ELECCIONES MUNICIPALES

Programas electorales para Sevilla 2015-2019: VIVIENDA

Barranquero Maya - 17/05/2015 07:29:10
corrala utopia 16 f 5
Desahucios, ocupaciones, desalojos, manifestaciones, acampadas... El derecho a la vivienda ha estado muy presente a lo largo de la legislatura gobernada por Juan Ignacio Zoido, y lo estará en la próxima en función del resultado de unas elecciones municipales para las que cada partido ofrece sus intenciones.

La reivindicación del derecho a una vivienda digna, como recoge la Constitución Española de 1978, además de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ha protagonizado una legislatura enmarcada en el contexto de la crisis económica. La dificultad de acceso a una vivienda sumada a la continuidad de la ejecución de los procedimientos de desahucio, dentro de un contexto de un elevado desempleo y de un aumento de las desigualdades, han focalizado las atenciones en las actuaciones de la Empresa Municipal de Vivienda (Emvisesa) y en la política desempeñada por el Gobierno de Juan Ignacio Zoido, quien por su parte constató la precariedad en materia de vivienda que se arrastraba desde años anteriores en su campaña electoral de 2011, asegurando que la vivienda de promoción pública iba a ser el centro de atención de Emvisesa, prometiendo 1.000 viviendas sociales al año.

Durante la legislatura, se han sucedido las críticas de la Oposición denunciando la política de vivienda de Juan Ignacio Zoido, criticando que Emvisesa no pusiera a disposición de la demanda su parque de vivienda vacías, así como la carencia en la construcción de viviendas sociales tal y como prometió el Alcalde, o que Emvisesa se dedicara a presionar los incumplimientos de pago a través de requerimientos judiciales que desembocaban en requerimientos de desahucios. También se ha denunciado el “desmantelamiento” de Emvisesa, por el despido de trabajadores y por convertirla en “una agencia inmobiliaria”, según ha venido denunciando la oposición.

Por su parte, el Ayuntamiento siempre ha negado que haya realizado desahucios, denunciando por contra los desahucios que según el Consistorio realizó el gobierno anterior formado por el PSOE e IU, cuantificándolos en 21, y señalando personalmente a la figura del candidato socialista a la Alcaldía por los desahucios acometido en su anterior etapa como consejero de vivienda de la Junta. También, durante la legislatura, desde el Consistorio se ha señalado hacia el procedimiento de adjudicación de viviendas públicas establecido por la Junta de Andalucía, pidiendo su agilización, defendiendo la gestión realizada, asegurando que ha adoptado medidas sociales basadas en bajadas de rentas y reducción de alquileres, enarbolando la reducción de la deuda de Emvisesa y la obtención de beneficios.

También, durante estos años, la necesidad de rehabilitar viviendas de los barrios en peores condiciones ha sido objeto de más promesas que actuaciones, provocando el agravamiento de las condiciones de habitabilidad de viviendas sobre todo en barrios como Torreblanca, Cerro Amate, Polígono Sur, Los Pajaritos. Aunque el barrio de Los Pajaritos, en este último año de legislatura, ha sido objeto de la primera fase para la construcción de 540 nuevas viviendas con el derribo de los primeros 12 bloques, medida recogida en el programa de Gobierno de Zoido para las elecciones de 2011, pero que no ha escapado a las críticas de la Oposición por su retraso y su coincidencia electoral.

También han existido acciones puntuales de rehabilitación de viviendas en Alcosa, la Buhaira, Cerro Amate, aumentando las actuaciones conforme se acercaba la legislatura, tanto municipal como autonómica, a las elecciones. No obstante, el acuerdo para ejecutar el Plan Estatal de la Vivienda no se firmó hasta el 15 de septiembre de 2014 entre el Gobierno Estatal y la Junta de Andalucía. Fue a partir de ese año, cuando se impulsaron las actuaciones, actuaciones que aún están por completarse y algunas iniciarse como son los casos de las obras anunciadas en los barrios de La Bachillera, en el Polígono Sur, en Los Bermejales, en Polígono Aeropuerto, en Casco Antiguo, en Barriada de La Corza, o en Casco Norte.

