PATRIMONIO

Icomos ve “incompatible” el proyecto del Alcázar con su declaración de Patrimonio Mundial

Agencias - 13/09/2017 15:50:04
alcazar colas turistas turismo
Avisa de una "alteración" del monumento y de que "los protocolos de seguridad no permitirían" el "libre acceso" al Patio del León.

El informe del Comité Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) sobre el proyecto de reforma del acceso turístico de los Reales Alcázares de Sevilla, declarados Patrimonio de la Humanidad en 1987, concluye directamente que la iniciativa es “incompatible” con la consideración del monumento como Patrimonio Mundial, a cuenta de su “repercursión negativa” y la “alteración” del recinto.

El informe, fechado el pasado 4 de septiembre y recogido por Europa Press, describe que este proyecto ideado para remodelar el acceso turístico de la Puerta del León de los Reales Alcázares se traduce en “la demolición de las construcciones adosadas a los lienzos de muralla que actualmente acogen el control de acceso, trasladando sus funciones a la Casa del Militar, situada en el lateral suroeste del patio del León”. Por ende, el diseño incluye “transformaciones” en la antigua Casa del Militar y en el Patio del León, así como la modificación del itinerario de entrada al conjunto palaciego.

En ese sentido, el informe de este órgano consultivo de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura, reconoce que “las instalaciones de acogida de los visitantes” del Real Alcázar “no están a la altura de la categoría del conjunto monumental, por lo que se comprende el interés en que sean mejoradas”.

El informe avisa de que el proyecto “no incluye el estudio de impacto patrimonial como indica la Guía de Icomos de 2011”, ni tampoco “un estudio de las necesidades funcionales para la recepción, control y acceso de los visitantes”.

Ya más en profundidad, el informe avisa de que las construcciones adosadas a las murallas del sector de la Puerta del León, que acogen el actual acceso turístico y cuya demolición se pretende, “ya existían cuando el monumento fue inscrito en el listado del Patrimonio Mundial y, por tanto, forman parte del bien declarado”. “En la declaración no existe ninguna referencia a que las mismas tuviesen un carácter impropio ni que fuese necesaria su demolición”, recuerda el informe de Icomos, abogando porque “prevalezcan criterios conservacionistas”.

En cuanto a la sustitución del pavimento del Patio del León y la “supresión de la jardinería”, el informe considera que derivará en “un cambio en el microclima, elevando la temperatura ambiental” y causando “un empeoramiento de las condiciones de confort de los visitantes durante la espera”.

En otro plano, el documento expone que “al suprimir las construcciones que albergan los accesos, los visitantes accederían sin control hasta el nuevo puesto de seguridad, disponiendo de todo el Patio del León para formar las colas que actualmente se desarrollan en el exterior“, toda vez que “los protocolos de seguridad no permitirían dicha posibilidad de libre acceso, ya que resulta imprescindible que el control de los visitantes se realice en el mismo momento en que éstos acceden al recinto, es decir en la propia Puerta del León”.

“Esta circunstancia, que debería haberse tenido en cuenta desde el inicio de los trabajos, invalida por completo el objetivo del proyecto y obliga a un replanteamiento desde el origen”, razona la autora del informe y presidenta del Comité Español de Icomos, Begoña Bernal.

“Las modificaciones que se plantean no mejorarían las condiciones funcionales y tropiezan con el grave inconveniente de la imposibilidad de alejar el punto de control respecto del lugar de acceso por cuestiones de seguridad”, insiste el informe, que además advierte de que la remodelación del acceso turístico “hurta a los visitantes el tránsito por un eje de acceso que atraviesa la muralla almohade en dos ocasiones”, en referencia a las puertas del León y de la Montería.

En definitiva, el informe considera que el proyecto es “incompatible con la inscripción del monumento en el Listado del Patrimonio Mundial, por cuanto supone una alteración del mismo y es probable que repercuta negativamente”, solicitando “el desistimiento del mencionado proyecto en sus términos actuales”, para que el mismo sea plenamente “replanteado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*