FÚTBOL | ATM 3 - SFC 1

Un Sevilla en depresión cae con contundencia ante el Atlético

Sevilla Directo - 19/03/2017 18:54:44
sergio rico y griezmann
Miguel Ibáñez | El varapalo de Leicester pasa factura en el Calderón. Godín, un magistral Griezmann y Koke hicieron un rotundo 3-0 solo maquillado al final por Correa.

Decía Calderón, De la Barca, no don Vicente, que los “sueños, sueños son”, y el Sevilla en las últimas dos semanas se ha despertado de la narcosis eufórica que durante toda la temporada, hasta este punto, había alimentado el buen hacer del conjunto de Sampaoli. La derrota sufrida ante el Leicester en Champions y los últimos empates cosechados en liga, ante equipos contra los que la lógica auspiciaba una victoria, han enrarecido el ambiente en Nervión; lo que sumado a los rumores de inestabilidad accionarial, tienen al sevillismo muy preocupado en cuanto al devenir de los suyos en la única competición que les queda en el horizonte.

Los pesos pesados de la plantilla se conjuraban en la previa para mantener el tercer puesto, que da acceso directo a la máxima competición europea. Y la ocasión de defender tan valioso botín no podía ser mejor que enfrentándose a su inmediato perseguidor. Un Atlético que presentaba la cara opuesta; venía de clasificarse con solvencia para cuartos de Champions, y con un sorteo afortunado, ve muy asequible plantarse de nuevo en semifinales.

A estas alturas de la película, el amateurismo se está convirtiendo en un acto de fe. Aunque los números del Sevilla aún le dan para considerar la temporada por exitosa; las sensaciones son de un declive tanto físico, como táctico, alarmante. El de Casilda ponía en liza un once con muchos extremos (contando al desacertado Nasri) en el campo, con Sergio Escudero acompañando en los primeros compases en la medular a Nzonzi, y con cinco defensas.

Cometían los sevillistas los mismos pecados que los condenaron en Inglaterra, siendo superados en todos los duelos individuales por los jugadores atléticos. La intensidad la ponían desde el inicio los rojiblancos, minando el centro del campo con Gabi, Koke y Saúl, que se bastaban para cercenar cualquier intento de creación nervionense.

Seguimos con el amateurismo. La bandera de la idea que Sampaoli trajo en verano era el afán de protagonismo de los partidos. La rebeldía para ir a buscar al rival y jugar el mayor tiempo posible en el campo contrario. Pero nada de eso se vio en la primera mitad. Las ganas de buscar la victoria las puso el Atletico, que ya avisó en el minuto 18 con una vaselina de Gameiro que no acabó en gol porque la repelió el larguero. Después el mismo guión que en Leicester; una falta lateral, que las cincuenta mil almas que abarrotaban el Calderón -excepto la defensa del Sevilla- sabían que iba a rematar Godín, acabó con el uno a cero con el que ambos equipos enfilaron el túnel de vestuarios.

La segunda parte introdujo una novedad en el esquema del Sevilla. El cambio de Jovetic por Lenglet buscaba una mayor presencia en el campo rival, dejando defensa de cuatro. Y lo cierto es que en los primeros minutos el equipo pareció creérselo y pisó, sin demasiado peligro, el área defendida por Oblak. El problema eran las contras rojiblancas, con balas como el exsevillista Gameiro, Griezman y Carrasco. De este modo llegó la falta al borde del área que el francés se encargó de transformar con un golazo de aspirante a balón de oro. 2-0 y toda la segunda parte por delante. El Calderón se venía abajo con el segundo gol y con la entrada de Torres, que se reencontraba con su afición después del susto de Riazor.

Se la jugaba entonces Sampaoli, retiraba del campo a Sarabia y Ben Yeder para dar entrada Correa e Iborra. Nada cambió. El Atlético siguió dominando a placer el partido. El Sevilla tocaba en el centro del campo sin siquiera merodear por los dominios de Godin y Savic. En el Manzanares cuando se ponen con ventaja en el marcador resulta una tarea imposible remontar. Y esto parecieron pensar los jugadores hispalenses, que en ningún momento apretaron a su rival en busca de acortar distancias en el marcador. Pasó justo lo contrario, en otra contra, Koke anotó el tercero. Ya con el partido más abierto por la relajación de un Atletico, que tenía los deberes hechos, llegó el gol de Correa que sólo servía para maquillar el resultado.

A la conclusión un resultado justo, quizás corto para los méritos rojiblancos, que pudieron haber marcado algún gol más en los compases finales. El Sevilla por su parte ve como peligra el tercer puesto en el que se ha mantenido con solvencia durante toda la competición. Además pierde un goal average que puede ser clave a final de temporada. Los de Sampaoli han cerrado una semana que podría haberlos catapultado al éxito, inmersos en una profunda depresión. Con una crisis de identidad en el juego y con unas sensaciones que pintan un final de temporada complicado. Más si cabe teniendo en cuenta las salidas que le quedan: Barcelona, Valencia y Bernabéu como plazas más complicadas. Agárrense, que vienen curvas.

Atlético: Oblak; Vrsaljko (Juanfran, 1), Godín, Savic, Filipe Luis; Gabi, Koke; Saúl Ñíguez, Carrasco (Gaitán, 82), Griezmann; y Gameiro.

Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Mercado, Rami, Lenglet (Jovetic, 46), Escudero; Nzonzi; Sarabia (Iborra, 63), Nasri, Vitolo; y Ben Yedder (Correa, 63).

Goles: 1-0, (37), Godín; 2-0, (60), Griezmann; 3-0, (77), Koke; 3-1, (85), Correa.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño), amonestó a Escudero, Filipe Luis, Sarabia, Carrasco, Mercado, Godín y Fernando Torres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*