El Miércoles Santo deja un sabor agridulce

Alba C. de la Hoz - 28/03/2013 10:35:50

Foto: Ismael Molina
La frustración fue la gran protagonista del Martes Santo. Las previsiones meteorológicas hacían presagiar que el Miércoles Santo sucedería lo mismo, pero la lluvia ha dado tregua y junto a la valentía de muchas hermandades del día ha hecho posible una jornada de entusiasmo en las calles de Sevilla. A pesar de este acto de valor, cargado de ilusión, las precipitaciones hicieron acto de presencia al final de la jornada, aunque de forma moderada, haciendo a la hermandad de Los Panaderos volver a su templo. Hasta cinco cofradías han enfilado las calles sevillanas camino a la Catedral, sin olvidar a La Sed, San Bernardo y el Buen Fin, las únicas hermandades que tomaron la decisión de no realizar su estación de penitencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*