?

En España se siguió persiguiendo a los masones pero en la Alemania nazi los masones estuvieron en campos de concentración, en la Rusia comunista se entendía la masonería como una organización burguesa, en las dictaduras de derecha porque era una organización revolucionaria, es decir, en todas las dictaduras menos en la cubana, curiosamente, ha estado perseguida.

¿Por qué en Cuba no?

Nunca se ha prohibido ni perseguido la masonería porque el padre doctrinal de la revolución cubana, José Martí, era masón militante y activo. Pero la masonería allí es débil y está intervenida por el estado, se acepta que haya miembros del estado presentes en reuniones masónicas.

¿Cómo funciona la masonería en la clandestinidad?

Pues con menos personas pero con más compromiso. Luego el otro momento de esplendor de la masonería española llegó con la segunda república, y Sevilla particularmente fue el lugar de España con más presencia de masones en España en proporción con el número de habitantes.

¿Y cómo siguió el contexto masónico español después de Franco?

Aquí tuvimos a Franco que estaba obsesionado con la masonería, por eso se persiguió y fusiló a masones, y se llegó a juzgar como masones a más de los que había antes de la Guerra Civil. En España no quedaron masones con Franco, o se fueron al exilio o murieron. Cuando llega la democracia hay que reconstruir desde cero la masonería y hacerlo con una población que desconocía la masonería y con una contrapropaganda de 40 años, que decía que los malos de España eran los de  la organización judeomasónica comunista.

¿Permanece ese idea hoy de algún modo?

Cuando hoy aún vamos fuera de España y explicamos a otros masones europeos que aquí todavía tenemos que hacer pedagogía de la masonería se echan las manos a la cabeza.

¿Qué diferencias habrá entre la tenida blanca de este viernes y una tenida normal?

El comportamiento será menos estricto, más libre, menos ceremonial. Después no colocamos todos los símbolos que hay en una tenida, porque un ritual siempre es chocante y puede descolocar.

¿Y por qué esa importancia de la solemnidad del rito?

Porque el rito forma parte del aprendizaje de la masonería. En nuestras tenidas se ritualiza la entrada, cada cosa allí tiene un significado: el momento en que se oye la música, el momento en que se encienden las luces, el atuendo puede tener cierta importancia, la disposición de elementos en la logia, los textos que se emplean… La escenificación de este ritual es un psicodrama, es decir, intentamos colocarnos a parte de nuestra vida cotidiana para centrarnos en el trabajo que hacemos allí.

Si el fin de la masonería es mejorar como persona y sociedad, ¿cómo se conjuga ese rito tan separado de la cotidianeidad con nuestra vida diaria?

La masonería te ofrece un guión simplificado en tres pasos. Primeramente hay que encontrarse, conocerse a sí mismo, es decir, hasta qué punto lo que eres tú, eres tú realmente o es el resultado de tu educación y de las influencias de tus círculos.

¿Y esto cómo se hace?

A través de tus trabajos personales, de tu reflexión sobre la simbología masónica, que es una simbología diseñada para facilitar ese trabajo de conocerte. Y esto es un trabajo durante toda la vida, los masones siempre somos aprendices, el rango de maestro sirve para adquirir la plenitud de los derechos masónicos y los maestros tenemos el conocimiento de las herramientas pero siempre estamos aprendiendo.

La segunda parte se trata de conocer. Cuando ya sabemos lo que somos y conocemos nuestra materia prima vamos a generar el proyecto de lo que quiero ser.

¿Cómo participa el grupo en ese proceso individual?

Es complicado de explicar. Tú eres incapaz de saber por ti mismo como eres completamente. Si tú eres un pesado solo lo sabes si te das cuenta de que los demás lo expresan. Cada uno necesitamos de los demás para conocernos a nosotros mismos, y ese es el trabajo colectivo de la masonería. Es un método constructivo, desde la exposición del trabajo individual de un hermano el resto construye, aporta cosas sobre lo escrito, que van a servir al autor del trabajo para tener otros puntos de vista.

La masonería es la única organización donde lo que se premia es la diversidad y no la comunidad. Las personas solemos reunirnos y agruparnos cuando tenemos algo en común, los seguidores de un equipo de fútbol, los afiliados a un partido político, etc. pero en la masonería no, nosotros tenemos una máxima que es unir lo disperso y es posible encontrar en una misma logia personas de diferentes ideologías.

Existe el prejuicio de identificar masonería con izquierda.

Es un prejuicio, se puede ser de derechas y masón. La derecha no es única, ahora, si eres de ultraderecha no puedes ser masón porque no crees en la libertad, la democracia y los derechos humanos.

¿En la logia Obreros de Hiram hay miembros de izquierdas y de derechas?

Normalmente las logias españolas están escoradas hacia la izquierda ideológicamente pero nosotros hemos tenido militantes del Partido Popular y del Partido Socialista trabajando juntos.

