Una vuelta por Sevilla disfrutando de los rincones preferidos de Al Mutamid, Cernuda o Juan de Mesa

Sevilla Directo - 19/12/2013 06:00:16

IMG_0327

Valme Claro | Juan López Vela y Ana Romero Girón son dos jóvenes emprendedores que un día decidieron ir más allá de las visitas turísticas al uso y crear SVQ de vueltas. Ellos pretenden hacer llegar nuestra ciudad de la forma que lo haría cualquier sevillano, dando una vuelta. De esta forma nos ofrecen la oportunidad de pasear por Sevilla de la mano de Miguel de Cervantes, de Quevedo, de Gustavo Adolfo Bécquer, de Aníbal González, de Cristóbal Colón y de otros muchos personajes. Además, ofrecen vueltas especializadas para colegios e institutos y para familias, de forma que padres e hijos puedan descubrir juntos la historia de Sevilla, así como diversas obras literarias y artísticas.

SD: ¿Qué ofrece como novedad SVQ de vueltas, en comparación con los tours tradicionales?

JL: Nosotros partimos de la base de que no somos una empresa que se dedique simplemente a enseñar la ciudad.

AR: Realmente es una metodología, por así decirlo. Nosotros partimos de la idea de que en Sevilla estamos acostumbrados no a ir a dar un paseo, sino ir a dar una vuelta. Así que estamos orientados a ese conjunto de personas que, como a nosotros, les gusta la ciudad y quieren aprender sobre ella y que a la vez les gusta la literatura, aprender sobre la música, el arte… de forma que podamos vincular ambas cosas. Así que esa metodología hace que en esas vueltas leamos fragmentos de obras que tienen que ver con el sitio donde estamos, veamos qué música inspira ese sitio, qué cuadro inspira ese sitio, etc. Al unirse ese hilo conductor que es un personaje, y un escenario principal, que es la ciudad, sale SVQ de vueltas.

JL: Nosotros lo que intentamos hacer es, aprovechando el marco que nos da el entorno, conseguir que un grupo de personas aprendan algo sin estrés educativo o con un esfuerzo más pequeño, aprovechando que en Sevilla nos gusta eso, dar una vuelta. Así que nosotros vamos a dar una vuelta y aprovechamos para enseñarte algo que no es Sevilla. Nosotros no te enseñamos Sevilla, nosotros damos una vuelta por Sevilla enseñándote la obra de Don Juan Tenorio, una obra de Juan Ramón Jiménez, una pintura, una escultura o cualquier otra cosa según la ruta que sea.

SD: ¿Son más los propios sevillanos los que se apuntan a la iniciativa o los visitantes que vienen de fuera?

JL: En principio sí, son más los propios sevillanos. Además nosotros no buscamos el público o el cliente que venga de fuera, el que viene de fuera no creo que esté interesado en el producto que ofrecemos. Nosotros hacemos un poco más de cultura interior. Somos una empresa que está mucho más enfocada a centros educativos, a asociaciones culturales o a grupos de personas a los que les mueve el interés por la cultura. Lo que buscamos es eso. Por ejemplo, cogemos una clase que esté estudiando en 4º de ESO ‘Don Juan Tenorio’ y damos la vuelta de ‘Don Juan Tenorio, entre el cielo y el infierno’. De esa forma los niños conocen la obra mucho mejor que si se la leen en la clase, no sufren el estrés educativo y aprenden sin esfuerzo, por lo que ese esfuerzo se lo pueden dedicar a otra asignatura. Todo el mundo termina la ruta queriéndose leer la obra. Yo recuerdo que cuando estaba en séptimo de EGB tardé tres meses en leerme ‘Don Juan Tenorio’. Nosotros teníamos unos libros optativos y cada trimestre teníamos que leernos uno, así que elegí el más pequeño, ‘Don Juan Tenorio’. El primer trimestre leí ‘Los últimos días de Pompeya’, que por cierto me encantó, pero claro, era un libraco gordo, me vi apurado para terminar y en el segundo trimestre dije… esta vez no me cogen, el más pequeño… Pues el último día casi me lo tuve que leer entero. Se me hacía infumable. Pero, ¿por qué? Porque era algo que tenía que hacer por obligación y nosotros con esto conseguimos que no sea así.