De esta manera, la vivienda, en estos años de gobierno, ha sido arma arrojadiza entre el Ayuntamiento de Sevilla y la Oposición, entre el Gobierno Popular y la Junta de Andalucía de la coalición formada por el Partido Socialista e IU, conflictos que tuvieron su máxima expresión, exponiendo al aire las diferencias entre unos y otros, en lo que fue la gestión de la ocupación de viviendas de los pisos de la Avenida de las Juventudes Musicales, del barrio de La Macarena, en mayo de 2012, lo que generó la primera gran discrepancia entre IU y PSOE dentro de la Junta de Andalucía, erosionado un pacto que acabó por descomponerse en enero de 2015, tras la ruptura anunciada por la presidenta de la Junta Susana Díaz y la convocatoria de elecciones.

El drama de la vivienda en toda su expresión

Los desahucios, las ocupaciones, los desalojos, las manifestaciones y acampadas en defensa del derecho de la vivienda, han expresado durante estos años en su mayor medida el drama de la dificultad de acceso o conservación de una vivienda. A la ocupación y posterior desalojo del colectivo La Corrala Utopía, hay que sumarle otras como la ocupación de las viviendas situada en los suelos del antiguo barrio de Regiones Devastadas, las viviendas denominadas Nuevo Amate, o la ocupación de la llamada ‘Corrala La Unión’ de una vivienda en la calle Mélchor de Alcázar, en el barrio del Cerro del Águila. También hay que sumarle las acampadas a puertas de las entidades bancarias en protesta ante la amenaza de procedimientos de ejecución de desahucio o las manifestaciones en favor de la vivienda. Todo esto compone una panorámica de la actual situación de la vivienda, situación denunciada por ONGs y asociaciones y organismos como Facua o El Consejo Económico y Social de Sevilla, que solicitan que se aborde el problema, y panorama al que ahora se unen nuevos partidos con aparentemente nuevas soluciones a un problema que no deja de ser un derecho.

Partido Popular

Para lo que pudiera ser una segunda legislatura, el Partido liderado por Juan Ignacio Zoido, expresa como primeras intenciones en materia de vivienda continuar con el compromiso “que venimos aplicando durante estos cuatro años, cero desahucios por motivos económicos”. Así pues, aseguran desde el Partido Popular que continuarán facilitando el acceso a la vivienda y el pago de la misma para que los demandantes puedan acceder a la misma manteniendo, “la renta social para las personas que tienen unas necesidades urgentes”. También se compromete el PP a continuar con el proceso de renovación y mejora de las barriadas, así como a realizar actuaciones concretas en zonas con necesidades de transformación social.

En acciones concretas, Juan Ignacio Zoido, junto a su equipo de Gobierno promete entre otras actuaciones, edificar las manzanas ocho y nueve de la Barriada de Los Pajaritos, promesa ya recogida en el programa que presentó para las elecciones de 2011. También apuesta por mejorar las condiciones de habitabilidad de El Vacie y continuar con el Programa de Ayuda a la Rehabilitación, con actuaciones en materia de accesibilidad y de construcción de ascensores, así como actuaciones contra la infravivienda en el barrio de La Bachillera.

El baremo social, indicador que determina la adjudicación de viviendas, y elemento puesto en tela de juicio a tenor del aumento de las familias necesitadas y de los demandantes de vivienda, forma parte de las promesas del Partido Popular, asegurando su consolidación en la adjudicación de vivienda a familias en proceso de intervención social y con necesidad de vivienda, y aprobando periódicamente las listas de reserva para la adjudicación de viviendas sociales.

A su vez, el Partido Popular, entre otras medidas, asegura que garantizará a través de Emvisesa un porcentaje de viviendas municipales para colectivos en situación de exclusión social, así como solicitarán a la Junta la puesta la disposición del parque público de viviendas autonómico para atender las situaciones.

Partido Socialista 

El Partido Socialista, en su exposición de motivos, critica la que califica como desaparición de las políticas públicas de vivienda durante estos últimos cuatro años, culpando de ello a la derogación del Plan Municipal de Vivienda, dando como resultado un “balance nulo”, “cero nuevas VPO en el periodo 2011-2015”.