También hemos contado con personas que han ocupado altos cargos en sus distintas religiones, para quienes la religión es uno de los aspectos fundamentales de su vida.

Primero hay que mejorar individualmente, no puedes cambiar la sociedad si no te has mejorado a ti, este es el fin principal. Una vez que tú has encontrado tu camino entonces puedes cambiar la sociedad, desde la fórmula más humilde, como tú eres mejor persona la sociedad es mejor, o de una forma más ambiciosa.

Estamos en una sociedad que cada vez es más diversa, donde mi hija comparte clase con alumnos de muchas nacionalidades, creencias y culturas,  y la gestión de la diversidad se les atraganta a las sociedades europeas. ¿Cómo se gestiona una sociedad diversa? Pues como hace la masonería desde hace 300 años, se establece un espacio donde las personas pueden convivir y trabajar juntas en un espacio de igualdad, independientemente de las diferencias políticas y religiosas.

¿Cómo es el proceso de acceso a vuestra logia?

Para ingresar en masonería se hacen una serie de entrevistas para conocerte lo mejor posible, porque luego el trato es frecuente. Para la entrada hay que enviar una carta de presentación y luego se le hace una entrevista donde se le introduce o se dan fuentes para que la persona se informe sobre la masonería y la logia. Si entonces sigue interesado pasa por un proceso de entrevistas con varios maestros y luego los hermanos votan en base a lo que han oído y se decide. Es una organización con muchos trámites para entrar y donde es muy fácil salir.

Resúmenos el contexto masónico sevillano.

En Sevilla trabajan cuatro obediencias diferentes. Nuestra obediencia es la Gran Logia Simbólica Española, y además de Obreros de Hiram está la logia Mediodía. Luego hay una logia de la obediencia Gran Logia Española, que es de origen anglosajón y obligan a creer en algo divino, la logia Itálica. También en Sevilla hay una logia bajo la obediencia francesa Gran Oriente de Francia, que se llama Tartessos. Esta logia si permite hablar de política por ejemplo, aunque hay libertad de ideología. Ahora en junio se abre otra logia de esta obediencia, la Antonio Machado en Marchena. Y también está en Sevilla la logia Luz de Al- Andalus, que pertenece a la Orden Mixta Internacional Derecho Humano, que es una organización española con posicionamiento en muchos países.

¿Cuáles son las reglas comunes en todas las logias masónicas?

Ser hombre libre de buenas costumbres.

¿Cómo se define lo de las buenas costumbres, a través del proceso de entrevistas?

Ser un buen ciudadano, ser alguien de trato sencillo, es evitar que alguien nuevo perjudique la dinámica del grupo.

¿Cuales son los límites a la diversidad que reúne la masonería?

Los límites son ser mayor de edad, libre y de buenas costumbres, dentro de eso hay logias que exigen más requisitos que otros. Algunas no admiten mujeres, otras exigen ser creyente, en la nuestra sí pueden entrar ateos y mujeres.

¿Qué sentido tiene la palabra creyente dentro de la masonería?

Puedes ser de cualquier religión monoteísta, o incluso, creer en algo superior, creer que hay algo.

¿Vosotros trabajáis con la Biblia y apeláis al Gran Arquitecto del Universo, no es esto contradictorio?

No, yo por ejemplo soy agnóstico, y cada masón a la Biblia le da una interpretación individual y muy libre. Es más una hipótesis de trabajo. Nosotros trabajamos la masonería con la hipótesis de que existe un orden, sino partimos de ahí no le vamos a dar sentido a nada de lo que hagamos. Si crees que todo es para nada no te metas en masonería, nosotros estamos aquí porque creemos que con el esfuerzo se puede alcanzar una medida.

¿Funcionan las logias masónicas sevillanas como lobby?

No tenemos fuerza para eso. En Sevilla en activo no hay más de 100 masones y nuestra logia es la más numerosa. Sí puede funcionar como lobby en países como Francia, donde tienen mucha fuerza. Como lobby bien entendido, incluso hay grupos de trabajo en la Unión Europea donde la masonería liberal tiene hueco.

¿Cómo te gustaría que fuera la Logia Obreros de Hiram a medio y largo plazo?

Nos gustaría dar un salto de calidad, que la logia fuera un espacio donde hubieran muchas más personas, donde participara más gente y se pudieran hacer más cosas de una manera más organizada, gracias a la implicación de gente comprometida con este objetivo.

Y todo ello sin poder hacer proselitismo.

No se debe hacer proselitismo porque es muy importante que las personas que decidan entrar en la logia lo hagan con un claro compromiso, porque esto es una actividad que desgasta mucho, sobre todo aquí, ser masón en España es muy duro. Es una actividad que necesita tiempo y somos pocos.

Antonio muchas gracias y suerte en vuestro proyecto.

Muchas gracias a vosotros, un placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*