AR: ¿Y cómo lo hacemos? Pues tomamos los fragmentos más importantes de la obra, nos vamos a las plazas del barrio de Santa Cruz, donde estuvieron inspiradas algunas de las partes de la obra y con los niños allí, mientras ven donde Zorrilla escribió ‘Don Juan Tenorio’, les explicamos un poco los personajes y ellos mismos van haciendo el teatro, lo entienden y también hacemos juegos con ellos. Ellos aprenden la obra con preguntas, con juegos de cronologías, con puzles… Y se van con las ganas de más.

SD: ¿Preferís estos tours para niños a los convencionales?

JL: No tenemos ningún tipo de preferencia, simplemente nos adaptamos al grupo que venga. Por ejemplo, este fin de semana que hemos hecho una vuelta familiar hemos tenido que enfocarnos tanto en los padres como en los niños. Tenemos que entender que no es lo mismo un grupo de escolares con doce años que un grupo de chavales que están en segundo de bachillerato. Ni ellos nos exigen a nosotros lo mismo, porque buscan un perfeccionamiento o tienen un interés más profundo que el que puedan tener los niños, ni nosotros podemos darles lo mismo. Imagínate a chavales de segundo de bachillerato haciendo un puzle… no funcionaría. No se trata de una preferencia, sino que adaptamos los tours dependiendo de qué personas tengamos. Por ejemplo, si tenemos una asociación de personas mayores lógicamente ni vamos a poder ir andando tan rápido como vamos con niños ni tenemos que profundizar en la obra como si la tuvieran que saber para examinarse de ella dentro de tres días, pero les podemos aportar otro tipo de curiosidades.

SD: ¿Cuánta preparación hay detrás de cada una de estas rutas?

AR: Hay tres claves. Primero planificamos una vuelta, luego la adaptamos a la personas que vengan, y una vez que ya hemos hecho la vuelta, reflexionamos sobre lo que nos ha parecido mejor. Es decir, está en constante evolución, tanto que cada semana las vueltas pueden cambiar porque añadimos nuevas fotos, nuevos textos, nuevas ideas…

JL: Quizás el motor de SVQ de vueltas es la investigación y el desarrollo. Una vuelta nuestra tiene muchísimas horas, meses de trabajo, porque nos exige tener unos conocimientos no solamente del personaje o de la obra que estemos viendo, sino también del entorno. Tenemos que estar constantemente investigando, leyendo y cada vez que sale algo nuevo en un periódico o en un libro tenemos que estar alerta. Por poner un ejemplo, podemos hablar de una de las rutas que tenemos, la de Al Mutamid. De Al Mutamid no hay muchos textos a parte de lo que él escribió. A lo mejor por sentido común podríamos decir que Al Mutamid vivió en el Alcázar, ¿no? Pues si dijéramos eso en nuestras rutas nos estaríamos equivocando y engañaríamos a la gente. Sería un fraude. Así que nuestras vueltas tienen un trabajo y una investigación detrás de horas y horas. Imagínate que yo llego a un chaval que está estudiando Don Juan Tenorio y de buenas a primeras le digo “cuando Juan Ramón Jiménez escribió Don Juan Tenorio…” Así que tenemos que estar muy bien documentados.

AR: La investigación parte de un libro, una pintura, una obra musical o una escultura. Por ejemplo, cogemos ‘Rinconete y Cortadillo’, de las Novelas Ejemplares de Miguel de Cervantes. Nos lo leemos y vamos viendo todos los lugares de Sevilla que hablan en ese sitio. Buscamos la unión de los lugares de los que se está hablando en ‘Rinconete y Cortadillo’, luego intentamos hacer la línea por la que vamos a ir yendo por Sevilla y buscamos la relación que hay entre el urbanismo de aquella época en la que se escribió y que inspiró a Miguel de Cervantes con la que tenemos ahora, para que la gente vea cómo era la Sevilla de aquel entonces y qué relación tiene con lo que es ahora. Así que como dice Juan, es una investigación, primero hay que leerse el libro, después ver los lugares de Sevilla, buscar los indicios que aún quedan en la ciudad…

JL: Y que tenga todo una relación.

