DERBI | BET 2 - SFC 2

Empate salomónico que pone a los dos clubes de Sevilla en Europa

Juanma Moreno - 12/05/2018 21:17:04
Betis y Sevilla firman las tablas en un partido sin brillo y con emoción hasta el final. Los verdiblancos empezaron mandando sobre el césped y en el marcador pero poco a poco el Sevilla fue mejor. Goles de los centrales Bartra y Kjaer y de los goleadores Ben Yedder y Loren, que empezaron en el banquillo. Finidi fue homenajeado en los prolegómenos.

El derbi del siglo. Así se pregonó en la previa sin rubor. Aspavientos al margen, el de este sábado de mayo sí que era el derbi más emocionante de los últimos años. Aunque harto sabida es la consigna de que “un derbi es un derbi y no importan las situaciones particulares de cada uno”, sí que importan. Y este llegaba en fecha de comuniones pero con hostilidad, con menos retranca y más preocupación, sobre todo desde Nervión. Y era así porque a la cita acudía el mejor Betis que pueda recordar cualquiera de esos que están de comuniones.

Era un derbi sin complejos. No solo por un Betis que venía quinto, que venía con la cabeza más alta que nunca, que venía regalando fútbol. También lo era porque el Sevilla venía de una temporada en la que volvió a jugar otra final, aunque allí solo estuviera de cuerpo presente, y en la que volvió a romper su techo para escribir otra página histórica en Europa, pese a todo. Y sin embargo, esos hitos no sirven para el corto plazo cuando tras ellos llegaron sendas derrotas y alguna escabechina.

En esas lides, y porque ahora la tabla se ve verde sobre rojo, estábamos ante un derbi en el que los sevillistas necesitaban justificarse más que su vecino. Para ello el Sevilla había recurrido al instinto, al limo de su éxito, a la casta, a Joaquín Caparrós para reencontrarse con su ADN. Pese a la fama, el técnico de Utrera proponía un once para disputar el balón a los de Setién. Roque Mesa, N´zonzi y Sarabia estaban junto a Banega en la medular. Y pese al problema con el gol, Ben Yedder se quedó en el banco, en beneficio de Sandro. El Betis sin sorpresas, Sergio León en la delantera disipaba la única duda.

Arrancaba el partido en una soleada tarde caldeada por miles de enfervorecidos béticos y con el Sevilla agazapado en su madriguera. Todos muy juntitos, muy atrás, sin mirar casi al balón, que era patrimonio del Betis. Los locales tocaban con paciencia y aprovechaban el ancho del tapete con sus carrileros sobre la cal. Pronto se vieron llegadas de Barragán y Durmisi con tímidos centros desde los costados. Pero en una de esas Durmisi sacó una falta que Joaquín botó con maestría para que Bartra cabeceara a las mallas ante la inoperancia de la zaga sevillista. Minuto 5, 1-0.

El Sevilla seguía indolente, como si Caparrós no estuviera en el área técnica, como si no hubiera calado su discurso apelando a la testiculina. Ese que ensalza a las masas y se entrevera con lo patético, que no es suficiente para el largo plazo, pero que ayuda a una revolución de cinco partidos. Ese que la afición reclama como ingrediente fundamental en un derbi.

La mejor noticia para el Sevilla llegaba desde Getafe con el gol de Koke coincidiendo con el momento en el que el equipo de Nervión adelantaba líneas y se metía en el partido. Primero subiendo la presión y provocando las primeras imprecisiones en la zaga bética, y progresivamente con el talento de Banega destilando pases, pero el argentino estaba muy solo en la creación. Javi García estaba realizando un muy buen marcaje sobre Roque Mesa.

El dominio del Sevilla no se traducía en ocasiones de gol. Lo intentaban Banega y Sarabia con sendos disparos estériles desde fuera del área. Los de Caparrós necesitaban, además de remate, algo de calma para sacar rentabilidad a su presencia absoluta en campo bético.

El fútbol de los de Setién fue a menos desde el gol tempranero porque se quedó sin balón y, por tanto, sin argumentos. Hasta el descanso vivió de la renta, del entusiasmo y del empuje de su afición. Escaso bagaje pero gran botín en un partido sin brillo en el que los errores eran cada vez más protagonistas, un derbi.

