Sol para todo el año, desde la humildad del barrio del Plantinar

diego - 30/03/2013 11:14:09

“No se puede valorar a la hermandad del Sol sin haber venido al Plantinar y conocer nuestro casa y la parroquia de San Diego de Alcalá”. Una frase repetida en varias ocasiones por el hermano mayor del Sol, Juan Luis Amaro, que ha sido la última hermandad en incorporarse a la nómina de cofradías que hacen estación de penitencia a la Catedral de Sevilla y es su cuarta estación de penitencia.

El encuentro con Sevilla Directo tiene lugar un mediodía de la Semana Santa donde la junta de Gobierno del Sol ha cumplimentado su cariño con la hermandad del Cerro del Águila acudiendo a su sede. Los pronósticos confirman que será un día gris en lo meteorológico y ausente de cofradías en las calles de la ciudad, porque como dice Amaro “cuando el día está así, no se sale. Hace 50 años no había Aemet (agencia estatal de meteorología), ni twitter, ni nada parecido y antes días así no se salía, aunque nos duela”.

Estamos en el corazón de un barrio sencillo, humilde y que ha luchado mucho por lograr “ver cumplido el sueño de hacer estación de penitencia hasta la Santa Iglesia Catedral y, además, el Sábado Santo, porque siempre fuimos de frente y dejando claras nuestras intenciones”. El Cerro del Águila, San Bernardo, y el Tiro de Línea es el triángulo de barrios cuya relación es estrecha con la hermandad del Sol.

Una charla agradable en una taberna del barrio del Plantinar, a un tiro de piedra de la calle Virgen del Sol, donde se ubica la sede de la hermandad a la que una puerta de cristal une con la parroquia del barrio. Una hermandad con dos curiosidades que llaman poderosamente la atención, por un lado el refuerzo de alambre en la candelería del paso de palio, así como el haber rescatado la pintura en los bordados como los del estandarte que estrenan este 2013.

La hermandad del Sol es la primera de la Semana Santa de Sevilla en fomentar el trasplante de órganos en Sevilla. De hecho, los costaleros visitaron el pasado Viernes de Dolores la unidad infantil de Oncología del hospital Virgen del Rocío por mediación del hermano de la hermandad, Dr. Pérez Bernal, coordinador de trasplantes. Si uno aprecia los detalles de los pasos en la Semana Santa, fíjense en una de las velas de los pasos del Cristo y la Virgen que llevan unos caracteres grabados que identifican a la hermandad con su compromiso de ayuda en las campañas en favor del trasplante de órganos.

Desde la humildad de la hermandad más nueva de la nómina del Sábado Santo, su hermano mayor tiene claro que “desde la capilla, que se lleva casi todos nuestros recursos económicos, intentamos estar en el día a día del barrio, de Cáritas parroquial y del segundo pilar fundamental de nuestra labor de caridad a nivel de hermandad y particular, que es colaborar con una institución centenaria de Sevilla como es el Pozo Santo y tenemos una vinculación grande con las hermanas Raquel y Sacramento, que ya aparecen hasta en el pregón. Desde aquí le doy las gracias al pregonero por acordarse de dos hermanas que tanto están haciendo por el día a día de Sevilla”.

“Claro que me quita el sueño las necesidades de mis hermanos, el de un barrio del Plantinar que fundamentalmente es de mayores o de estudiantes que están de lunes a viernes y se marchan los fines de semana a sus lugares de origen”, confiesa Juan Luis Amaro, que añade “por eso nuestro objetivo como capilla como hermandad hacia el conocimiento de Jesucristo y de Jesús Sacramentado, es potenciar que nuestra capilla esté el mayor tiempo del día abierta, para encontrar ese recogimiento y espiritualidad”.

Amaro tiene claro ante la salida procesional de 2013, que “nervios ningunos, responsabilidad sí por ser una hermandad que estamos en crecimiento, poco a poco, porque cada decisión que temamos tiene su repercusión en el día a día de nuestra hermandad, la parroquia y la capilla que tanto nos ha costado construir y poner en pie”. Años atrás, la hermandad estuvo en locales alquilados hasta que hace unos años pudieron llevar a cabo, con gran esfuerzo, la construcción de su propia capilla.

