Con las cosas de comer no se pacta
15/05/2017

El pasado día 12 se cumplió un año de mi primer artículo en la sección de Blogs de este medio, lo hice con una mezcla de responsabilidad y preocupación; hacia tiempo que escribía en mi propio blog y no me suponía (eso creía al menos) problema alguno seguir escribiendo, aunque en una faceta nueva, algo así cómo de opinador y, además, en nombre de mi formación política. De ahí esa mezcla antes comentada.

La experiencia hasta el día de hoy ha sido muy gratificante, pero tengo que reconocer que cumplir con lo que a mí mismo me exigí (publicar todas las semanas) me ha resultado más complicado de lo que suponía; no es lo mismo escribir cuando te venga en ganas, que escribir bajo la presión de un día prefijado. Este mismo artículo es un reflejo de lo que digo, debería haber estado el lunes 8 por la mañana y se publica una semana después. En cualquier caso, la profesionalidad del equipo de SevillaDirecto y, sobre todo, la dedicación y la comprensión de Juanma Moreno lo ha hecho todo muy fácil. Gracias por vuestro trabajo.

Decía aquel 12 de mayo de 2016 haciendo alusión al nombre del blog que “Entiendo un compromiso con Andalucía estando comprometido con Sevilla, ambas cosas son paralelas, complementarias y compatibles, por eso este espacio, que tan generosamente nos cede Sevilla Directo, lo utilizaré para buscar esa compatibilidad necesaria y deseable.” En ello he puesto mi empeño y espero haberlo conseguido, al menos mínimamente, pero queda mucho por recorrer y renuevo ese compromiso desde este momento. Me da la impresión que esto no ha hecho más que empezar.

Días atrás, coincidiendo con la feria de Sevilla, que ya es ganas de coincidir, nos hemos encontrado con la desagradable sorpresa de que el gobierno de Rajoy ha llegado a un acuerdo con la derecha nacionalista vasca para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Parece que cuando se necesitan, se encuentran y olvidan sus “viejas rencillas”. Un acuerdo que supone una indecencia política, tal y como se decía en una nota de prensa de Iniciativa Andalucista, la confluencia de la izquierda andalucista. Poníamos de manifiesto que la política de siempre, la que algún y alguna cursi ha llamado la del “bipartidismo imperfecto”, lo ha vuelto hacer, ha puesto de relieve que cuando es necesario, la España institucional de 1978 se une, al margen de algún asunto “menor” como ETA. Lo hizo el sevillano González y también el madrileño Aznar, así como el pucelano Zapatero y esta vez lo ha hecho el gallego Rajoy. Es una muestra ejemplar de la vieja política.

En este caso con una vuelta de rosca más, porque supone apoyar a un Gobierno corrupto a cambio de privilegios. Además este acuerdo, después de la crisis que seguimos padeciendo, es la profundización en un modelo en el que la equidad interterritorial no es un objetivo. Un ejemplo que lo demuestra es que mientras, según el INE, Euskadi tiene un nivel de pobreza del 9%, Andalucía soporta el 35%. Y de camino se vuelve a incumplir el Estatuto de Autonomía ya que las inversiones presupuestadas para el 2017 bajan el 36,6% para el año 2016 y una vez más, en este caso, con el apoyo del PNV, no se tiene en cuenta en los PGE, el peso de la población que es el 18% de la española y las inversiones suponen el 13%.

Este pacto es una vergüenza tanto para el PP como para el PNV, ya que permite mantenerse en el gobierno a un partido corrupto, que está en él, gracias a la abstención de parte del PSOE y que ahora, sin ningún reparo va a conseguir sacar adelante un presupuesto a cambio de una buena cantidad de dinero que van a engrosar las arcas del gobierno vasco. Un pacto que se hace con las cosas de comer de los andaluces y las andaluzas, un pacto contra los que más lo necesitan, un pacto al margen de la justicia distributiva que debe imperar en los Presupuestos que dicen que son los de la salida de la crisis. Un pacto que va a perpetuar la situación de retraso de nuestra tierra.

La pregunta/denuncia está clara, ¿van a apoyar sus señorías elegidas en Andalucía, del partido que sean, estos presupuestos?

Es necesario crear un espacio andaluz que manifieste de forma contundente que Andalucía es clave para que un proyecto justo, equitativo y libre sea posible en los próximos años. No se trata de ser más que nadie, tampoco menos; se trata de que las necesidades de las andaluzas y los andaluces encuentren primero, presupuestos para revertir la situación actual que compensen el agravio, que tras 35 años de gobierno socialista en Andalucía, se encuentra nuestra tierra y segundo para dar un giro importante y suficiente para que Andalucía se convierta en un territorio de oportunidades para el empleo de calidad y sostenible, para un desarrollo compatible con la forma de vivir y ser de las andaluzas y los andaluces y para avanzar en salud, educación, cultura y modelo económico al servicio de todas y todos.

No es un llamamiento vacío de contenido, lo hemos publicado y enviado a las fuerzas políticas actuales con un compromiso serio y formal de convertir a nuestro territorio en un espacio de cambio para mejorar y para ello es necesario pasar a la acción. Una Marea Andaluza y andalucista es necesaria.

Miembro de la Coordinadora Nacional y responsable de Comunicación de Iniciativa por Andalucía (IxA).
@jochimet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*