Por ello, Juan Espadas asegura apostar por el liderazgo de Emvisesa en un nuevo Plan de Vivienda Municipal. Por un lado, rehabilitando barriadas y ayudando a la rehabilitación de viviendas privadas en función de ingresos y del interés general de la ciudad, y por otro en el alquiler de viviendas, como agencia pública de alquiler tanto en el ámbito público como privado.

Como iniciativa programática inicial, el PSOE afirma que en los seis primeros meses de mandato, pondrá a disposición de las familias que lo requieran y que cumplan los criterios las viviendas municipales desocupadas. También asegura que desarrollarán programas de asesoramiento a familias y una revisión de los alquileres y de las condiciones para los alquileres sociales, así como pondrá a disposición de cooperativas y proyectos sociales suelos residenciales municipales.

La elaboración de un inventario de las viviendas vacías de las entidades financieras y la colaboración con la Junta para aplicar el decreto ley en cuanto a las expropiaciones temporales del usufructo de viviendas de entidades bancarias de primera residencia, en procesos de ejecuciones hipotecarias, es otra de las apuestas que realiza el Partido Socialista, partido que también establecerá medidas fiscales a las viviendas vacías de entidades bancarias para promover, asegura, su puesta en alquiler a precios asequibles; paralizará los procedimientos judiciales de Emvisesa para familias con dificultades económicas, a la par que se compromete a no iniciar nuevos en caso de impago por problemas económicos.

También al partido del candidato a la Alcaldía Juan Espadas establecerá bonificaciones fiscales a familias que inviertan en la rehabilitación de viviendas, así como bonificaciones en el IBI para viviendas sociales de Emvisesa o de la Junta.

En las intervenciones a desempeñar, el PSOE subraya como de especial importancia las relativa a los programas de ascensores y accesibilidad diseñados para las personas mayores. En esta última materia, Juan Espadas promete la adecuación de las viviendas de Emvisesa a las personas con discapacidad, y respecto a sostenibilidad, aseguran el PSOE que fomentarán medidas que promuevan el uso de energías renovables que reduzcan el consumo y la dependencia energética de las viviendas en coordinación con otras administraciones.

Como actuaciones concretas en barrios, El Partido Socialista menciona la barriada de Los Pajaritos, donde impulsará y acelerará obras de regeneración. También alcanzará acuerdos para la expropiación de las viviendas de la Barriada de Guadaira y construcción de VPO.

Asimismo, propone en su programa acciones como un Plan de Construcción de VPO para jóvenes y facilidades de alquiler a emigrantes jóvenes retornados, así como ayudas a la emancipación juvenil, reducciones de renta en viviendas públicas a cambio de un voluntariado social, bonificaciones fiscales, ayudas reembolsables, y un plan de vivienda solidaria con personas mayores. Respecto a la pobreza energética, al PSOE asegura que impulsará un programa municipal para facilitar los análisis del consumo así como las posibilidades de obras menores en las viviendas.

Izquierda Unida

Izquierda aboga en su declaración de intenciones por un ayuntamiento que garantice las necesidades básicas, entre ella la vivienda digna. Para ello, entre otras medidas afirma que pondrá en marcha una iniciativa pionera, el llamado programa ‘Primero la casa’, que consiste en proporcionar a las personas sin hogar en situación extrema el acceso a una vivienda.

Entre los instrumentos que plantea IU para facilitar el acceso a la vivienda, está el desarrollo de políticas de viviendas públicas basada en la sostenibilidad, la solidaridad, la ética y la igualdad, valorando las necesidades reales de vivienda pública, rehabilitando el parque de viviendas existente y el acceso al mismo, estableciendo un cupo del 5 por ciento de las viviendas públicas para mujeres con cargas familiares no compartidas, desincentivando las viviendas vacías, favoreciendo su alquiler.

Desde IU, su candidato, Daniel González Rojas, apuesta por “una Sevilla libre de desahucios”, asegurando que la Policía Local no participará en ninguno y que el Ayuntamiento no permanecerá en una posición neutral sino que estará con las familias. También interpelará a las entidades financieras para la paralización de los desahucios y la condenación de las deudas ilegitimas fruto de los proceso de ejecución hipotecaria.

