PRIMARIAS PSOE SEVILLA

Eva Patricia Bueno: “Queremos un PSOE reubicado claramente en la izquierda, de donde nunca debió salir”

Juanma Moreno - 15/09/2017 00:15:32
Eva Patricia Bueno en la sede de UGT Sevilla / Foto: J. Moreno. Eva Patricia Bueno en la sede de UGT Sevilla / Foto: J. Moreno.
Izquierda, militancia y rendición de cuentas son tres ejes de la propuesta con la que quiere convertirse en la líder de los socialistas sevillanos.

Eva Patricia Bueno es la cara del ‘sanchismo’ en el siguiente asalto entre los fieles de Pedro Sánchez y de Susana Díaz, amplia mayoría en Sevilla según las primarias a la Secretaría General. Pugna con Verónica Pérez, actual secretaria provincial del PSOE, para arrebatarle el cargo. Para que la batalla tenga lugar debe presentar, antes de este sábado a las 12.00 horas, 2.079 avales de entre los 10.394 militantes socialistas en la provincia de Sevilla. Es decir, el 20 por ciento de la militancia debe avalar a cada candidata para éstas opten al cargo, en lugar del tres por ciento como se acordó en el 39 Congreso Federal con el apoyo de Pedro Sánchez.

Bueno es actualmente la secretaria general de la Agrupación del PSOE en Miraflores, su barrio. Es profesora interina de educación secundaria, tiene tres hijos y es ingeniera técnica agrícola y licenciada en ciencias ambientales. Ha sido concejal en el Ayuntamiento de Sevilla durante ocho años (2007-2015), primero siendo delegada de Parque y Jardines en el gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín y luego edil en la oposición en el equipo del actual alcalde, Juan Espadas.

¿Habrá primarias?

Esperemos que haya primarias, para ello estamos trabajando ya que la democracia tiene su sentido cuando hay urnas y la gente puede votar libremente. Estamos luchando para conseguir los avales pero el objetivo es que la militancia se pueda expresar libremente. Vamos bien, estamos animados, hay ilusión y gente en los actos que estamos haciendo.

Nos lo han puesto difícil no habiendo permitido una participación mayor, pero ahí estamos trabajando para que haya urnas.

En relación a esa polémica con la necesidad de recabar el 20 por ciento de avales de la militancia para concurrir en las primarias, como defendió el Congreso Andaluz, frente al tres por ciento de Pedro Sánchez aprobado en el 38 Congreso Federal, ¿le parece que el PSOE es ahora el partido más democrático de España?

Sin duda. No hay ningún partido en este país que esté haciendo las primarias como las hace el PSOE, independientemente de lo que eso supone internamente, que abre el debate y muestra las discrepancias entre compañeros, pero está claro que refuerza el partido.

La discrepancia enriquece y al final fortalece a la organización

Pero esas discrepancias se han mostrado como claras divisiones, ¿considera que el PSOE está dividido en base al resultado de las primarias entre Sánchez y Díaz, es decir, en dos partes del 30 y el 70 por ciento aproximadamente, o esa división es de otra forma?

Mientras la división sea por un debate de ideas está bien porque la discrepancia enriquece y al final fortalece a la organización. Lo mediático también aporta su granito de arena al magnificar estas discrepancias internas, pero ahora hay un secretario general que lo es de todos los socialistas de este país, y una secretaria general en Andalucía que lo es de todos los socialistas andaluces. Esa cuestión de divisiones hay que verla como un debate de discrepancia en las ideas pero cuando la militancia decida a sus dirigentes todo el mundo apoyará esa opción.

¿Qué considera que hay que modificar de manera fundamentalmente en el PSOE sevillano?

El rumbo que tenemos está claro, nosotros queremos un PSOE de Sevilla reubicado claramente en la izquierda como así emanó el 39 Congreso. En una izquierda de donde nunca el partido debió salir. Y queremos un partido socialista que vuelva a conectar con la realidad social de los barrios y los municipios, una realidad que nos dio la espalda. Ese es el objetivo y para ello debemos hacer de la militancia la columna vertebral del partido, porque son los militantes y las militantes desde las casas del pueblo los que tienen esa conexión con la sociedad, con la realidad. La militancia debe trasladar al partido las inquietudes, problemáticas y realidades de los territorios y el partido debe analizar y responder.

¿Ese rumbo hacia un partido más de izquierda, más abierto y con la militancia más empoderada suena a alejarse más del PP y aproximarse más a Podemos? Le pregunto también en clave de posibles acuerdos o alianzas.

Debemos hacer de la militancia la columna vertebral del partido

El partido socialista no se parece al PP ni a Podemos, tenemos 138 años de historia y es una historia sobradamente sólida, tanto en el tiempo como en sus valores. El PSOE lo que sí ha podido es cometer errores con políticas poco acertadas y bastante conservadoras, que nos han quitado la confianza de la mayoría social de este país. Eso es lo que ahora se corrige, se debate y se reconoce con un nuevo modelo de partido.

