TRIBUNALES

El Supremo abre causa contra Diego Cañamero por coacciones en la huelga de basuras de El Coronil

Agencias - 14/11/2017 19:18:27
cañamero
Ve indicios de un delito de coacciones para iniciar o continuar una huelga, así como de delitos de resistencia a la autoridad. El diputado ha asegurado que espera que se archive la causa porque la huelga fue "pacífica".

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha abierto causa al diputado de Unidos Podemos y dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) Diego Cañamero por delitos de coacciones para iniciar o continuar una huelga, así como por delitos de resistencia a la autoridad en relación con la huelga de la basura de El Coronil en 2013.

La Sala ha nombrado instructor al magistrado Andrés Palomo del Arco y ha acordado que la parte de la investigación relativa a los no aforados continúe en el Juzgado de Instrucción número 4 de Utrera.

En un auto, ha afirmado que la exposición razonada enviada por dicho juzgado recoge hechos que “pudieran ser delictivos y que aparecen respaldados por concretas diligencias de prueba de las que puede inferirse la participación en ellos” por parte del diputado de Unidos Podemos.

En dicha exposición razonada, se atribuye a Diego Cañamero la convocatoria como secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) de una huelga en el servicio de recogida de basuras, con fecha de inicio el 8 de enero de 2013, que fue autorizada por la Consejería de Economía, que fijó unos servicios mínimos.

Durante los días de huelga, siempre según la exposición razonada, grupos de entre 25 y 80 piquetes del sindicato impidieron a los trabajadores cumplir con los servicios mínimos establecidos, pese a que no secundaron la misma y acudieron a sus puestos de trabajo, actuando de forma coactiva y persistente al impedir la salida de los camiones, sentándose en el suelo delante y presionándoles para que no salieran a recoger la basura, provocando la baja laboral de todos ellos ante la presión sufrida.

Posteriormente, el 8 de febrero de 2013, según la exposición razonada, Diego Cañamero y otros de los investigados cortaron el tráfico en la carretera que une Utrera y El Coronil para impedir que los tres camiones de una empresa externa, que fue contratada por el Ayuntamiento para realizar el servicio, pudieran realizar su trabajo.

El juzgado también recogió en su exposición razonada que la huelga continuó hasta marzo de 2013, y que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía tuvo que declarar en varias ocasiones la existencia de riesgo sanitario para la salud pública en todos los puntos de recogida de basura de El Coronil.

El PSOE de El Coronil celebra la causa contra Cañamero y pide que renuncie a su acta de diputado

La agrupación socialista de El Coronil ha celebrado la apertura de la causa. Los socialistas que gobernaban por aquel entonces el municipio con Jerónimo Guerrero como alcalde, han expuesto que Cañamero, otrora primer edil del municipio por IU, arrastró a la localidad a una “ilegal y salvaje huelga de basuras” que se prolongó durante 72 días de enconado conflicto.

“Durante esos días, por parte de Cañamero se produjo un daño irreparable a vecinos y trabajadores municipales de la limpieza”, rememoran los socialistas, que acusan al veterano líder jornalero de haber “coaccionado y amenazado a los trabajadores, poniendo en riesgo la salud pública de los vecinos cuando evitó la recogida de la basura almacena en la calles, pese a que las autoridades sanitarias habían decretado dos alertas sanitarias”.

“Pedimos a la dirección de Podemos que aplique su propio código ético y pida a Cañamero que renuncie a su acta como diputado”, ha reclamado el PSOE de El Coronil.

Cañamero espera el archivo de la causa porque la huelga de El Coronil fue “pacífica”

Por su parte, Diego Cañamero ha manifestado que espera que el Tribunal Supremo “archive” la causa ya que dicha movilización fue “pacífica”. Cañamero ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que aún no se le ha comunicado “absolutamente nada” sobre la decisión que ha tomado el Tribunal Supremo y que se le tendrá que notificar en el Congreso. El procedimiento puede desembocar en la tramitación de un suplicatorio que deberá votarse en el Congreso.

Al inicio de la legislatura, el sindicalista agrario ya registró un escrito en el Congreso renunciando a su fuero, un gesto más simbólico que práctico ya que la ley lo impide, salvo que renuncie también al escaño. En todo caso, Cañamero ha asegurado que espera que la causa “sea archivada” porque el motivo del procesamiento “fue una huelga legal que estaban cumpliendo los trabajadores de El Coronil”.

Por ello ha aludido a “la sensatez” del Tribunal Supremo para que archive el asunto. Por otro lado, ha recordado que él mismo se declaró “insumiso judicial” en el año 2010 y por eso “no suele acudir a los juzgados”.

El diputado ha explicado que los hechos sucedieron en el año 2013 cuando se produjo “una huelga legal porque se habían despedido a algunos trabajadores”, y donde los piquetes “actuaron” pero donde también estuvieron las fuerzas del orden público. Según Cañamero, ellos “fueron testigos de que fue un proceso pacífico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*