La segunda mitad arrancó con cambios motivados por las amarillas. Boudebouz apareció en lugar de Guardado y Layún sustituyó a Sarabia. Pero el cambio principal iba a ser en el juego, ya que se iba a imponer la pizarra de Caparrós. El técnico sevillista lo iba a lograr sin interrumpir el juego a cada instante, sin patadas y sin necesidad de hablar del color de ningún genital.

El Sevilla mandaba en el derbi y lo hacía en base a toques, movimientos y llegadas. Al Betis apenas le duraba la posesión del esférico. Curiosamente el premio no llegó fruto de una de esas jugadas sino por un incomprensible error de la zaga bética en el área pequeña que aprovechó Ben Yedder, levantándose desde el suelo y empujando el balón a la red. Corría el minuto 57.

Notable descenso de decibelios en la grada y de vibraciones en más de 55.000 pechos verdiblancos. Setién reaccionó dando entrada a Loren y el canterano pudo desequilibrar de nuevo el partido dos minutos después de su entrada. Buena jugada del Betis con pase de Boudebouz a Joaquín para que el portuense dentro del área diera una asistencia magistral a Loren, pero el ariete decide controlar en lugar de disparar y ahí perdió su ventaja. Su tiro fue desviado por Lenglet y acabó en córner previo paso por el larguero.

La pelea por asegurarse la presencia en la competición del paragüero llegaba a sus cotas máximas. El Betis volvió a intentarlo dos minutos más tarde con un disparo de Fabián desde fuera del área que salió muy desviado. El derbi se ponía de ida y vuelta y en la retaguardia de Barragán había una falla muy peligrosa. Cerca del gol estuvo Banega en el 69 pero Fabián aguantó bien el amago del argentino. Nolito había gozado de otra muy similar en el reinicio del partido.

El choque seguía bajando en calidad y ganando en emoción al acercarse el final y gracias a los espacios facilitados por el cansancio. Así se llegó al minuto 78. El central Kjaer se convertía en goleador al aprovechar una nueva indecisión en el área bética. El danés remataba a gol un córner que no debió ser señalado.

Nuevo jarro de agua fría en Heliópolis pero al derbi le quedaba aún mucha adrenalina que derrochar. Y no se hizo esperar. Tres minutos después de la remontada sevillista llegaría el empate gracias a un gol de Loren. El canterano remató en dos ocasiones y desde el suelo consiguió lo que no pudo minutos antes en posición inmejorable. Apoteosis en la grada y poco más hasta el final, con dos equipos que daban por bueno un empate que les aseguraba estar en Europa la próxima temporada.

Con el pitido de Álvarez Izquierdo brazos alzados al cielo y aplausos en la grada. Alivio, satisfacción, objetivos cumplidos. La batalla había acabado y el honor se había salvado. Ahora los de Nervión, tras doctorarse en Old Trafford, volverán a la competición que los hizo grandes. Y ahora el Betis disfruta de su pase directo a esa misma competición, otrora menospreciada por mor de la maldita envidia. Hoy, la ciudad de Sevilla, puede presumir no solo de tener uno de los mejores derbis del mundo, sino también de plantar a sus dos clubes entre los mejores del viejo continente.

Real Betis: Pedro; Mandi, Bartra, Amat, Barragán, Durmisi; Javi García, Guardado (Boudebouz, 45), Fabián; Joaquín (Tello, 72), Sergio León (Loren, 59).

Sevilla FC: Soria; Kjaer, Lenglet, Mercado (Ben Yedder, 45), Escudero; N´zonzi, Banega, Roque Mesa, Sarabia (Layún, 45); Nolito (Vázquez, 85), Sandro.

Goles: 1-0 Bartra (5), 1-1 Ben Yedder (57), 1-2 Kjaer (78), 2-2 Loren (81).

Árbitro: Álvarez Izquierdo (comité catalán). Asistentes: Barranco Trejo y Méndez Mateo. Cuarto árbitro: Catalá Ferrán.

Incidencias: Partido correspondiente a la 37 jornada del campeonato de liga 2017-2018 disputado en el estadio Benito Villamarín (Sevilla) ante 55.588 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ERROR: si-captcha.php plugin: GD image support not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable GD image support for PHP.

ERROR: si-captcha.php plugin: imagepng function not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable imagepng for PHP.