ELECCIONES MUNICIPALES

Programas electorales para Sevilla 2015-2019: URBANISMO Y PATRIMONIO

Juanma Moreno - 19/05/2015 10:49:58
Foto: María José Carrasco. Foto: María José Carrasco.
Este martes destacamos las medidas que en materia de Urbanismo han incluido los partidos políticos en sus programas electorales para acceder a la Alcaldía el próximo 24 de mayo.

PARTIDO POPULAR (PP)

Como si fuera un partido ecologista, el PP abre el apartado de su programa dedicada al urbanismo hablando de cohesión, equilibrio y sostenibilidad entre barrios. Advierten de una “actualización” del PGOU para adecuarlo “a los nuevos retos del siglo XXI”. Supone declaración coherente con los cuatro años de mandato que ahora terminan, puesto que el PP ha logrado hasta 18 modificaciones puntuales al PGOU aprobado en 2006. Esas modificaciones desde el área controlada por el saliente Maximiliano Vílchez han supuesto un constante motivo de disputa entre Ayuntamiento de Sevilla, oposición, movimientos sociales y Junta de Andalucía. Para los cuatro siguientes años Zoido plantea “crear un grupo de trabajo entre administraciones públicas y otros agentes para la revisión del PGOU”.

Entre las medidas concretas también hallamos ampliar el tranvía hasta Santa Justa, mejoras en Tussam en Sevilla Este y Pino Montano. Para Puerta Triana y Cartuja se ampliará la Línea 2 y “conexiones transversales” con el centro, sin mencionar la polémica pasarela de tráfico rodado sobre el río. Como en 2011, se recoge la promesa de regenerar el entorno de las naves de Renfe de San Jerónimo, prolongarán la convocatoria de subvenciones para la instalación de ascensores en edificios residenciales, o que se elaborará un Plan Especial de Usos de Hospedería y complementarios como apoyo a los conventos de clausura.

El apartado urbanístico del programa del PP también incluye actuaciones en zonas como la avenida Marie Curie de Cartuja, el entorno del consulado de Perú, la plaza del Ejército Español, el entorno de la estación de Santa Justa o actuaciones de Emasesa en calles Cuna, Amor de Dios o José Gestoso “entre otras”.

También se prevé tratamiento anti-grafiti en monumentos y actuaciones en edificios patrimoniales como Monasterio San Jerónimo, Convento de Santa Clara, Fábrica de Artillería, Santa Catalina y Santa María La Blanca, Muralla de la Macarena y Hacienda Miraflores. Para la recuperación de espacios como la antigua Estación de Cádiz, el antiguo Mercado Puerta de la Carne o las naves de San Jerónimo apuestan por la “colaboración público-privada”.

El programa del PP también incluye una lista de mejoras y mantenimiento del viario público o la ampliación del carril-bici, con conexiones en Juan Pablo II, parque de Los Bermejales, entre Sevilla Este y Torreblanca, con el parque del Guadaíra, o la prolongación de la vía ciclista hasta la factoría de Airbus en San Pablo.

De los tres centros cívicos para Cerro-Amate prometidos en 2011 y no construidos solo repite el de Tres Barrios. Otros equipamientos prometidos son una biblioteca en Triana o la ampliación del Zoosanitario y el centro cívico Tejar del Mellizo en Los Remedios. También repite la promesa de equipar y alumbrar el canal Ranillas.

En materia de Medio Ambiente se habla de “sostenibilidad”, “implicación ciudadana” o “responsabilidad social corporativa”, conceptos inéditos en el aún reciente proceso de aprobación de la actual Ordenanza Contra la Contaminación Acústica, más conocida como ordenanza de veladores, donde precisamente no se considera al velador como emisor acústico. Un texto que motivó reacciones contrarias desde múltiples estamentos sociales y políticos y que no ha impedido la apertura de nuevos bares en Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), como es el caso del mercado gourmet junto al puente de Triana. El centro también fue noticia con la creación de la plataforma ciudadana “Alfalfa degradada”, que solicitaba una actuación más eficiente en la zona debido a la continua vulneración del derecho al descanso de estos vecinos del centro de la ciudad por las noches. Entre las propuestas del PP no se incluye el incremento de recursos humanos o técnicos a la línea verde de la Policía Local.

