Vuelve ‘Quejío’. Un desgarrador y actual grito de libertad e igualdad
17/02/2017

El pasado 15 de febrero en el teatro Salvador Távora ubicado en el barrio obrero del Cerro del Águila de Sevilla se repuso la obra “Quejío” del grupo La Cuadra. La fecha no es casual, coincide con la de su estreno hace, nada menos, que cuarenta y cinco años en un 15 de febrero de l972, en plena dictadura franquista.

Puede pensarse que la reposición de una obra teatral  tras tanto tiempo desde su estreno ha perdido su vigencia y actualidad, sin embargo nada más lejos de la realidad. “Quejío” fue, en su día, un referente social, cultural y político en la lucha contra la opresión, la explotación y la ausencia de libertades que sufrían l@s jornaler@s y el pueblo trabajador andaluz a manos de terratenientes y latifundistas en el escenario de una brutal dictadura fascista. Escenificaba descarnadamente, a través de un cante profundo y de letra desgarradora la miseria que vivían centenares de miles de trabajadores, su sufrimiento y la voluntad de emancipación y libertad.

Cuarenta y cinco años después pienso que continúa siendo un referente.  En los momentos económico-sociales tan difíciles que vivimos así cómo tan confusos ideológicamente, con sus secuelas de paro, sumisión laboral, emigración, precariedad, pérdida galopante de derechos sociales, jibarización de las libertades, salarios indignos… “Quejío” muestra su vigencia y plena actualidad de denuncia y alternativa a la situación presente por la que atraviesan millones de trabajadores y no solo del campo y no solo de Andalucía.

La obra no deja un minuto a la dispersión ni a la distracción, el espectáculo es directo, creíble, bien escenificado y dirigido, pura rebeldía y dolor a través del cante, de sugerentes letras que describen excelentemente el sentimiento de denuncia y lucha de los jornaleros pero que bien pudiera ser de obreros industriales  de la época o de precarios, parados o subempleados de la actualidad.

“Quejío” se presentó en París, el 22 de abril de l972, en el Gran Anfiteatro de la Sorbona desde entonces recorrió el mundo con su grito ronco, dolido, agresivo y profundo, alejado de los estereotipos del flamenco que promocionaba la dictadura en tablaos y teatros para alienar y divertir. Han sido veinticinco espectáculos estrenados, más de cinco mil funciones realizadas, treinta y cuatro países visitados y la asistencia a doscientos festivales Internacionales.

Y, ahora vuelve a Sevilla, a ese espacio de teatro popular que es el Salvador Távora por sólo nueve días, hasta el 26 de febrero, dándonos una oportunidad de recordar y reflexionar sobre la injusticia y la rebeldía ante ella, ambas tan actuales y asimétricas. Y, hacerlo a través de una obra original, bien construida y bien interpretada. En mi opinión, una obra que hay que ver y compartir en ella el compromiso de libertad e igualdad.

@ARTorrijos
Ex portavoz municipal de IU en el Ayuntamiento de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*