PSICOLOGÍA

Reflexiones de una psicóloga “millennial”

Sevilla Directo - 19/05/2017 01:30:10
Este artículo es una colaboración de Ana Ruano, psicóloga de Sevilla y colaboradora de Siquia Psicólogos Online.

“Millennials” o también llamados la generación Y, nacidos aproximadamente en las dos últimas décadas del siglo XX. Generación que no vino al mundo con un pan debajo del brazo sino con un móvil, internet, las redes sociales… El mundo nos define por nuestra familiaridad con internet y las nuevas tecnologías, así como por ser individualistas pero contar con gran conciencia global y medioambiental, además de haber crecido en una época de bonanza económica pero encontrarnos con dificultades para entrar en el mercado laboral.

He aquí la gran cuestión, somos la generación con el más alto nivel de estudios de grado superior, pero también somos la generación con mayor dificultad para encontrar un empleo a pesar de nuestra formación y con mayor dificultad para independizarnos a pesar de nuestro deseo de hacerlo.

La única opción a esta situación es la reinvención, en cada entrevista, en cada formación, en cualquier situación cada vez nos exigen más y más, y a pesar de nuestros esfuerzos, a pesar de no conseguirlo siempre, tenemos que estar al pie del cañón, reinventándonos, dando lo mejor de nosotros/as mismos/as. Estos escenarios nos pueden llevar a la frustración, a la rendición ante un mundo que nos exige imposibles como tener años de experiencia laboral casi sin haber salido del cascarón. Como pequeñas aves que acaban de nacer y ya les exigen volar kilómetros de distancia y sobrevivir sin apenas recibir la oportunidad de aprender a hacerlo. Por este motivo debemos resurgir de nuestras cenizas como el ave Fénix y volar sin importar los obstáculos que nos encontremos por el camino, porque sólo de esta forma conseguiremos nuestros objetivos.

Esta reflexión me llevó, hace más de un año, a escribir estos versos inspirados en esta generación a la que llaman “la generación perdida”.

Perdidas todas las ilusiones,
perdidas todas las esperanzas.
Sin inspiraciones,
sin motivaciones.
Resurgir de las cenizas
como el ave Fénix,
Pero ¿cómo hacerlo?,
¿Cómo volver a tener las mismas ilusiones, si todo está perdido?
Nos empeñamos en soñar que nuestro pasado,
también tendría que ser nuestro futuro.
Lo que no sabemos es que para avanzar,
hay que olvidar.
Olvidar esas motivaciones pasadas,
olvidar esas ilusiones frustradas.
La única forma de avanzar es crear,
crear nuevas ilusiones,
crear nuevas motivaciones,
Crear tu propia vida,
sin más dilaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*