MEDALLAS DE LA CIUDAD

Sevilla condecora el talento de sus ciudadanos predilectos

Agencias - 30/05/2018 17:23:59
medallas de la ciudad 2018
Este miércoles, día del patrón de la ciudad, Sevilla ha nombrado hijo adoptivo a Juan Diego e hijos predilectos a Pilar Manchón y a Julio Cuesta y ha entregado 21 medallas.

Este miércoles se han entregado en el teatro Lope de Vega las medallas y reconocimientos de la ciudad por el día de San Fernando, su patrón, un marco en el que se ha destacado la importante “cantera y talento” con la que cuenta la ciudad, además de su “capacidad de dar la nota en el mundo y demostrar que Sevilla existe y que puede hacer cualquier cosa”, tal como ha señalado la recién nombrada hija predilecta Pilar Manchón, directora de Interfaces Cognitivas de Amazon.

Tras los sones de ‘Aires de Alameda’, del grupo Alameda, interpretada por Alicia Gil, el acto ha comenzado con un minuto de silencio por el menor sevillano fallecido el martes en un playa gaditana, mostrando “todo el cariño” de la ciudad a sus padres, familia y amigos.

El alcalde, el socialista Juan Espadas, ha presidido un acto en el que se ha nombrado hijo adoptivo al actor Juan Diego e hijos predilectos a Manchón y al presidente de la Fundación Cruzcampo y comisario para la Conmemoración del 25 aniversario de la Exposición Universal de 1992, Julio Cuesta, además de entregarse 21 medallas de la ciudadentre las que se encuentran las de los tres bomberos sevillanos, Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, pertenecientes a la ONG Proem-AID, absueltos de un delito de tráfico de personas tras ser detenidos en 2016 cuando desempeñaban tareas de rescate de refugiados.

“Hay que romper el conformismo y rebelarse contra aquello que nos impida demostrar que la Sevilla mejor se construye con el trabajo de cada día”, ha dicho Espadas, tras apostar por generar “un espacio de convivencia en el que el respeto mutuo sea la regla maestra, el interés general el objetivo a perseguir y la capacidad de empatizar con amplias mayorías a la hora de tomar decisiones una obligación autoimpuesta. Hagámoslo juntos y en igualdad entre mujeres y hombres”, ha afirmado.

En esa línea, Manchón ha destacado la importancia de la innovación y ha querido dejar claro que “el futuro ya está aquí”, un área donde considera que Sevilla dispone de “cantera y talento”, así como de capacidad suficiente para “dar la nota en el mundo y demostrar que Sevilla existe y que podemos hacer cualquier cosa”. Además, se ha mostrado orgullosa del papel de las mujeres en estos reconocimientos, demostrando que “hay mucho talento y las mujeres también podemos”.

La doctora en Lingüística Computacional también ha tenido palabras para la Universidad sevillana, a quien ha pedido “apertura y flexibilidad” ante las nuevas tecnologías y para acoger a los profesionales “que han salido de ahí y han triunfado porque traen mucha riqueza y mucha capacidad de inspirar a los que vienen”. “En Sevilla somos tan buenos como el que más, tenemos las mismas oportunidades y muchas más pasión para conseguir lo que queramos”, ha añadido.

La fuerza del 92

Por su parte, Cuesta ha afirmado que mirar a La Cartuja basta para “tener fe en su fuerza y capacidad”, ya que ha asegurado que “la fuerza del 92 sigue aquí porque es la nuestra de siempre y es la que tenemos que utilizar para impulsar nuestro futuro”. El excomisario de la Expo ha reconocido la labor de todos los distinguidos, asegurando que son “seres para la vida, para la acción, para el compromiso, para el amor”.

“Desde hoy se continua aún con más fuerza si cabe. A todos se nos ofreció la oportunidad de hacer algo desde, para o por la ciudad y hoy se presentan esas oportunidades más que evidentes”, ha recalcado, añadiendo que todas las decisiones de su vida siempre han tenido a Sevilla en el horizonte.

La entrega de medallas ha sido clausurada por Espadas, quien ha destacado la contribución de los reconocidos a la creación de una “Sevilla mejor con su trabajo y compromiso”, pudiéndose observar en cada una de sus trayectorias “un hilo de plata espejo de la ciudad de hoy día”. Para Espadas, conforman un atractivo escaparate de la Sevilla de 2018.

“La Sevilla innovadora que triunfa en el mundo, ligada a su principal patrimonio que es la cultura, la del compromiso personal y empresarial por esta tierra, la de las tradiciones que tanto nos definen, la Sevilla solidaria, justa, que no olvida su pasado reciente y que es sensible para con los demás”, ha apuntado, matizando cada uno de ellos cuenta “una Sevilla diferente, plural, rica, en la que conviven tradición y modernidad, incluyente”.

Para el alcalde, ellos son “el mejor remedio contra el peor de nuestros enemigos, que hay que combatir a diario: la dualidad paralizante que mezcla un ombliguismo ciego con un pesimismo sordo. Juntas o separadas son actitudes ante la vida con las que es imposible prosperar con acierto”.

El primer edil ha aprovechado su intervención para poner en valor el Plan Estratégico para la Sevilla metropolitana de aquí a 2030, apostando por la rehabilitación del patrimonio histórico y artístico como oportunidad para promover un desarrollo económico y social ligado a la cultura y la innovación. Así, ha abogado por “avanzar con paso firme y ganar el futuro”, poniendo como ejemplo de “excelencia” a los reconocidos.

Medallas de la ciudad

Junto a los bomberos sevillanos, han recibido medallas la presidenta de Autismo Sevilla, Mercedes Molina, por su trabajo durante más de 20 años; la Hermandad de Pasión, referente en asistencia social; la profesora de Derecho Constitucional de la Hispalense Ruth Rubio, experta en justicia de género; el investigador José Díaz Arriaza, experto en memoria histórica y Luis Montoto Martínez, el “cronista e historiador más importante del Cerro del Águila”.

Por su trayectoria cultural, se ha concedido la medalla al Grupo Teatral Atalaya TNT, referente del teatro de investigación; a la artista María José Santiago, por su contribución a las tradiciones más arraigadas de esta tierra; a Cristina Heeren como impulsora de la fundación con su mismo nombre para la conservación y divulgación del flamenco; al compositor y productor Manuel Marvizón, por su producción vinculada a la ciudad, y al catedrático de Historia del Arte Juan Miguel González, por su labor en pro del patrimonio.

Asimismo, se ha distinguido al músico Fahmi Alqhai; a Rogelio Gómez ‘Trifón’, a la empresa Viñafiel por sus 75 años y al ingeniero Otto Moeckel. También se ha reconocido a Casa de los Salesianos de la Trinidad, en su 125 aniversario; al Colegio ‘Santa María de los Reyes’ de Torreblanca, con 50 años de trabajo educativo y social; al Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘Martínez Montañés’, único centro público andaluz con el Bachillerato Internacional, y a la ingeniera y cofundadora de Bmat, Emilia Gómez Gutiérrez.

Por último, a título póstumo, el Ayuntamiento ha concedido la medalla de la ciudad al organista en la Catedral, José Enrique Ayarra, por su trayectoria vital, profesional y humana, y a Pedro Luis Serrera, por su labor profesional dedicada al Derecho desarrollada en Sevilla y su papel fundamental como redactor del Estatuto de Autonomía de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*