La carrera del revés
13/09/2017
Que en Sevilla siempre es Miércoles de ceniza, aunque andemos aún guardando los meybas y las chanclas agosteñas, resulta tan cierto como que la magnitud socioeconómica de nuestra Semana Mayor no cabe, ni en esos siete días, ni en los cuarenta de la Cuaresma.