AR: Exactamente. Y medir el tiempo.

JL: Exactamente, no podemos hacer una ruta de tres días, no nos sale rentable. Además es como el que ve una película y el principio no tiene nada que ver con el final ni tampoco… la gente se aburriría. Por así decirlo, nuestras vueltas tienen que ser como una especie de novela con un planteamiento, un nudo y un desenlace.

SD: ¿Cuál es vuestro tour favorito?

AR: Cada una tiene lo suyo me gustan todos porque cada una tiene algo nuevo. Es cierto que la que hicimos familiar me encantó, la de Don Juan Tenorio. Lo pasamos muy bien. Pero tenemos en proyección unas cuantas que van a dar mucho que hablar porque creemos que nadie ha tratado el tema como lo vamos a tratar.

SD: ¿Podéis contarnos un poco sobre esas nuevas rutas y vuestros planes de futuro?

AR: Pues vamos a tener ‘La Sevilla escondida en Ocnos, de Luis Cernuda’, ‘los hermanos Machado, estampas sevillanas’. ‘Al Mutamid rey y poeta’, ‘Murillo y Velázquez, la ventana al siglo XVII’, ’Juan de Mesa y Martínez Montañés’ En el tema de la música empezaremos posiblemente con Joaquín Turina. Y buscaremos la relación con la literatura, intentaremos hilar un poco unos temas con otros para que la gente vea la relación. Y sobre todo queremos hacer a la gente partícipes de las vueltas, que no seamos nosotros solos los que hablamos. Y no solo va a haber vueltas, sino que también va a haber actividades fotográficas, gymkanas… Además, a partir de ahora también queremos ser un apoyo para los estudiantes que estén haciendo prácticas porque vemos que es muy didáctico para ellos, que pueden poner su granito de arena también.

JL: Tenemos una planificación muy completa, no nos vamos a quedar en vueltas, sino que vamos a ir desarrollando la empresa. A partir de ahí queremos intentar colaborar con todo lo que podamos, con la universidad, con diferentes editoriales… la verdad es que tenemos muchos planes.

Comentarios

  1. Paseos por Sevilla

    Una empresa que se basa en hacer exactamente las mismas actividades ya existentes en Sevilla carece de toda profesionalidad y credibilidad.

    ¿Qué sentido tiene anunciar una actividad sobre Velázquez o Murillo para el 2014 cuando Paseos por Sevilla las realiza desde 2011? Lo mismo sucede con la dedicada a Cernuda y su obra Oconos, con la del Duque de Montpensier (nuestro Paseo está dedicado a los duques, no nos olvidamos de la duquesa) o la de Cervantes que realiza otra empresa y el resto.

    Nada de lo que ofrecen estos dos chavales es lago nuevo, original o creado por ellos.

    Hasta el nombre está relacionado con nuestra filosofía.

    ¡Qué triste es aprovecharse del trabajo y de las ideas ajenas!

    Responder
    1. Juan Lopez Vela

      Señores de Paseos por Sevilla, antes de insultar creo que tendrían que haberse informado del funcionamiento de SVQ de Vueltas. Ya que en lo primero que hierran es en la filosofía de esta empresa, si bien es cierto que se dan paseos, o vueltas, SVQ de Vueltas no enseña Sevilla, sino que explica obras de literatura, pintura escultura o algún personaje, sin parar en monumento alguno.

      Dicho esto, me gustaría aclararles varias cosas:

      En primer lugar la profesionalidad o credibilidad, como ustedes indican, no creo que sean sinónimos de actividades nuevas, originales o diferentes más bien de respeto y de trabajo bien hecho, lo segundo no lo sé, lo primero, les aseguro que les falta.