El programa del PP incluye la elaboración de una Ordenanza de Planificación del Arbolado, otro de los temas que mayores protestas ciudadanas ha motivado, sobre todo, en el llamado “arboricidio” de la calle Almirante Lobo. Esta ordenanza incluiría la plantación de 2.000 árboles nuevos anuales. Y en pos de la eficiencia energética se plantea la Ordenanza Municipal de la Gestión Local de la Energía de Sevilla y se procederá a la “autogestión de las 23 instalaciones fotovoltaicas y trasladaremos las que no han entrado en funcionamiento a los parques de la ciudad para la sostenibilidad de los mismos”.

En materia de limpieza el PP habla de “unificar todos los trabajos de limpieza municipal” y de crear una Red de Servicios Públicos con “urinarios y WC, en las zonas del Casco Histórico y monumental” o nuevos puntos limpios en Tablado, Triana y Los Remedios.

PARTIDO SOCIALISTA (PSOE)

En su exposición de motivos el PSOE reivindica la utilidad del actual PGOU y habla de “urbanismo social y productivo” con la Universidad, el Puerto y el Parque Tecnológico de la Cartuja como elementos claves, sin olvidar el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Para el urbanismo se repiten los criterios de sostenibilidad planteados para el área de Movilidad (analizada este lunes).

El equipo de Juan Espadas propone un plan de rehabilitación y renovación urbana de barriadas acompañado de “microintervenciones” en los barrios y un plan de patrimonio industrial de Sevilla. También contempla reactivar el proyecto de la Ciudad de la Justicia con la Junta de Andalucía, revisar el convenio de Altadis, reordenar Mateos Gago, reurbanizar el entorno de Santa Justa o crear una “ordenanza de uso y creación de mobiliario urbano”.

También el PSOE promete dotar de usos la antigua fábrica de vidrios, establecer una red de parques infantiles o retirar “todos los símbolos conmemorativos de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura de los espacios públicos”.

En materia energética, en paralelismo sobre lo comentado con el PGOU, el PSOE propone cumplir con documentos estratégicos como el Plan de Acción por la Energía Sostenible 2010-2020, el Plan Estratégico Sevilla 2020 y la aplicación local de la Agenda Local 21.

Para parques y jardines el PSOE plantea “recuperar espacios como el Jardín Americano y los Jardines del Guadalquivir, realizar inversiones reales y ambiciosas en Parque Amate, Vega de Triana, Guadaíra, San Jerónimo, Miraflores o Infanta Elena”. Así como establecer un calendario de podas “con expertos”, realizar un catálogo del arbolado, o crear una escuela municipal de jardinería en sustitución de la desaparecida escuela de jardinería Joaquín Murube. El partido socialista también propone “impulsar actuaciones pendientes como el Museo de Aníbal González”.

Otras propuestas en materia ecologista son crear una red de huertos urbanos, proteger el río de manera prioritaria (recuperación del Paseo Juan Carlos I o desarrollo del transporte fluvial), completar el cinturón verde metropolitano en torno a la SE-30 o una nueva ordenanza de ruidos.

CIUDADANOS (C´S)

“Defendemos un urbanismo sostenible, que busque un equilibrio en el territorio, que tome medidas contra los excesos de la especulación inmobiliaria, que facilite el acceso al uso y disfrute de una vivienda digna, y que integre el entorno laboral con el comercial, residencial, escolar, familiar y de ocio”, esa es la tarjeta de presentación del programa de Ciudadanos en materia urbanística.

