FÚTBOL | BET 4 - UDL 0

El Real Betis conquista su sexto Carranza con más goles que juego

Barranquero Maya - 12/08/2018 01:06:03
Foto: Real Betis. Foto: Real Betis.
El equipo verdiblanco, finalista por obra y gracia de la necesidad organizativa del trofeo, supera a la Unión Deportiva Las Palmas gracias a la precisión de Canales y al oportunismo e insistencia de Loren. Al equipo canario le faltó más acierto ante la portería bética para ofrecer más resistencia. El Betis no ganaba este clásico trofeo desde 2007. El exbético Rubén Castro se quedó sin jugar.

Suigéneris final la de esta LXIV edición del Trofeo Carranza que afrontaba esta noche el equipo de Quique Setién habida cuenta de su clasificación directa. Oportunidad inmejorable para sumar su sexto Carranza teniendo en cuenta también que en frente estaba una Unión Deportiva Las Palmas hecha para la Segunda División tras el descenso de la temporada pasada. Eso sí, el equipo del sevillano y exsevillista de Arahal Manolo Jiménez sí se ganó su pase a la final tras vencer al Cádiz en los penaltis.

Empezó el equipo verdiblanco como se preveía habida cuenta de la diferencia de categoría entre los dos equipo y de su filosofía de juego. Así pues, la iniciativa fue suya, comenzando el juego a través de sus tres centrales, Mandi, Javi García y Sidnei, quienes junto con el portugués Carvalho y el mexicano Guardado trataban de encontrar a sus jugadores más habilidosos entre líneas, Canales y Boudebouz. Arriba se movía con insistencia Loren y en bandas se encontraban Francis y Junior. En la portería estaba Pau.

No obstante, en los primeros compases, a la mínima que podía el equipo canario trataba de circular la pelota para encarar rápidamente a la defensa bética. Así consiguió la primera oportunidad. Un rechazo en un central bético le dejó la pelota a Espiau, quien no disparó demasiado acertado a pesar de su buena posición y su cercanía a la portería, lo que permitió a Pau atrapar el balón con su estirada.

El Betis continuó circulando pero sin ser capaz de desestructurar el buen posicionamiento del equipo canario, lastrado por la falta de rimo y de movilidad de los jugadores ubicados por delante del balón, pero una pérdida de los amarillos que terminó en una falta y en un posterior córner le permitió al Betis inquietar por primera vez la meta de Nauzet. Pero fue poca cosa y en esa poca cosa se fue desarrollando el partido, que despertó tímidamente con un pase en largo de Mandi a la subida de Junior, jugada que terminó en un centro de este y un despeje solvente de la defensa de Las Palmas.

Pero poco a poco, a pesar de la falta de profundidad, el Betis dejaba sin respuesta al equipo canario, cuyos intento de salida eran ahogados en la amalgama medular del Betis, reduciendo el partido al toque y más toque bético, inofensivo eso sí sin la presencia activa de Canales ni Boudebouz y la poca inspiración de Guardado y Loren entre líneas.

No fue hasta el minuto 29 cuando apareció Canales. Lo hizo con un disparo desde lejos que se fue a córner. Minutos después alcanzó otro córner el equipo de Setién, pero jugada que acabó en contraataque canario. No fue gol porque el delantero llegó cansado a un pase que lo dejaba delante del portero. Sidnei aprovechó para cortar.

Tuvo que afrontar el Betis el primer cambio en el minuto 33. Entró Feddal por Javi García por lesión. La siguiente jugada de cierto peligro volvió a ser para Las Palmas, que en este tramo conseguía despegarse el dominio infructuoso del Betis. Despejó la defensa bética.

Y cuando la primera parte parecía que acabaría en el 0-0 más anodino, le llegó un balón a Loren tras un centro de Francis. Su disparo golpeó en el defensa lo suficiente como para no desviarse de la trayectoria de la portería pero sí superar al portero. 1-0. Minuto 42. Los pocos minutos que quedaban dieron para ver los mejores del Betis en este periodo. Frecuentó el área del equipo canario, acumuló tres córneres y a punto estuvo de conseguir el segundo gol en un reverso de Loren, poco acertado pero sí muy persistente.

