Sobre el distréss. ¿Y eso qué es lo que es?
17/03/2017

Buenos días querido lector,

En un artículo ya editado hace algún tiempo en este mismo medio, Sevilla Directo, hablaba del estrés y de sus causas más importantes.

En principio haremos un breve repaso de ellas.

A continuación hablaremos del distress y de la importancia que tiene este “chiquillo” en nuestras vidas. Realmente es para tomárselo muy en serio ya que puede llevarnos hasta la misma muerte. Como verás querido lector no es para tomarse a la ligera.

Estas son algunas de las causas:

1. No saber desconectarse de los problemas. Los problemas que se originan en el trabajo deben quedarse en él y no llevártelos a casa. Ese agobio que tenemos nos acompañará a todas partes, ya que los problemas tienen la virtud o mejor dicho, la mala virtud, de acompañarnos siempre. En todo momento y a cualquier lugar. Los chiquillos son bastante pesados.

2. Aplazar la toma de decisiones. Hay personas que el dicho de “lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana” parece que lo entiendes al revés. Lo que puedas hacer hoy mejor déjalo para mañana.

3. No priorizar. En la vida lo importante siempre es lo importante, aunque algunas personas siempre vivan en lo urgente. Hacen de bomberos todo el día. No entienden que lo importante siempre es lo primero y cuando no ordenas tus tareas al final todo se convierte en urgente y tú te conviertes en un apagafuegos.

4. Ser reactivo. En la vida existe el dicho chino que reza así: “Ante la preocupación ocupación” y no el siguiente: “Te preocupas más de lo que te ocupas”; Hay veces que se tarda menos en “hacer que en pensar”. Ponte manos a la obra. La palabra clave es “PROACTIVO”. Anticípate.

5. Asertividad. El saber decir “no” es muy importante. Y aunque la asertividad sea mucho más que eso, sí es muy importante. No, no, no, no y no. Grábate esa palabra y si tienes que decirla, dila.

6. No descansar lo suficiente. El cerebro necesita descansar las horas suficientes. No creas que por no dormir o dormir poco vas a hacer más. Descansa. Te encontrarás más relajado y rendirás mejor.

7. Los ladrones de tiempo. Estos sí que tienen delito. Si alguien nos roba el dinero y lo “trincan” puede acabar en la cárcel. Si lo pierdes en una mala inversión puedes recuperarlo pero con el tiempo no ocurre así. El tiempo que has perdido se perdió y ese ya no vuelve.

Hay un dicho que reza así: “Quien pierde una hora la busca todo el día. Quien pierde un día lo busca toda la semana. Quien pierde una semana lo busca todo el mes. Y quien pierde un mes lo busca todo un año. Por último el que pierde un año lo busca toda la vida”. Piensa en cuáles son tus ladrones de tiempo.

8.- Planifica. En mi pasado militar hay una frase que se repite en mi cabeza y que ya en su día me dijeron que me la grabase a fuego y así ocurrió. “Si fracasas al planificar, planificas el fracaso”.

9. No seas perfeccionista. Otro dicho, hoy estoy sembrado de dichos, dice que “la perfección es enemiga de lo rentable”.

Una vez realizado este pequeño repaso, el articulo completo como te he comentado puedes leerlo íntegramente en este blog, vamos a ver a este distress que se mete en nuestras vidas y como no lo saques a tiempo puede darte muchos quebraderos de cabeza.

Las 5 fases del distréss

El Instituto Canadiense de Estrés, tras estudiar millares de personas con distréss, ha descubierto cinco fases distintas de evolución:

Estas son las 5 fases del estrés negativo:

1ª Fase del distréss (fatiga física y/o mental): Se comienza a experimentar algunas señales de que la vitalidad disminuye con picos regulares de fatiga, mayor somnolencia, desmotivación, etc. Con el tiempo va empeorando, pero normalmente en esta fase los análisis médicos no muestran ninguna prueba orgánica de enfermedad.

2ª Fase del distréss (mal humor que causa problemas personales): La persona comienza a estar irritable y de mal humor. Como consecuencia, se experimentan problemas con compañeros de trabajo, familia y amigos, lo que potencia la sensación de mal humor y desamparo, creándose un círculo vicioso. Consecuentemente la persona se vuelve más solitaria tomando una actitud de enfado con el mundo.

3ª Fase del distréss (descontrol emocional): Tras la tensión interna creada en la segunda fase, se entra en una tapa emocionalmente cada vez más agitada que acaba perturbando las capacidades del individuo, que empieza a dudar de sí mismo por problemas de concentración, pesimismo o para tomar decisiones, así como también se intensifican las dificultades interpersonales, manteniendo difícilmente el equilibrio emocional. Puede derivar fácilmente en depresión o explotar con la mínima.

4ª Fase del distréss (dolencias físicas crónicas): El cuerpo comienza a manifestar evidencias por pasar tanto tiempo en estado de estrés, ya crónico. El síntoma principal es la tensión muscular, especialmente en las zonas cervicales, hombros y lumbares, además de dolores de cabeza, incluso migrañas. Aun así, en esta fase tampoco aparece nada en los análisis médicos. Estos síntomas se pueden paliar con acupuntura, masaje, ejercicio físico, etc. Pero hasta que no se trate el distréss, que es la verdadera causa del problema, sólo son parches.

5ª Fase del distréss (patologías físicas): Es un estado de agotamiento crónico y es aquí cuando el daño físico acumulado durante mucho tiempo se hace visible, en algunos casos de forma rotunda, en forma de enfermedades comunes, desde resfriados, gripe, asma, úlceras, colitis, etc. o enfermedades más graves, como hipertensión, problemas cardiovasculares serios, pudiendo llegar al infarto.

Como habrás leído es algo bastante grave y ahora que ya sabes que existe y le hemos puesto nombre ten mucho cuidado con él.

Siempre digo que un poquito de stress es bueno. Es como ese café de más que te mantiene despierto y alerta. A ese stress bueno se le llama eustréss del cual hablaremos otros día.

Espero te sea de utilidad y que pases un magnífico fin de semana.

Un abrazo.

Martín Arévalo

Coach personal, empresarial y de ventas
martinarevalo.com
martinarevalocoach.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*