Ciclo Woody Allen: Irrational Man (2015)
29/11/2017
Irrational-Man1

Un drama criminal destacable por su cinismo | Adrián González Viña

Woody Allen ha explorado a lo largo de su filmografía muchos temas, obsesiones a las que trata de encontrar sentido a través del arte. Una de ellas es la noción del crimen perfecto, la culpa y el silencio de Dios (su ausencia) ante este panorama. Como complemento perfecto y evolución de discurso a Delitos y faltas (1989), Match Point (2005) y Cassandra’s Dream (2007), el cineasta estrenó hace dos años Irrational Man, su cinta criminal más trivial y ligera en las formas, pero sin duda la más cínica de las cuatro.

Sustituyendo la gravedad de Delitos y faltas, Allen escribe un relato criminal que arranca pareciendo una comedia romántica, y que es la enésima prueba del talento supremo como narrador del cineasta, que ha llegado a un punto en su carrera en que le preocupan cada vez menos las florituras narrativas, y prefiere ser conciso y sencillo en lo que plantea. Esta opción, todo sea dicho, tiene sus desventajas, que en Irrational Man se manifiestan en una colección de escenas de transición de lo más ortopédicas y que se alargan como si el director quisiera rellenar metraje, una escena ridícula en la que Jill se mete en la casa de Abe y dos voces en off explicativas en exceso. La habitual desidia visual en la puesta en escena que caracteriza la última década y media del cine del neoyorquino también está presente, pero aquí es más apropiada para la sobria historia que se está contando, y el gran Darius Khondji ofrece algunos planos de lo más hermosos.

Y aun con esto, que lastra el resultado final pero ni por asomo lo hunde, la cinta roza la excelencia por lo que plantea y cómo lo plantea, por la sutileza con que la ligereza se torna en tragedia y el relato muda de piel hasta asombrar al espectador, que se ve sobrecogido por el cinismo con que el director y guionista inunda cada segundo de metraje (la cena con los padres de Jill es de una negrura digna de aplaudir). Y aunque de esto podría haber salido un extraño híbrido de comedia y drama sin gracia ni emoción, Allen deposita los dos roles principales en los excelentes Joaquin Phoenix y Emma Stone, perfectos en cada registro que se exige de ellos. Como la última parada en un discurso muy oscuro sobre la futilidad de la existencia, Irrational Man surge de una mente tan lúcida como negativa, y resulta de lo más curiosa porque contiene palabras mayores en un envoltorio que parece liviano.

Estados Unidos, 2015. Dirección y guion: Woody Allen. Reparto: Joaquin Phoenix, Emma Stone, Jamie  Blackley, Parker Posey, Ethan Phillips, Betsy Aidem, Sophie von Haselberg. Fotografía: Darius Khondji. Duración: 95 minutos.

Valoración: ***1/2

Extraordinaria | *****
Notable | ****
Buena | ***
Correcta | **
Mala |*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*