El hombre cerdo
13/07/2017

En pleno desarrollo de las fiestas patronales de San Fermín, miles de personas se agolpan en las calles ofreciendo imágenes de locura y desenfreno en una ecuación en la que parece haberse hecho imprescindible el sexo para despejar la diversión.

Los últimos años parece que el desenfreno sexual se ha desatado y está fuera de control, al menos mediáticamente. Denuncias de violaciones, agresiones y abusos sexuales se acumulan en las oficinas de las fuerzas de seguridad mientras en las calles continúa la juerga. Por lo que se publicita en medios y redes sociales parece que todos los hombres que acuden a esa fiesta lo hacen con una intención lasciva que no parece existir en todas las mujeres que allí se dan cita. Ni lo uno ni lo otro.

el hombre cerdo

Cierto es que cualquiera de esas conductas ha de ser erradicada con toda la fuerza y ejemplaridad que el Código Penal establece, pero no es menos cierto que también hay hombres que ven violentado su cuerpo y parecen en obligación de soportarlo estoicamente, incluso de forma placentera.

Yo he sido joven y, dentro de mi muy limitada belleza física, atractivo para alguien. En situaciones de aglomeración en alguna ocasión una mano se posaba en determinadas zonas de mi anatomía, cuando eras consciente, parece que tenías la obligación de aguantarlo, incluso de entregarte presto a la autora del tocamiento, y puedo admitir que no me resultaba agradable en modo alguno.

De suceder esto el hombre sólo tiene dos posibilidades. La primera es la de soportar el hecho con humor aunque le haga maldita la gracia y la otra es huir despavorido. Denunciar la agresión no se plantea como viable pues para la sociedad un hombre sólo puede ser víctima de un delito contra la libertad sexual si el autor es otro hombre.

Soy hombre y no soy un cerdo, no gano más que mis compañeras de trabajo, soy igual de padre que la madre de mi hija y creo firmemente en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres desde el prisma de la equidad, nunca por retribución histórica.

Pablo Cambronero Piqueras es letrado.
Militante de Ciudadanos Sevilla.
@AlbaMensual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*