ENTREVISTA

Pedro González: “Qlamenco llega para dignificar la moda y la artesanía flamenca hecha en Sevilla”

Alba C. de la Hoz - 28/01/2018 06:05:13
El pasado 15 de enero se presentó en la sede de la Cámara de Comercio de Sevilla, Qlamenco, una nueva asociación de moda y artesanía flamenca integrada por diseñadores y empresarios sevillanos del sector. Un sector impulsado en la ciudad con la llegada del Salón Internacional de Moda Flamenca (Simof) que celebrará del 1 al 4 de febrero su 24 edición en Fibes.

Qlamenco cuanta ya con las firmas Lina 1960, Yolanda Rivas, Ana Morón, Patricia Bazarot, Loli Vera, Antonio Gutiérrez, Benjamín Bulnes, Carmen Vega, Francisco Tamaral, Javier García, Atelier Rima, Luis Fernández y Pedro Béjar.

Hablamos con Pedro González (Cádiz, 1963), presidente de Qlamenco y director artístico de Simof desde su nacimiento en 1994. Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Sevilla, González cuenta con una dilatada trayectoria donde ha trabajado como estilista, director de arte en desfiles, consultor de moda o personal shopper. Desde el año 2000 suma a estas actividades la dirección de moda de la revista de moda flamenca Surrealista.

Su andadura como investigador y escritor se remonta a sus estudios postuniversitarios con la realización de una tesis sobre la vida cotidiana de las mujeres de la burguesía gaditana en la época isabelina, de donde despierta su pasión por la indumentaria. Es autor de los libros ‘Escuela de modelos’ y ‘Manual del estilista’, y actualmente se encuentra en proceso de publicar sus próximos libros, ‘Manual de la pequeña empresa de moda’ y ‘Cien años de moda en Sevilla 1860-1960’.

¿Con qué objetivos nace Qlamenco?

La asociación es una iniciativa personal que nace para proteger, impulsar, dar visibilidad y exclusividad a un sector que es parte de la idiosincrasia de la sociedad andaluza, el Flamenco. Nace a raíz de una preocupación creciente por la excesiva masificación, democratización y banalización del sector. Nuestra intención es dignificar y reivindicar la singularidad de la moda y la artesanía flamenca con una Q de calidad, porque consideramos que lo artesanal es lo único que transmite y rezuma alma y sentimiento en un producto que sólo se hace en Andalucía, que es nuestro y que es único en el mundo.

Han creado un código deontológico, ¿cómo ha sido su elaboración?

Lo he elaborado basándome en el código deontológico de la alta costura. Mi idea era formar una asociación en la que estuvieran pequeñas empresas con pequeños talleres, con una logística donde siempre esté presente la artesanía, frente a la producción en serie. Otro de los puntos de este documento es que la firma debe realizar al menos una colección al año con un mínimo de 20 propuestas y presentarla ante los medios de comunicación a través de cualquier plataforma promocional. También aunar al producto elementos artesanales creados manualmente como bordado, flecado o aplicaciones.

presentacion qlamenco camara de comercio

Sevilla cuenta con dos escaparates de la moda flamenca, Simof, impulsado por la agenda Doble Erre y We Love Flamenco (WLF), que hace unas semanas cerraba su sexta edición, puesto en marcha por Laura Sánchez y Javier Villa. ¿Cómo es la relación entre los dos eventos? Hay quien habla de una verdadera “guerra de volantes” en la ciudad.

No existe ninguna relación. La trayectoria que tiene Simof no puede compararse con otro evento. We Love Flamenco hace desfiles en el Hotel Alfonso XIII y nosotros hacemos el Salón Internacional de Moda Flamenca. Son conceptos diferentes. Laura Sánchez y Javier Villa, empezaron su andadura profesional en Doble Erre. Crearon WLF a nuestras espaldas, y siempre voy a tener ese resquemor porque ese hecho me pareció una deslealtad muy grande al sector y a nosotros mismos.

Lo que hace WLF es competencia desleal, todo el mundo tiene derecho a buscarse la vida, el problema viene cuando no se va por derecho

Creo que lo que hacen es competencia desleal, todo el mundo tiene derecho a buscarse la vida y a abrirse camino, el problema viene cuando no se va por derecho. No hay ni una sola idea que se origine desde la organización de Simof que no sea emulada. Los comienzos de WLF fueron siempre a remolque de Doble Erre como empresa y en lo relacionado a clientes y modelos. Pero no existe guerra alguna, cada uno tenemos nuestro lugar.

Antes del lanzamiento de Qlamenco ya existía la asociación Mof&Art, también integrada por diseñadores de moda flamenca de esta ciudad, ¿qué las diferencia? ¿Ocurre algo similar con estas dos asociaciones que con Simof Y WLF?