En cuanto a pactos yo soy partidaria de que hay que hablar con todos pero hay que llegar a acuerdos, sin duda, siempre con la izquierda. Siempre a la izquierda. Si nosotros no nos entendemos por la izquierda, la gente de izquierda no nos va a entender a nosotros.

¿Se trata entonces de recuperar un terreno perdido en favor de Podemos?

Podemos ha sabido gestionar la crisis social del país pero ahora no les va precisamente bien. Sí que es cierto que muchos votantes habituales del PSOE han votado a Podemos y hay que lograr que vuelvan los votantes que se nos fueron por la izquierda, ese es el camino. La prioridad es reubicar al partido en la izquierda reconociendo que nunca debimos salir de ahí.

Y además de este cambio de rumbo hacia la izquierda, ¿qué planteamientos programáticos está usando usted para convencer a los militantes y lograr su aval?

Se ha elegido limitar la participación y la libertad de la militancia

Una de las medidas fundamentales para recuperar la credibilidad, porque aunque ganamos las elecciones estamos perdiendo muchos votos, es la rendición de cuentas. Es fundamental rendir cuentas tanto desde los cargos orgánicos como desde los cargos institucionales, es importante que el partido vele por el cumplimiento de los compromisos electorales adquiridos en cada proceso electoral. Ese es uno de los pilares básicos de nuestra candidatura. Y esa rendición de cuentas hay que darla tanto a la militancia como a la ciudadanía. Tenemos que trabajar en una línea clara, lo que se dice se cumple y si no se cumple se explica.

Y de cara a un problema concreto como es el del paro, ¿cuenta usted con un plan de actuación?

Ahora mismo no estamos concretando en eso. Sí que hay un objetivo claro que es la lucha contra la reforma laboral. No habrá recuperación económica si no se recupera el empleo y la calidad de vida de los trabajadores y las trabajadoras. Tenemos que acabar con esa reforma cruel, que ha traído la humillación de la clase trabajadora, y empezar a apostar por empleos de calidad con unos salarios justos.

Eva Patricia Bueno Foto JA Muriel

Verónica Pérez lleva cuatro años como secretaria provincial del PSOE, usted se postula para mejorar esa gestión, ¿cuáles cree que han sido los principales errores en este tiempo?

No quiero juzgar a mi compañera, yo he discrepado de ella evidentemente en este tiempo políticamente en los términos que comento. En que el partido no debió salir de la senda de la izquierda y en que en el partido no se ha correspondido el discurso con los hechos y eso ha llevado a la pérdida de credibilidad que ahora queremos recuperar comprometiéndonos con la ciudadanía y cumpliendo. Porque la coherencia es lo que aporta la credibilidad y desde mi punto de vista el PSOE de Sevilla en estos años no ha llevado ese camino.

¿Hasta qué punto ese alejamiento de la izquierda de estos años es responsabilidad de la secretaria provincial o depende de un rumbo marcado desde más arriba? ¿Ha sido Verónica Pérez la autoridad máxima al menos en la provincia de Sevilla?

Nosotros no creemos en ninguna autoridad máxima en el PSOE de Sevilla, creemos que la autoridad del PSOE de Sevilla somos los militantes, los que cada día trabajamos en nuestros barrios para intentar mejorar la vida de los demás. Eso de la máxima autoridad evidentemente no suena bien.

El secretario provincial debe tener las atribuciones para dirigir el partido en la provincia. Puedes dirigir de manera autoritaria o de manera compartida, dependerá de cada uno a nivel personal y de cómo cada uno cree que debe ser socialista adoptará un tipo de liderazgo u otro.

La señora Pérez califica estas primarias de “momento histórico”, ¿tiene usted la misma sensación?

Es la primera vez que se van a producir y por lo tanto claro, van a marcar un antes y un después en el PSOE de Sevilla en un sentido positivo, porque el partido se abre más a la democracia participativa. Por eso creo que hubiera sido importante para completar ese carácter histórico si se hubiera aceptado el tres por ciento como la forma definitiva de decir que es la militancia la que decide el rumbo del partido.

Es fundamental rendir cuentas tanto a la militancia como a la ciudadanía

¿Cómo valora la argumentación para defender que en Sevilla se exija el 20 por ciento para concurrir a las primarias?

Me parece un debate falso, una forma de enredar y me parece que no están diciendo la verdad. Se está argumentando una inseguridad jurídica que no ha sido tal en Extremadura, o ahora en Madrid o en Murcia. Aquí hay dos cuestiones, puedes elegir el 20 o el tres, puedes elegir entre abrir a la participación y a la libertad de la militancia más el partido, o intentar limitar esa participación y esa libertad de la militancia, y se ha elegido limitar, esa es la realidad.