Para IU, el problema habitacional ha venido agravándose durante estos años. Como solución plantean un Plan Municipal de la Vivienda que priorice el alquiler y la rehabilitación sostenible, que genere empleo así como que refuerce el parque social de viviendas para atender situaciones de emergencias y riesgo. Por ello también plantea un Sistema de Atención Integral a la ciudadanía bajo amenaza de desahucio o corte de suministros básicos de la residencia, así como oficinas en defensa de la vivienda para prevenir, intermediar y proteger a familias en riesgo de desahucio. También prevé subir el IBI a las viviendas deshabitadas en manos de entidades financieras así como otros recargos, y exonerar del mismo a las viviendas sociales.

En materia de infravivienda, IU plantea elaborar un mapa urbano de infravivienda para su eliminación, también apuesta por un censo de viviendas vacías y de familias sin techo. IU afirma apostar por la rehabilitación de barrios y de viviendas degradadas, por la reconversión a alquiler de todas las viviendas municipales y la ocupación inmediata de las viviendas municipales vacías, así como por la adecuación de los alquileres de Emvisesa a la realidad de cada familia.

IU afirma que concibe Emvisesa como un instrumento que garantice el derecho a techo, por lo que conservará en manos públicas el parque de viviendas protegidas, incrementará las ayudas al alquiler, y desarrollará nuevas fórmulas de acceso a la vivienda pública, como las cooperativas, y el uso de los locales y bienes públicos en desuso

Partido Andalucista

El Partido Andalucista también focaliza su política de vivienda en defender el acceso a una vivienda digna. Para ello, en primer lugar, abogan por librar Sevilla de desahucios. En este sentido, asegura el PA que realizarán una adscripción de las viviendas vacías de titularidad bancaria al Parque Municipal de Viviendas de Emvisesa, y cancelarán las cuentas y los contratos del Ayuntamiento con entidades que practiquen desahucios. También realizarán un Plan de Prevención de Desahucios ofreciendo asesoramiento y asistencia legal.

El Partido Andalucista afirma defender la cesión de suelo público para la construcción de VPO a través de cooperativas, la disposición del Parque Municipal de Viviendas a las familias en situación de emergencia habitacional y la reducción de la cuota de alquiler social para que no supere el 25 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional.

El Partido Andalucista recoge en su programa su vínculo con las Plataformas de Afectados por las Hipotecas de Sevilla, por lo que asegura que también asumen sus propuestas como la paralización de los desahucios, la condonación de las deudas ilegítimas frutos de los procesos de ejecución hipotecaria, la defensa de la dación en pago para las personas con insolvencia sobrevenida, etc.

La nueva construcción por parte de Emvisesa, promete el partido de la candidata a la Alcaldía Pilar Távora, será exclusivamente en régimen de alquiler, no superando la renta el 30 por ciento de la renta declarada, con especial atención a la promoción de viviendas para el sector de la población en riesgo o en procesos de exclusión social. Desde el Partido Andalucista se apuesta por un Plan Integral de Rehabilitación y Accesibilidad en los barrios con estas necesidades, en promoción conjunta con el resto de administraciones públicas, y cumpliendo la función de conservación del patrimonio así como generadora de empleo en los colectivos de la zona. En relación con la infravivienda, el PA asegura impulsar la transformación de edificios que no reúnan las condiciones mínimas de habitabilidad.

Equo

Equo defiende el derecho a una vivienda digna desde sus principios ecológicos y su idea de cambiar el modelo de ciudad hacia un modelo de ciudad ecológica. Desde esa concepción, defienden la elaboración, con la participación de todos los sectores implicados, del Plan Municipal de la Vivienda y el Suelo, plan que lleva la idea de promover de forma efectiva el derecho a la vivienda, poner en uso las viviendas vacías de Emvisesa en régimen de alquiler social y fomentar las cooperativas de propiedad comunitaria.

Asimismo, Equo defiende la necesidad de establecer un porcentaje de viviendas para mujeres, especialmente con hijos y/o con diversidad funcional (accesibles en este caso), víctimas de violencia machista, y atenderá especialmente el acceso de la vivienda a los grupos sociales en riesgo de exclusión social.

