Vivir matando
14/11/2017

Ya comprobada la dureza de mollera del ser humano, la imprudencia temeraria de nuestro modelo de vida y la insalubre y ridícula actitud de nuestras psiques; hoy algunos de estos humanos, (con algo más de amplitud de miras), nos iluminan con un informe que habla de una situación prácticamente irreversible en la viabilidad de la vida en el planeta.

Apocalíptico es el informe que se publica hoy en determinados medios, poniendo de manifiesto una situación que ya comienza a ser palpable en nuestra cotidianidad. Son 15.000 científicos los que lanzan literalmente este “segundo aviso” a la humanidad, (el primero data de 1992), y lo hacen empujados por no ya hipótesis, sino por datos concretos y situaciones que ya se están produciendo.

Duraderas y persistentes sequías, inundaciones, gigantescos incendios y catastróficos sucesos meteorológicos que se multiplican año tras año mientras los yanquis y los chinos se dan el más sucio de los apretones de manos comerciales.

No parecemos ser conscientes de que los salvajes excesos que estamos viviendo están provocando el hundimiento del delicadísimo equilibrio natural que nos permite seguir multiplicándonos como el virus que somos.

Pesará sobre nuestras conciencias, (y nuestras lápidas), la rápida destrucción del entorno que con la mayor de las inconsciencias estamos ejecutando. Vamos tarde, y lo peor, ni vamos.

Pablo Cambronero Piqueras es letrado.
Responsable de Comunicación de Ciudadanos Sevilla.
@AlbaMensual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*