Estandarte que estrena la hermandad este Sábado Santo

El hermano mayor del Sol tiene claro respecto a la responsabilidad hoy día de las hermandades que “en el Sol intentamos mirar hacia dentro porque somos una hermandad con unas raíces muy vinculadas al barrio del Plantinar, un barrio muy singular. Hemos tenido 25 años azarosos de muchísimas pruebas superadas, muchas lágrimas derramadas y ahora estamos en un sueño, pero también haciéndonos hermandad y cofradía poco a poco”. Juan Luis Amaro es sincero a la hora de manifestar que quizás “estamos acusando el salto de una hermandad de vísperas a un día tan señalado y peculiar como el Sábado Santo. En la hermandad intentamos, sobre todo, la capilla que ha sido el sueño de los hermanos del Sol desde que veíamos a nuestras imágenes en un humilde taller, junto con la parroquia para que reine la cordialidad y la concordia entre sus grupos parroquiales y la hermandad”.

El sueño de “la locura hace 25 años iniciada por los hermanos del Sol se ha visto cumplido”, destaca Juan Luis Amaro cuando se le pregunta cómo llevan el paso de hermandad de Vísperas a Penitencia, porque “siempre hemos tenido claro hacia dónde teníamos que dirigir nuestros pasos y nos sentimos reconfortados y contentos. Teníamos un importante déficit como hermandad de Penitencia; eramos una hermandad sin alma, al no tener capilla y ahora nuestra capilla nos honra y colma de satisfacciones”.

Amaro confiesa cuando se le pregunta por un rincón de Sevilla donde perderse para ver una cofradía, que es un “cofrade que he tenido muy buenos maestros que es lo que intento trasladar en el día a día de mi hermandad. Lo que siempre hago como cofrade y es dirigir mis pasos hacia la calle Arfe que es el omega y el alfa de la Semana Santa sevillana para este hermano mayor”. Su visión de la Semana Mayor de la ciudad es peculiar, porque para Juan Luis “me honra ser un cofrade que primero vive su religiosidad, el contacto con Jesucristo y todo lo que rodea a la espiritualidad de un cristiano y luego, las tabernas con solera, no las tertulias cofrades, que son fundamentales para aprender muchísimo de cofradías, como bien recordaba el pregonero de la Semana Santa. Hay muchos sitios en Sevilla, pero es en las tabernas del Plantinar donde me he desarrollado como cofrade”.

Parroquia de San Diego de Alcalá donde forma el cuerpo de nazarenos de la hermandad del Sol

No termina la agradable charla con el hermano mayor del Sol sin que nos recomiende un sitio por donde ver a su cofradía del Sábado Santo, y tiene claro que “por donde no pasa, por mi casa, la calle Ulíasque es donde se guardan muchísimos recuerdos de nuestra hermandad y donde en uno de sus locales peregrinó la Virgen en sus inicios. Me siento orgulloso de nacer en el Plantinar, haber sido bautizado en la parroquia de San Diego de Alcalá y ser elegido hermano mayor del Sol en un momento clave para la historia de la hermandad”.

Amaro, por último, aconseja al sevillano respecto a la hermandad del Sol en este Sábado Santo de 2013, “que la conozcan y que antes de valorarla o criticarla públicamente que vengan a su capilla en el mes de julio, en octubre, porque ese es el verdadero esfuerzo de la hermandad del Sol, el haber contribuido a la construcción de una capilla en tan poco espacio de tiempo con el esfuerzo de un número reducido de hermanos que hemos empeñado muchísimas cosas para su construcción. En definitiva, que nos visiten y que luego valoren, lo que no vale es criticar sin conocernos”. Y es que el hermano mayor no considera que su hermandad del Sol sea menos que ninguna otra en la ciudad por haber llegado la última, porque desde la humildad del barrio del Plantinar, también hacen ciudad y están comprometidos socialmente con Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*