CRÍTICAS | SEFF 2015

Faltando desde el respeto

Sevilla Directo - 14/11/2015 12:54:36
Eisenstein in Guanajuato
Una crítica de Adrián González sobre la película 'Eisenstein in Guanajuato' (2015) proyectada en el SEFF 2015.

Ojalá el cine se acercará más a menudo a sus grandes iconos con el irreverente respeto con que el siempre original Peter Greenaway se ha acercado a la figura de Sergei Eisenstein, gran pionero del cine que a principios de los años 30 estuvo en México para rodar un gran proyecto cinematográfico que quería abarcar la existencia de un país. También, no se puede negar, buscaba una oportunidad para experimentar otra cultura y otras costumbres. Pues bien, quién se acerque a Eisenstein in Guanajuato buscando una descripción en imágenes sobre cómo el director ruso afrontaba su trabajo o una suerte de biografía más convencional, se llevará una decepción. No se podía esperar menos de Greenaway, que trata a su protagonista como un personaje más del que disponer para contar una historia concreta, casi como si no interesara su bagaje de cara al espectador. Pero interesa, y cómo, y el cineasta inglés lo sabe, de ahí que todo lo contado sea una respetuosa carta de amor a su cine y a sus intenciones (con el uso de imágenes de su cine y sus dibujos). El Sergei de la cinta (estupendo Elmer Bäck) es por lo tanto un payaso triste con mucha vida a sus espaldas, que vivirá en su estancia latinoamericana el despertar de un nuevo mundo.

Las constantes estéticas del cine de Greenaway se mantienen casi con obscenidad (múltiples pantallas, querencia por la asimetría, celebración del cuerpo humano desnudo) y cruzan con un sentido del humor ocurrente y una narrativa siempre adelante, aunque no necesariamente en línea recta. El manejo del color, el uso de la música, la integración de los fondos en pantalla verde –suponemos que por necesidad económica o histórica– y la capacidad para crear una plausible y hermosa historia de sentimientos dentro de un artificio tan evidente son las mejores armas de una película cuyo metraje nunca pesa, y que supera sus inconsistencias (el uso de la familia de Palomino o los colabores de Eisenstein) con una contagiosa energía y simpatía por todo lo contado. Con una habilidad para la creación del instante perdurable y el simbolismo efectivo que revela la pasión que palpita tras la cámara.

Tras habérsele declarado por la cinefilia mundial como talento olvidado –un juicio que tenía algo de esnob, todo hay que decirlo–, el inglés ha cosechado merecidas y frecuentes alabanzas por esta su aproximación a la personalidad de un nombre muy lanzado por el cinéfilo medio pero en el que no se ha profundizado lo suficiente. Que sirva este estupendo film, de cuyo argumento es mejor saber poco, para ampliar mejor el universo de las biografías cinematográficas y sobre todo para que valoremos el lugar que ocupa en la vida de cada uno la afirmación de uno mismo. Se vive mejor aceptándonos en toda nuestra humanidad, y Eisenstein in Guanajuato lo demuestra.

Holanda, México, Finlandia, Bélgica, Francia, 2015. Dirección y guión: Peter Greenaway. Reparto: Elmer Bäck, Luis Alberti, Maya Zapata, Asmus Slätis. Fotografía: Reinier van Brummelen. Duración: 105 minutos.

Valoración: ****

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*