La segunda parte comenzó sin cambios y con el equipo canario con más intención de buscar la portería bética, lo que le dio para sumar dos saques de esquina en los primeros compases, córneres defendidos sin demasiados problemas por el Betis. Respondió a la siguiente el equipo bético con una internada de Junior por su banda y nuevo córner. Poco a poco volvió a hacerse con el balón y, ahora sí, encontrar más huecos en la defensa canaria, en una de ellas Francis no encontró rematador.

En el 54 llegó una gran combinación por banda izquierda entre Boudebouz y Junior que acabó en un centro al que no llegó Loren. El segundo gol parecía estar al caer. Las Palmas parecía no tener respuesta. Para encontrarla Manolo Jiménez dio entrada al delantero Expósito por Benito en el 57. Y no se puede decir que no lo intentara. Pero el Betis vivía demasiado cómodo con el balón y también a la contra, lo que le daba para llegar a Nauzet cada vez con mayor facilidad ante el cansancio in crescendo canario.

En el 63 la tuvo primero Guardado y después Feddal tras un disparo desde fuera, pero especialmente importante fue la ocasión del minuto 65, en un contraataque que acabó en la bota de Guardado, su volea dentro del área fue rechazada en una gran intervención del portero. Al minuto, nueva ocasión, esta vez fue Feddal de cabeza. Nauzet volvió a evitar el segundo gol bético.

Pero a falta de 20 minutos llegaron los cambios del Betis. Salieron Boudebouz, Francis y Loren por Sanabria, Brasanac e Inui, cambios que sacaron del partido al Betis en su primera toma de contacto. Y es que a la reanudación sucedió una de esas jugadas también características de este Betis del “tiki-taka”. Pérdida a la salida de balón y delantero contrario solo ante Pau. No supo resolver. Y al minuto, otra. Jugada embarullada en el área bética que acabó con un jugador canario delante de Pau otra vez. Su disparo, demasiado tímido, lo pudo sacar el portero. Las Palmas perdonaba la vida al Betis y lo iba a pagar caro y pronto.

El Betis espabiló y de qué manera. En una jugada por la derecha iniciada por Canales y llevada por Brasanac, este pasó al japonés Inui, quien no pudo controlar dentro del área. El balón no obstante llegó a Canales quien lo golpeó hacia la red. 2-0. Y a la siguiente jugada, entrada por la banda izquierda de Junior, cuyo balón llegó de nuevo a Canales tras pasearse por el borde del área grande. Disparó el cántabro sin necesidad de controlar. 3-0. Enorme precisión la del centrocampista. Y no se iba a quedar ahí la cosa. Nueva entrada de Junior por su banda cuyo centro esta vez fue rematado a la red por Brasanac en el segundo palo. 4-0. La UD Las Palmas había desfallecido.

El Betis consigue así su sexto Trofeo Carranza y finaliza una pretemporada en la que ha levantado muchas ilusiones entre su afición pero en la que también se le han visto lagunas crónicas, principalmente la ausencia de velocidad en posiciones ofensivas y los famosos despistes en la salida de balón. El viernes visita el Levante el Villamarín en el primer partido de Liga y no anda muy lejos el primer derbi. Mientras queda la espera de posibles nuevas incorporaciones y salidas.

Ficha:

4 – Real Betis: Pau, Francis (Brasanac, m. 70), Mandi, Javi García (Feddal, m. 34), Sidnei (m. 86), Junior, Carvalho, Guardado (León, m. 78), Canales, Boudebouz (Inui, m. 70) y Loren (Sanabria, m. 70)

0 – Las Palmas: Nauzet, Parras, Deivid, Mantovani, Castellano, Ruiz de Galarreta, Christian Rivera (Josemi, m. 66), Fabio, Benito (Expósito, m. 58), Espiau y Sacko

Goles: 1-0, m. 41: Loren. 2-0, m. 74: Canales. 3-0, m. 76: Canales. 4-0, m. 79: Brasanac

Árbitro: Domínguez Fernández. Amonestó a Rivera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*