El partido naranja incluye directrices de transparencia y participación en su gestión urbanística, así como criterios ecologistas: “Promoveremos proyectos urbanísticos que incrementen la superficie de zonas verdes”. En esa línea pretenden recuperar rieras para aprovechar el agua de lluvia o habilitar huertos urbanos en espacios en desuso. En cuanto a arbolado, C´s aboga por priorizar el mantenimiento del arbolado existente favoreciendo especies cuya polinización presente menor nivel alérgico.

Ciudadanos prevé en su programa un amplio marco teórico en cuanto a gestión de edificios, tráfico, aparcamientos, accesibilidad, gestión de residuos o eficiencia energética. Para Sevilla proponen alcanzar los estándares que otorguen a la capital andaluza la categoría de “Capital verde europea” con el río como vía fluvial eficaz y espacio integrador de ocio.

En cuanto a edificios Ciudadanos aboga por “recuperar edificios singulares e históricos de la ciudad, para ponerlos nuevamente al servicio de los ciudadanos” o “diseñar un programa turístico enfocado a la riqueza cultural de museos y edificios arquitectónicos únicos para reforzar nuevas líneas de turismo y simultáneamente devolver a los sevillanos los tesoros que posee nuestra ciudad”.

Ciudadanos propone una revisión del PGOU y de las ordenanzas municipales necesarias “para adaptar el planeamiento a las circunstancias económicas y a las necesidades ciudadanas”, con la creación de un Consejo de Ciudadanos, “que promueva la aportación social, favoreciendo la consulta popular sobre aquellas actuaciones de gran importancia para nuestra ciudad”.

Otras reivindicaciones de Ciudadanos serán la ejecución definitiva de la SE-40, las conexiones de la isla de la Cartuja con el centro histórico, con una bolsa de aparcamientos en Carlos III o un plan de rehabilitación de polígonos industriales.

IZQUIERDA UNIDA (IU)

“La ciudad es el marco en el que se desarrolla la vida social, donde se genera la convivencia entre las personas. Por ello apostamos por una ciudad equilibrada, planificada para la vida social, diseñada de forma participada y con criterios de sostenibilidad social, económica y ambiental”. Otros criterios generales de la política de IU en materia urbanística serían la proximidad, la descentralización de servicios, la cooperación o la defensa de lo público.

La federación de izquierdas aboga por crear un Consejo Local de Medio Ambiente, elaborar un censo de espacios municipales sin uso, realizar campañas de divulgación y visitas a parques o por eliminar barreras arquitectónicas. Para el río incluyen en su programa asegurar la conservación de los puentes del 92 o potenciar sus capacidades turísticas o de ocio. IU también propone realizar un catálogo de arbolado o “recuperar el Pabellón de la Naturaleza como centro botánico de la ciudad junto al Jardín del Guadalquivir y el Jardín Americano”. O para Tablada IU propone la creación de un parque periurbano.

El partido de Daniel González también incluye en su programa medidas para el ahorro energético en la ciudad, la producción de energía renovable y para la sensibilización para la mejora en la gestión de los residuos urbanos. IU también se compromete en su programa a “mantener el suministro y la gestión del agua con carácter cien por cien público”.

En cuanto al patrimonio arqueológico IU aboga pro continuar las investigaciones en el Patio de Banderas, impulsar un museo arqueológico exclusivamente de la ciudad. Además, el programa de Izquierda Unida apunta a un turismo industrial marcado por la conservación de bienes y la generación de empleo.

Otras medidas de IU en urbanismo son “paralizar” el convenio entre Ayuntamiento y Altadis, reformar la avenida de Miraflores, redactar el Plan Director de la fábrica de vidrio la Trinidad o estudiar un proyecto integral para las instalaciones portuarias del muelle Las Delicias y de la avenida de Las Razas.

