EMPRENDIMIENTO

Emprendimiento y nuevas tendencias en el periodismo en la II edición de Sinercom

Ignacio Díaz - 29/11/2016 00:00:58
Imagen: @mariajosebayo Imagen: @mariajosebayo
Hasta 20 proyectos y 25 compañías han formado parte de esta nueva edición que ha reunido iniciativas universitarias de muy diversa índole.

La Facultad de Comunicación de Sevilla acogió ayer lunes la II edición del encuentro ‘Sinercom’, organizado por el Laboratorio de Proyectos en Comunicación (LabProCom) de la Universidad de Sevilla. Esta jornada, al igual que la pasada edición, tuvo como objetivo impulsar nuevos proyectos realizados por estudiantes a la vez que establecer un “nexo de unión entre los universitarios y el mundo empresarial”.

Además del mencionado encuentro entre estudiantes y empresarios, el evento ofreció una conferencia acerca de las nuevas tendencias en emprendimiento y periodismo al servicio de las nuevas tecnologías. En este apartado, el acto contó con las ponencias de Javier María de Domingo Morales, socio de Desarrollo de Negocio en Be Lean Up y director de Proyectos Keiretsu Forum Andalucía, y Eduardo Suárez, fundador de Politibot y El Español.

En su intervención, Domingo Morales quiso motivar a los estudiantes y asistentes para que buscaran nuevas ideas en sus proyectos. “Hay infinidad de posibilidades para emprendedores”, dijo Morales. Para él, la clave está en realizar proyectos conociendo los problemas de la gente y aportando soluciones. “Hay que salir a la calle para hacer eso”, instó a los estudiantes. “No se puede hacer desde tu despacho”.

Así, Morales expuso una batería de ideas para que los estudiantes buscaran inspiración más allá de su ámbito de confort. Encontrar sectores “infraservidos o sobreservidos”, estar atentos a los cambios de legislación o buscar nuevos segmentos demográficos como las tribus urbanas fueron algunos de los consejos que Domingo Morales lanzó a los universitarios.

Aunque para Morales, una de las cuestiones básicas para emprender se encuentra en la actitud. “Puedes salir a la calle pero si vas con las manos en los bolsillos no encuentras nada”, afirmó. Tomar nuevas ideas de cosas existentes supone un buen truco para él. “Le quitas las ruedas a una bicicleta y tienes una bici estática”, dijo.

Las ponencias se cerraron con la intervención de Eduardo Suárez, fundador de Politibot y El Español, además de haber sido corresponsal de El Mundo y colaborador en varios medios internacionales. Aún así, el turno de Suárez se centró en Politibot, una aplicación de mensajería inteligente implantada en Telegram que estuvo activa durante las pasadas elecciones generales de junio y que se centró en los bots, programas informáticos que pueden interactuar con los usuarios.

“Politibot surgió como un experimento entre amigos”, declaró Suárez, en referencia a los tres periodistas, dos sociólogos y dos desarrolladores que iniciaron la iniciativa. “Vimos en los bots y en la mensajería una oportunidad”. Y es que el periodista tiene claro que la tendencia comunicativa está cambiando, y que hoy día tienen predominancia los grupos cerrados y privados de conversación. Por eso eligieron la aplicación social Telegram, ya que, según él, “hay poca audiencia pero muy politizada”. Este fue un factor fundamental para que, junto a la facilidad de desarrollar y manejar Telegram, se impulsara esta aplicación por encima de titanes como Whatsapp o Facebook. “Era un entorno nuevo y experimental”, añadió.

Politibot, con un a cifra de 8.439 usuarios al final de las tres semanas de actividad durante la campaña, y con un total de 103.510 sesiones o veces visitado, ofreció a los usuarios sondeos, información seleccionada, artículos y gráficos empleando únicamente herramientas digitales. Eduardo Suárez ve la clave de su actuación en la capacidad comunicativa de los bots. “Era un bot personalizado, con carisma y que combinaba el humor con lo explicativo”. Y es que la aplicación había sido entrenada para responder a los usuarios con lógica acerca de temas políticos.

Para Suárez, Politibot fue un éxito, y por eso él y su equipo se encuentra ahora en pleno proceso de redefinir el proyecto. Y es que, según señaló, la aplicación consiguió que un 67 por ciento de las sesiones durasen más de un minuto, y un tercio de las mismas que se prolongasen más de cinco, un aspecto difícil de conseguir según las tendencias de los lectores en Internet.

El encuentro finalizó con el optimismo causado por las posibilidades existentes, pues según se defendió, nuevos proyectos pueden ser posibles. Así, los estudiantes abandonaron la sala para comenzar el networking  y el encuentro con empresarios con el objetivo de que fuesen ahora ellos los que hablaran de sus ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*