La defensa del sistema público de pensiones, ¿merece una huelga general?
14/04/2018

A partir del pasado 17 M, con cerca de dos millones de personas (pensionistas, mujeres, jóvenes, trabajadores, parados, estudiantes….) en las calles de este país defendiendo el Sistema Público de Pensiones y exigiendo la revalorización al IPC de todas las pensiones así como la derogación de las medidas más perniciosas y regresivas de la Reforma de 2011 (particularmente la ampliación de 65 a 67 años para poder jubilarse, la de 35 a 37 años para la obtención de la base reguladora, el índice de revalorización del 0,25% o la introducción del factor de sostenibilidad para entrar en vigor en 2027) y la derogación total de la Reforma de 2013 (que ha adelantado la aplicación del factor de sostenibilidad a 1 de enero de 2019)….a partir de ese día reitero, sin desmerecer convocatorias anteriores, han quedado de manifiesto varios elementos, a mi entender, de gran importancia. A saber:
Un enorme poder de convocatoria de las distintas Plataformas y/o espacios unitarios en Defensa del Sistema Público de Pensiones (nucleadas alrededor de la Coordinadora Estatal) que sin apenas medios han interpelado a la sociedad en su conjunto y conseguido un éxito que solo los políticamente ciegos pueden negar. Dicha capacidad movilizadora, además, alcanzada con un cuerpo reivindicativo claro, explicado y asumido a través de cientos de asambleas por miles y miles de personas que, desde luego, poco tiene que ver con la sola subida de las actuales pensiones y sí mucho con la exigencia del mantenimiento y mejora del Sistema Público de Pensiones como derecho constitucional y universal, frente a los intentos de privatizarlo.

Un segundo elemento a destacar y muy importante es que, a pesar de la orquestada campaña para hacer ver la “insostenibilidad” del Sistema y con el objetivo de introducir inquietud y miedo respecto al futuro del mismo, ha quedado patente su sostenibilidad presente y futura y que el problema no es que no haya recursos sino que lo que no hay es voluntad política para derivarlos de otros gastos y para modificar y mejorar la política de ingresos (destope de las bases máximas de cotización, anulación de las tarifas planas, reforma fiscal progresiva, financiación de los déficits vía PGE…).

Un tercer dato a valorar es la enorme capacidad pedagógica que este movimiento ha sabido desplegar para hacer entender a la sociedad en su conjunto que la ofensiva descalificadora contra el derecho a pensiones dignas no es un problema sólo de l@s actuales pensionistas (que también) sino fundamentalmente de los futuros y de tod@s l@s trabajadores de este país que algún día accederán a una pensión. Es decir, del conjunto de la clase trabajadora y no de este o aquel sector social.

Pues bien y a pesar de estas movilizaciones masivas, propuestas viables y alternativas y capacidad de alianza social del “pensionismo” la respuesta del gobierno del PP y sus aliados políticos, especialmente Cs, así como de las aseguradoras y sector financiero, ha sido la de ofrecer una tramposa y falaz “subida” que para empezar deja al 47% de l@s pensionistas ( 4.937.604) con el 0,25% de revalorización y al resto con subidas que van desde el 1% para las pensiones de entre 700 a 860 euros hasta el 3% para las mínimas y, todo ello además, supeditado a que haya Presupuestos cosa que a estas alturas es bastante improbable. Por cierto, no deja de ser curioso que antes de las movilizaciones tanto Montoro como Rajoy y el resto del gobierno repitiesen como un mantra que no había dinero, que no era posible subida alguna y de pronto como por arte de birlibirloque apareciese aunque sea el “chocolate del loro”, confirmándose así una máxima incontrovertible de la lucha social y es que las movilizaciones siempre, y más si son masivas como estas, obtienen resultados.

No obstante, ¿estos resultados satisfacen los objetivos planteados en la lucha de las pensiones? Evidentemente no. Es más, resulta claro que lo que se ha pretendido por parte del gobierno, amén de una apariencia de “generosidad”, es fragmentar, contener y/o dividir al movimiento en Defensa del Sistema Público de Pensiones, en mi opinión con escaso o nulo éxito.

En este sentido, si hablamos ( como escribí en mi artículo publicado el pasado 19 de febrero de 2018, en este mismo medio y titulado “Pensiones. ¿La última batalla social?”) de un posible nicho de negocio, (alrededor de 126.000 millones de euros anuales es el gasto en pensiones ), trasvasando rentas sociales a rentas de capital, de un intento de quebrar un derecho conquistado y universal como son las pensiones dignas y de calidad, recogido en los artículos 50 y 41 de la Constitución y, entre otros intentos por hacernos regresar al siglo XVIII, de una agresión al conjunto de la clase trabajadora, tiene sentido la pregunta que da título a esta reflexión, máxime cuando las masivas movilizaciones no reciben, por parte del gobierno, la respuesta exigida y justa que legítimamente se demanda.

Es por ello que opino y, modestamente propongo, que en la preparación de las próximas movilizaciones de los días 16 y 30 de abril,( en la antesala de la gran manifestación del 5 de mayo) así como en las mismas y las que posteriormente se convoquen, tanto la Coordinadora Estatal y las diversas Plataformas así como las alianzas sociales que se vienen tejiendo en las últimas semanas en Defensa del Sistema Público de Pensiones y contra el Proyecto Europeo de Planes Privados de Pensiones, así como por la subida igual al IPC y la restitución de la pérdida de poder adquisitivo sufrida por las pensiones en los últimos años y, por supuesto, la eliminación del Factor de Sostenibilidad….se debata la respuesta a la pregunta de inicio.

En este contexto, en este escenario económico, social y político, con la acumulación de fuerzas que se viene alcanzando y con la insuficiente y cerril respuesta del gobierno y sus aliados que vienen dando….¿Merece una Huelga General la Defensa del Sistema Público de Pensiones?. Para mí la respuesta está clara, es sí, en cualquier caso, reitero, es una posibilidad que debiera debatirse con serenidad en el seno preparatorio de las movilizaciones en marcha y de las que se proyecten.

@ARTorrijos
Ex portavoz municipal de IU en el Ayuntamiento de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ERROR: si-captcha.php plugin: GD image support not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable GD image support for PHP.

ERROR: si-captcha.php plugin: imagepng function not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable imagepng for PHP.