EQUO

La formación ecologista encabeza el apartado 3 de su programa recordando que apuestan “por una ciudad ecológica, habitable y accesible, comprometida con la lucha contra el cambio climático y con la equidad social”. También alude a una “huella ecológica desbordada” o a “huertas que son de interés estratégico tanto para nuestra soberanía y salud alimentaria”. En este marco Equo propone una revisión del PGOU de una manera “participativa” y facilitando espacios y locales públicos en cesión de uso para iniciativas sociales. Además de un nuevo plan de accesibilidad y movilidad.

En su planteamiento urbanístico Equo se propone llevar a Sevilla hacia la “autosuficiencia energética”. Para ello proponen un Plan de rehabilitación energética y de autoconsumo energético con renovables en los edificios públicos municipales, empezando por los colegios, con compromisos concretos y resultados visibles para los próximos cuatro años. Asimismo, Equo incluye medidas de estímulo a la eficiencia energética y el autoconsumo con renovables en la industria, la vivienda y el comercio y los equipamientos públicos.

Equo asegura que garantizaría el servicio de euro taxis las 24 horas del día, incluido festivos y domingos, y declararía a Sevilla municipio insumiso con la actual ley de Energía, “que impide el libre aprovechamiento energético de los recursos naturales de todos”.

En gestión del agua Equo defiende una gestión sostenible desde la firma del Pacto Social por el Agua en Sevilla, creando anillos de agua no potable para riego y limpieza e implantando nuevos criterios de equidad social en las políticas tarifarias. Y proponen una gestión de residuos basada en el reciclaje.

Equo propone completar el anillo verde de Sevilla incorporando el Parque Agrario de la zona Norte y el Parque de Tablada, y crear un jardín botánico a raíz del Jardín Americano y una escuela municipal de jardinería.

PARTICIPA SEVILLA

Participa enmarca su discurso para lo que denomina “Sostenibilidad, recursos naturales y metabolismo urbano” de Sevilla dentro de las premisas de bien común, la necesidad de sustituir especulación por innovación y la falta de transparencia. Entre las múltiples medidas que Participa propone para enfocar la ciudad en su línea urbanística abundan acciones de diagnóstico y estrategia, y medidas más concretas como la revisión del programa Smart City de Sevilla, incrementar el uso de las energías renovables, fomentar la eficiencia energética, o impulsar la creación de un cuerpo de inspectores para el cumplimiento de la legislación en materia de comportamiento energético de las edificaciones (CTE, RITE).

La formación política encabezada por Susana Serrano también propone realizar campañas de sensibilización para disminuir la generación de residuos y situar este proceso en un marco conceptual ligado al ciclo de los materiales, modificar el método de cálculo de la tasa de basuras y desligarlo del consumo de agua o eliminar los cortes de suministro a familias en riesgo de exclusión.

Una aportación significativa del programa de Participa en materia de participación y gestión de lo público es “Constituir un Consejo Social conformado por una asamblea integrada por actores de la sociedad civil y agentes sociales, de forma rotatoria, con representación, voz y voto en el Consejo de Administración de Emasesa, y con competencias efectivas de control sobre las cuestiones tratadas en el Consejo de Administración”. Otra propuesta en esa línea es la de utilizar los parques como lugares para la participación ciudadana impulsando las iniciativas ciudadanas que en ellos puedan desarrollarse (huertos ecológicos, mercadillos locales y artesanos, actividades deportivas, etc.).

Entre las medidas de Participa en materia urbanística también destaca la revisión del PGOU y la aprobación del “Plan Especial de Indicadores de la Actividad Urbanística”, constitución de “centros urbanos” de barrio, “hacer realidad la ciudad del transporte no motorizado (calles 10, 20 o 30), promover políticas de rehabilitación del patrimonio industrial, limitar procesos de “terciarización, gentrificación, privatización y abandono”, desarrollar “un marco normativo y de prácticas de cesión temporal de suelo y edificios públicos en desuso mediante estrategias de co-gestión y autogestión por parte de la ciudadanía”, prohibir la venta de los aprovechamientos urbanísticos a que tiene derecho el Ayuntamiento, para que sean dedicados a parque público de viviendas, o derogar la Ordenanza Municipal de Medidas para el Fomento y Garantía de la Convivencia Ciudadana en los Espacios Públicos de Sevilla de 2008.