Base de su programa es también la realización de un proceso de eficiencia energética además de en los edificios públicos y las empresas, en las viviendas, creando distintos identificativos e incentivos fiscales. Por tanto, desde la formación liderada en Sevilla por Esteban de Manuel, se promete reducir el IBI a las viviendas de primera residencia, así como una reforma de la fiscalidad local para las viviendas vacías en el marco de la función social de la vivienda.También promoverá el cooperativismo de vivienda en cesión de uso, y acometerá en colaboración con la Junta, afirma, la erradicación de la infravivienda.

Respecto a Emvisesa, una de las funciones a acometer será la de intermediar entre propietarios de viviendas vacías y demandantes de viviendas. También desde Equo se hace una puesta por la creación de un organismo independiente del Ayuntamiento que diagnostique la situación de la vivienda en Sevilla, por ello aseguran que pondrán en marcha el Observatorio Metropolitano de Vivienda, que pondrá especial atención en la vivienda vacía, en el estado de conservación de los edificios, en su accesibilidad, en su certificación energética y en la organización de la demanda de vivienda.

UPyD

Desde la corporación liderada por Emmanuel Baena Fernández se aboga por realizar una auditoría del número de VPO o de vivienda en propiedad del Ayuntamiento para ponerlas a disposición de las familias más necesitadas con un plan de alquiler social. También se alerta de la necesidad de trabajar en la detección prioritaria de las personas vulnerables a la pérdida de vivienda, así como de la obligación del gobierno local de acreditar la adecuación de la vivienda para el reagrupamiento familiar de inmigrantes.

Por lo tanto, UPyD defiende una Emvisesa que exclusivamente oferte viviendas en régimen de alquiler, para hacer así más accesible el acceso a la vivienda, nutriéndose principalmente el parque de viviendas públicas a través de la adquisición de viviendas ya existentes y actualmente vacías.

También propone dar un mejor tratamiento a la vivienda habitual reduciendo al 20 por ciento la cuota del IBI de este tipo de viviendas. Aunque como constatan en su programa, esta reducción deberá tener un límite máximo razonable, según cada municipio, estableciendo una reducción máxima de 150 euros anuales según la propuesta de reforma fiscal realizada por UPyD. En materia de rehabilitación, UPyD apuesta por promover una política de inversión de carácter urgente para la rehabilitación de los barrios más degradados de la ciudad, así como de las zonas más deterioradas del Casco Histórico.

VOX

El partido de la candidata a la Alcaldía María Cristina Peláez Izquierdo apuesta por una reducción del IBI, aplicando el límite mínimo permitido por la ley para cada tipo de inmueble, permitiendo una nueva tasación en caso de depreciación, primando a las familias con unas bonificaciones del 90 por ciento para las numerosas, para aquellas con personas dependientes y para aquellas dentro del sector de los mayores.

Vox establece que las promociones públicas de vivienda deberán tener en cuenta en la fase de proyecto un cupo para familias numerosas del cinco por ciento y un mínimo de una, con un tamaño igual o superior a 120 metros cuadrados. Vox también incorpora al colectivo de Víctimas del Terrorismo, como personal preferente, junto a otros colectivos desfavorecidos, para el acceso a una vivienda.

Ciudadanos

Ciudadanos expresa en su programa su concepción social de la política de viviendas, una política de vivienda no para la especulación sino “para hacer realidad el derecho constitucional a una vivienda digna”. Por lo tanto, para velar por este derecho Ciudadanos promete apoyar a las familias amenazadas con la pérdida de su vivienda negociando acuerdos con las entidades financieras. También promoverá, asegura Ciudadanos, que las viviendas procedentes de desahucios sean destinadas al alquiler social y que este no supere el 30 por ciento de sus ingresos, así como que la dación en pago sea recogida por la Ley Hipotecaria.

La formación encabezada en Sevilla por Javier Millán apuesta también por la promoción de vivienda protegida en régimen de alquiler y por la incorporación de las viviendas vacías a dicho mercado, para lo que realizará un Plan de Vivienda en el que se favorecerá el acceso a los colectivos con dificultades y se agilizarán los trámites con la creación de una ventanilla única.