Existen voces dentro y fuera del partido que señalan que esta pugna con Verónica Pérez solo es una forma de mostrar que el sanchismo está presente en Sevilla, ¿es esto un movimiento de cara a batallas posteriores?

Nosotros representamos lo que la mayoría de los militantes de este país han decidido. La mayoría ha apoyado este nuevo modelo de partido, no somos una corriente crítica sino que abanderamos el proyecto del partido socialista a nivel federal, que además es lo que corresponde por lealtad. El apoyo a las políticas federales y a nuestra estructura es la base de la unidad de acción de los socialistas.

Pero en Sevilla, que es un territorio bastante importante para el socialismo español, esta línea que representa está en inferioridad.

La verdad es que al haber dos candidaturas que representen un modelo de partido distinto, tiene que haber personas que representemos esas formas de entender el partido para Sevilla. Esto es un paso más, son procesos que van bajando territorialmente hablando y ahora estamos en el proceso provincial. Después vendrán las agrupaciones locales y allá donde haya compañeros que defienden que el partido debe abrirse a la izquierda y a la sociedad pues lo van a defender también, es lógica política, ese es el debate interno existente que creo que fortalece a esta organización, el pensamiento único es políticamente sospechoso.

Hay que lograr que vuelvan los votantes que se nos fueron por la izquierda

¿Cuáles son los referentes políticos de Eva Patricia Bueno?

Tengo muchos compañeros y compañeras que me han ido marcando el camino. En primer lugar mi abuelo, que fue quien me enseñó que había que combatir a la derecha pasara lo que pasara porque nunca la derecha iba a hacer nada a favor de los trabajadores y las trabajadoras. Después evidentemente nuestro fundador Pablo Iglesias, Julián Besteiro, Rosa de Luxemburgo, Pepe Romero, secretario general de UGT de Sevilla que sufrió el exilio… con él y otros compañeros históricos he compartido momentos y ellos tienen mucha culpa de que yo esté hoy aquí.

¿Y de los que actualmente están en la primera línea?

Bueno, evidentemente yo creo que Pedro Sánchez nos ha dado un balón de oxígeno para defender este proyecto inmenso, con su actitud coherente, valiente y honesta. Hacía mucho tiempo que en este partido no veía una actitud tan honesta y valiente.

Terminemos hablando de la capital de Sevilla. ¿Por qué sale de la lista socialista de 2015?

Yo ya llevaba ocho años en el Ayuntamiento y creo que todo tiene su momento. Creo que ocho años en la política local son suficientes para dar paso a otra gente que entre con energía. También había un motivo de discrepancia política con respecto al proyecto y a la línea que el partido en ese momento había tomado. Se juntaron ambas cosas y decidí volver a mi trabajo como profesora.

A modo de balance de la gestión de Juan Espadas, ¿está de acuerdo con el giro social hacia la izquierda que promulga?

No descarto volver al municipalismo

Bueno el miró a la izquierda para lograr su investidura y, por lo tanto, ese entendimiento me parece positivo, creo que es lo que hay que hacer. También me parece positivo que los presupuestos los construya en base a esa forma de pensar hacia la izquierda, de manera más social, pero también es verdad que lo tiene muy difícil porque gobierna en minoría y las presiones de otros grupos políticos las tiene que contrarrestar de alguna manera.

Sí que sería positivo que el gobierno local se sentar con nosotros, con las agrupaciones locales, con la gente que estamos en contacto con el territorio a nivel político para ir haciendo balance de los programas electorales y de los compromisos adquiridos con los ciudadanos. Sabiendo la dificultad que hay en el cumplimiento de todo aquello a lo que nos comprometimos, es importante que hablemos con la gente para contarles por donde vamos y hasta donde vamos a llegar.

En esa idea de comunicación con las agrupaciones, con escalafones inferiores, y recordando que mejorar la descentralización del gobierno en favor de los distritos era una de sus propuestas, ¿considera que las juntas municipales de hoy tienen más protagonismo?

No conozco ahora mismo las tripas de cómo se está trabajando dentro del gobierno pero hay una cosa muy clara, la descentralización tiene que ir aparejada de presupuesto, si eso es así, si va acompañada de presupuesto y de aumento de competencias será una realidad y si no es así no lo será.

¿Cómo valora la resolución política del caso Fitonovo? ¿Qué le parece que la comisión de investigación no tuviera consecuencias políticas?

Fue un proceso en base a las declaraciones de las personas que fueron citadas y se cerró adecuadamente.

Antes rememoraba su salida como concejal como el final de una etapa, ¿pero descarta volver en el futuro al municipalismo?

Después de la vida que he llevado y de todo lo que he hecho no descarto nada, nada. Pero ahora mismo estoy en otra historia, me dedico al partido de manera orgánica y creo que ese es ahora mismo mi camino.

Eva Patricia Bueno / JM.

Eva Patricia Bueno / JM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*