Sobre edificios del patrimonio sevillano Participa propone reformas de edificios, reestructuración de espacios, personal y programas culturales de los museos Arqueológico, Artes y Costumbres, Bellas Artes y Cartuja. Además, Participa exigirá a la Iglesia Católica un mayor porcentaje por la venta de entradas, bonos y merchandising en los museos, iglesias y monumentos que gestionan, así como reclamar el Impuesto de Bienes Inmuebles IBI y otras obligaciones tributarias. Este programa también apunta a “recuperar del Ministerio de Defensa, cuarteles abandonados, solares vacíos edificios sin uso o nulo”, o a anular los convenios de cesión realizados con particulares y hermandades sobre patrimonio arqueológico-histórico. En esta línea proponen “invalidar la privatización encubierta de espacios ciudadanos, como Baños de la Reina Mora, Las Naves de Talavera, Las Naves de Santa Clara”.

Otras propuestas urbanísticas de Participa son arreglar las cubiertas de la estación de autobuses de Plaza de Armas, reabrir las escuelas municipales de música, jardinería y educación vial, o unificar las naves del entorno de Santa Clara y la Torre de don Fadriquue para la creación del Museo Arqueológico Municipal.

En materia de accesibilidad proponen el cumplimiento estricto de la normativa vigente sobra la eliminación de barreras arquitectónicas, abrir una línea de ayudas o Plan de Rehabilitación de Viviendas, o permitir estacionar de manera gratuita en zona azul a personas con discapacidad, entre otras.

PARTIDO ANDALUCISTA (PA)

“Los andalucistas defendemos un modelo de ciudad mediterránea, de ciudad compacta, con límites urbanos precisos, con centros históricos restaurados y peatonales, aparcamientos suficientes, transporte público, con barrios articulados y usos diversificados”. Así encuandra el PA su disposición en materia de urbanismo.

Los andalucistas proponen “recuperar para Sevilla y la ciudadanía” espacios como la fábrica de vidrio de Mirafores, la fábrica de Artillería, el edificio de Altadis, el teatro Álvarez-Quintero instalando allí el Centro de las Artes Escénicas de Sevilla, o San Hermenegildo.

Asimismo, el PA se plantea como objetivo cuidar y aprovechar espacios públicos en desuso desde procesos participativos y en pro de “un modelo de ciudad que combata la segregación de los barrios, eliminando las “fronteras” entre ellos (ya sean viales o de otro tipo) contemplando lugares que fomenten la convivencia ciudadana”. En este sentido, trabajarán por el soterramiento de las vías férreas existentes en superficie en el casco urbano de Sevilla, y abogarán por reformar la Ronda Urbana Norte. Además, el PA prevé un Plan de Reforma Urbana de la Ronda Histórica, y fomentará los huertos urbanos. El programa del PA incluye un plan integral para la recuperación del Parque Norte de Torreblanca y apuestan por Tablada como parque periurbano y dehesa.

Por otro lado, el programa del PA incluye medidas a favor de la autonomía y el ahorro energético, y en colaboración con las universidades públicas elaborar un plan integral de Energía Renovable, con el objetivo de que el 50 por ciento de la energía consumida sea renovable.

Mención aparte para Cartuja dentro del texto programático de los andalucistas, que solicitan recuperar el mobiliario original de la Expo92, eliminar barreras arquitectónicas y dotar la zona con más servicios para sus “casi 40.000 habitantes diarios”.

UNIÓN PROGRESO Y DEMOCRACIA (UpyD)

UPyD “apuesta por una ciudad verde” y entiende que la planificación urbanística de Sevilla en estos últimos años ha estado basada en “proyectos estrellas” endeudadores. La formación magenta propone limitar la concesión de nuevas licencias de aparcamientos en zonas peatonales.

