El PSOE en manos de Patxi
18/05/2017

Tiempos aciagos se ciernen sobre las cumbres borrascosas socialistas. En los peores momentos del PSOE en Democracia dos personas dividen las políticas, la ideología y lo peor, a la militancia.

Me resulta harto complicado intentar resumir la situación en la que se encuentran las bases socialistas en este momento. La mayoría habla de división “fifti fifti” entre la rama pro podemita de Sánchez y la tradicionalista de Susana, con un testigo de excepción: el ex Lehendakari Patxi. Yo lo defino como una lucha de egos preludio del fin del PSOE tal como lo conocíamos.

Es precisamente Patxi el que ha recibido la invitación pública del más necesitado de poder en esta ecuación. Sánchez invita desesperadamente a sumar a su candidatura los votos de Patxi, (según el mismo los de la unidad), pues con ellos parece que se rompería la igualdad que se desprende del proceso de avales. Pero esta invitación sólo tiene levísimo y casi invisible rastro ideológico: el “antipeperismo” extremo donde cualquier medio justificaría el fin de desahuciar al Rajoy de la Moncloa.

Creo que las palabras, y sobre todo los gestos, de Susana son escasos, pero muy jugosos. Humilla a Sánchez por mostrarse feliz de ser un “perdedor” e invita a la militancia a mostrarle su apoyo para ganar las elecciones, ocultando tras su forzada sonrisa una preocupación que se hace evidente para los que llevamos tiempo observándola. Hay que recordar que si Sánchez se juega el estar o desaparecer de la política activa, Susana se juega la supremacía de su partido en el bastión Andaluz, pues una derrota le enviaría de vuelta a presidir un hemiciclo que la sitúa lejos de sus muros y que colocaría al PSOE en una precaria situación para reeditar gobierno.

Suceda lo que suceda parece que el único que no va a perder es el que ya ha perdido. Va a ser Patxi quien decida tanto el líder como la ideología que mantendrá el PSOE en los próximos años.

Pablo Cambronero Piqueras es letrado.
Militante de Ciudadanos Sevilla.
@AlbaMensual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*