Qlamenco es una asociación que nace libre, sin estar ligada a ningún evento o colectivo. De hecho, algunas de las firmas asociadas a Qlamenco también están en Mof&Art. La nuestra es una entidad viva, en la que estamos encantados de que se incorporen firmas nuevas. De hecho, ya hay una lista de espera de firmas interesadas.

Desde el lanzamiento de Simof, ¿cómo ha sido la evolución de la moda flamenca en la ciudad? ¿Cómo ha contribuido el Salón a su proyección?

Cuando llegué a Sevilla, no existía el concepto de moda flamenca, lo que había era varias empresas que hacían prêt-à-porter y otras de moda flamenca, sin estar vertebrado ninguno de los dos sectores. Doble Erre vio en los eventos y asociaciones de moda una forma para unirlos. En 1994 se crea Simof, a partir de este momento empiezan en Sevilla a proliferar las empresas de moda y de moda flamenca, momento en que empieza a usarse ese concepto. Hasta el momento se hablaba de ropa para la feria, trajes para la feria, pero no el concepto de moda flamenca.

Llevamos la Q de calidad al nombre de la asociación porque consideramos que lo artesanal es lo único que transmite y rezuma alma y sentimiento

Desde sus inicios, Simof logra algo fundamental: aunar la moda flamenca clásica con la moda de la calle y la alta costura. Los diseñadores empiezan a creerse que están haciendo moda porque nosotros lo hemos culturizado, y pasan de hacer trajes de flamenca a moda flamenca. En estos 24 años de Simof, se han creado tejidos nuevos aplicados a la moda flamenca, se han incluido estampados en telas que jamás se habían usado en moda flamenca, sin perder nunca su esencia.

Ese pluralismo en la moda flamenca creo que llevan a la mujer a ser cada vez más independiente y más fuerte. Cuando un diseñador hace un traje más atrevido o arriesgado es porque hay demanda. La creatividad de las firmas nace en respuesta de la demanda que hay en la calle. La gente hoy en día no quiere estar uniformada mentalmente y esto desemboca en la búsqueda del individualismo, de lo transgresor. Siendo la Feria de Abril tan clasista, qué maravilla que se le haya dado la vuelta a la tortilla y que seamos conscientes de lo que está ocurriendo. Hace veinte años, solo se veían en la Feria los lunaritos, el popelín… ahora se ve de todo. Esto es lo interesante y bonito, el progreso.

¿Qué hace que el vestido de flamenca hecho artesanalmente en Sevilla sea un producto único?

El traje de flamenca debe estar muy ligado a la artesanía y a la costura. Para que un traje sea único, es fundamental su patrón -para realzar el cuerpo y mantener los volúmenes femeninos en su sitio- y la cantidad de tejidos que se utiliza para hacer la falda, por ejemplo. Un vestido low cost se distingue fácilmente de uno artesanal en las terminaciones y en el metraje, se nota mucho, no están conseguidos.

pEDRO gONZÁLEZ 2

¿Cree que se valora lo suficiente la artesanía o que las sevillanas prefieren los vestidos low cost?

Creo que la mujer sevillana intenta llegar a un término medio. Las mujeres son muy listas, y saben diferenciar un vestido bien hecho de otro. Hay un término medio que es intentar conseguir un vestido que tenga las proporciones adecuadas y camuflarlo con un buen accesorio, y así poder lucirlo en la Feria en cualquier momento, tanto de día como de noche.

¿Cómo han logrado sobrevivir las firmas sevillanas a la crisis del sector?

Porque las mujeres son muy inteligentes y el aparato social y la impronta de la belleza de verdad siempre va a estar por encima de cualquier crisis. Las firmas sevillanas siempren van a tener su público y van a vender trajes de flamenca y estando ahí.

La creatividad de las firmas nace en respuesta a la demanda que hay en la calle, la gente hoy en día no quiere estar uniformada

Los complementos juegan un papel crucial en la moda flamenca, ¿están representados en Qlamenco?

Sí, de momento solo a la firma Benjamín Bulnes, que elabora accesorios artesanales. Los accesorios en moda flamenca no solo enriquecen el traje sino que aportan muchas lecturas del mismo.

El vestido de flamenca es el único traje regional cuyas tendencias cambian cada año. Se acerca Simof, ¿cuáles son las tendencias que se verán en la próxima Feria?

Va a haber una multitendencia, siguiendo un poco la línea de la moda y de la sociedad actual. Esa pluralidad en el terreno de la estética existente en nuestros días se va a ver reflejada en las tendencias de moda flamenca de este primavera. A pesar de esta variedad, va haber un abrazo hacia la moda de los años 70 y 90. Vamos a ver formas setenteras -faldas de capa con un volante abajo o la combinación de colores diferentes- y estética de los 80 y 90. Un fusión muy rica, que me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ERROR: si-captcha.php plugin: GD image support not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable GD image support for PHP.

ERROR: si-captcha.php plugin: imagepng function not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable imagepng for PHP.