UPyD aboga por constituir una Comisión de Patrimonio ciudadana que vele por el cumplimiento de la ley, y por abrir al público “todos los edificios protegidos patrimonialmente y que sean propiedad del Consistorio”. Asimismo, plantea prohibir “cualquier modificación en la trama urbana, así como ser muy exigente con la inclusión de arquitectura contemporánea en plazas y calles del entorno histórico”.

En otras medidas UPyD propone realizar una auditoría sobre el estado de la vivienda municipal y “ponerlas a disposición de las familias”, recuperar el adoquín en el pavimentado de calles del Casco Antiguo en la medida de lo posible, ampliar zonas protegidas patrimonialmente en Nervión, Heliópolis y El Porvenir, dotar a la ciudad de más fuentes de agua potable o la creación de un Plan de Protección de Mausoleos de Interés Histórico y Artístico.

UPyD propone distintas alternativas a edificios del patrimonio industrial sin uso actual. Para la fábrica de Artillería han pensado en “usos culturales como exposiciones o estudios con talleres”, pistas deportivas en la antigua Fundición de Aceros, establecer la Ciudad de la Justicia en el Prado integrando los edificios existentes, y Altadis sería destinado a centros educativos públicos según la propuesta de UPyD.

Para parques y jardines, el partido encabezado por Emmanuel Baena, propone “reforzar el embellecimiento ornamental, paisajístico y sobre todo botánico de los parques de Sevilla con actuaciones especiales en parques emblemáticos (María Luisa Jardines del Cristina, Murillo, Jardines del Valle y Jardín Americano). Con la creación de una Policía Verde para el parque de María Luisa.

UPyD también recoge en su programa medidas para incentivar el consumo responsable y el ahorro energético en edificios públicos y en el alumbrado. Para la gestión del agua proponen “mantener siempre la titularidad directa de las competencias de la gestión y uso del agua, sea por servicios municipales o empresa pública”.

Con respecto a la contaminación acústica UPyD propone elaborar un mapa de ruidos y modificar la actual ordenanza de forma que el velador se considere como emisor acústico. Además, el partido magenta prevé más personal y medios técnicos para combatir las irregularidades sobre esta ordenanza y la creación de un número de teléfono exclusivo de denuncia de la misma.

VOX

El partido encabezado por María Cristina Peláez prevé bonificaciones en materia fiscal en el ámbito particular como en el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), con hasta el 90 por ciento de reducción para familias numerosas, la supresión del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), o la eliminación del Impuesto sobre el incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IVTNU o plusvalía).

En materia urbanística, VOX también prevé la eliminación de las tasas por acceso a locales, garajes o viviendas “cuando vayan asociadas a tales viviendas o locales de trabajo. La propiedad reconocida constitucionalmente debe tener protección sin coste”, añade el programa.

El partido de derecha ofrece en su texto un plan estratégico de aparcamiento urbano basado en la colaboración público-privada para la construcción de nuevos parkings en suelo público cedido.

Para el río Guadalquivir no se incluyen medidas en materia urbanística más allá del respaldo a proyectos como la zona franca, el dragado de profundización o el desarrollo del complejo comercial Sevilla Park.

Unos apuntes en materia de accesibilidad en el programa del VOX son la posibilidad que las mujeres en sus tres últimos meses de embarazo pudieran aparcar en zonas destinadas a personas con movilidad reducida, o la obligación de reservar aparcamientos para madres embarazadas y familias con niños en centros comerciales que requieran licencias de apertura.

VOX también prevé realizar una auditoría de gasto energético en edificios público y un plan de ahorro del 30 por ciento. Las empresas privadas que cuenten con sistemas de aprovechamiento de energía solar recibirían una bonificación del 20 por ciento en el IBI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*