También Ciudadanos apuesta por la realización de una política activa de rehabilitación de viviendas con dos objetivos, el mantenimiento y adecentamiento del actual parque de viviendas y en la puesta en valor de las viviendas privadas desocupadas, a través de programas que garanticen su alquiler. Para ello establecerá incentivos, como por ejemplo una bonificación de hasta el 95 por ciento del IBI a la vivienda privada que se cedan para alquiler social.

En relación a la infravivienda, Ciudadanos asegura que velará para que la Oficina Municipal de Vivienda actúe contra las viviendas que no cumplan los requisitos de habitabilidad. Y para los casos de ocupación de vivienda, Ciudadanos afirma que creará un servicio municipal de intermediación para buscar soluciones a la ocupación irregular. Entre otras medidas recogidas por la Formación naranja en su programa electoral relativas a la política de vivienda están, el establecimiento de un código de conducta al Sareb y la promoción de una red de viviendas asistidas para ancianos con rentas reducidas.

Participa Sevilla

La Plataforma Ciudadana, liderada por Susana Serrano, en sus preliminares programáticas, hace referencia al derecho a la vivienda como una necesidad básica y como un derecho fundamental de los seres humanos, derecho que garantiza en su formación. Desde este punto de partida, Participa Sevilla considera la existencia de un problema habitacional en Sevilla tan grave que le otorga la calificación de situación de emergencia y para cuya solución establece una serie de medidas que califica de extraordinarias y provisionales hasta que se alcance la situación de normalidad. Medidas que pretenden corregir el existente, según Participa Sevilla, reparto injusto de los recursos habitacionales, y un deficiente aprovechamiento de los mismos.

Para corregirlo, asegura, el Ayuntamiento debe disponer de un amplio parque de vivienda público para ceder en arrendamiento o mediante otras fórmulas de cesión de uso. Según Participa Sevilla, el Ayuntamiento debe emplear sus medios, autoridad y competencias para facilitar, y en su caso obligar, que los recursos habitacionales privados cumplan la función social de la propiedad poniéndose al servicio de las necesidades comunitarias. Entre las medidas para resolver esta emergencia habitacional, Participa Sevilla destaca la ocupación temporal, intervención o requerimiento de aquellos bienes y servicios que se consideren necesarios en la forma y supuestos previstos por la ley, así como proporcionar a la población afectada medios de alojamiento.

Desde Participa Sevilla se denuncia la inexistencia de un diagnóstico sobre la situación habitacional de Sevilla por lo que como primera medida establece su realización así como la realización de un Plan de Vivienda acorde al mismo. También defiende la necesidad de promover el reconocimiento formal del derecho universal al alojamiento, así como de fortalecer el movimiento social por el derecho al alojamiento entre otras formas permitiendo su participación en la actividad municipal.

Desde Participa Sevilla se aboga por elaborar en el plazo de un año un plan de choque para alojar a las personas que viven en condiciones de inhabitabilidad. Este plan, que debe de concertar con las administraciones públicas la puesta en uso de todos sus recursos habitacionales, entre otras cuestiones contiene la supresión de los procedimientos de desahucio en viviendas municipales y la renegociación de los contratos, así como realizar una rehabilitación mínima de urgencia. También contiene la negociación con los juzgados de un protocolo de ejecución de desahucios que evite que se produzcan sin alternativa habitacional y la elaboración de un programa de promoción del alojamiento de alquiler de viviendas vacías para su subalquiler a personas.

Participa Sevilla defiende la creación de un único organismo que tenga las competencias y recursos municipales relativos al alojamiento, así como la creación de un servicio de mediación inmobiliaria habitacional que facilite el entendimiento entre demandantes y oferentes de viviendas. También establece la creación del Observatorio Municipal Habitacional, la realización de la reforma del IBI para disuadir la existencia de viviendas sin uso y fomentar el uso de alojamiento para primera residencia, el impulso de la eficiencia energética y la sostenibilidad en edificios públicos, empresas y viviendas, y establecer un cupo de viviendas adaptadas, entre otras consideraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*