      Preguntan por el sentido de anunciar actividades que dicen que ustedes ya hacen desde 2011, pues muy bien se lo voy a indicar. El principal sentido es trabajar, crecer profesionalmente, el segundo ofrecer un producto a clientes que quizás ustedes no tenéis y el tercero, ofrecer un punto de vista completamente diferente, porque por mucho que os empeñéis en indicar que no somos originales o que os hemos copiado una idea, SVQ de Vueltas es una empresa distinta, y tanto lo es, que no conocíamos de vuestra existencia hasta que hemos leído los avasalladores mensajes que nos habéis dedicado. Así que fijaos todo lo que SVQ de Vueltas os ha copiado, que ni os conocíamos.

      Sinceramente, la pataleta mostrada, no es más que una prueba del miedo a la competencia, no sé si por tener un producto precario, por qué causa, y sobre todo de falta de profesionalidad y de ética.

      Os dejo las siguientes reflexiones

      En primer lugar os ha dado por pensar que que tampoco ustedes fuisteis la primera empresa que hacía rutas por Sevilla, de cualquier tipo…

      En segundo lugar si lo correcto es que sólo es válido, ético y moral la primera empresa que crea un negocio, en Sevilla solo habría un bar, no existiría el Betis, tampoco habría más que un centro comercial, y por supuesto, soló habría una empresa de ropa. Ningún periodista escribiría noticias que otro ya ha publicado, en fin que de cada cosa sólo una.

      No señores, las cosas no son así, existe la competencia, el libre mercado, os animamos a que conozcáis nuestra empresa y quizás os daríais cuenta de que no hacemos lo mismo que ustedes, pero sobre todo os animamos a mejorar y a trabajar, porque seguro que tenéis mucho que mejorar, al igual que nosotros. Pero sobre todo os animamos a respetar, a ser consecuentes.

      Saludos.

      Responder
  2. Paseos por Sevilla

    En ningún momento hemos proferido un insulto así que mal empezamos si rebaten nuestra denuncia con una mentira.

    Al menos reconocen que no entran en un monumento pero no explica por qué. El por qué es muy sencillo: entrando en monumentos los ingresos disminuyen y aumenta el esfuerzo y el trabajo previo, algo a lo que en svq le tienen alergia

    ¿Cómo pueden hablar de profesionalidad los que viven del trabajo ajeno? Los que antes de empezar una actividad cultural no estudian el mercado. No estudian la competencia. Oiga usted, la competencia existe y es necesaria, sí es algo ligado a una actividad profesional, el plagio y la falta de escrúpulos suyos no lo son.

    Ustedes se dedican a hacer lo que otros ya hacen y el de arriba tiene la desfachatez de escribir: “si bien es cierto que se dan paseos” para luego inventar cosas sobre el cultura de Sevilla de la cuál demuestra tener un gran desconocimiento al mezclar Murillo con Velázquez anteponiendo al primero. Sepan los lectores de Sevilla Directo que ya hay una ruta que realiza Alminar. Y que ya hay una actividad cultural sobre Joaquín Turina y la literatura realizada por Gescocio. Y el resto de lo que ofrecen es un calco a lo realizado por Paseos por Sevilla.

    Nada de lo que hagan es nuevo, pero qué se puede esperar si el tal Juan López trabaja en la banca y al quedarse en el paro monta un chiringuito aprovechándose del trabajo y el esfuerzo ajeno. Este señor es un FRAUDE:

    Juan Lopez Vela:
    Seguimos con GENERALI Seguros Llamarme a partir de ya, ehh, vamos que si, que ya podeis llamarme para que os de el presupuesto!!! VAMOSSS

    Carmen Ya no stas n banesto juan??
    12 de diciembre a la(s) 21:23 a través de móvil · Me gusta

    Que va Carmen, desde Febrero ya no estoy en el banco!!

    ¿Qué profesionalidad y credibilidad tiene? ¡Alguien que no ha estudiado ni se ha formado en Humanidades ni en el mundo de la cultura! ¿Viene ahora a engañar al público sevillano?

    Responder
  3. Juan Lopez Vela

    AJAJAJAJAAJAJAJA de vdd, sois de risa, me acusais de cometer fraude?? ustedes estais seguros de lo que decís? os puede doler la cabeza con esa acusación…

    Por lo demás paso de seguir perdiendo el tiempo

    Responder
  4. Paseos por Sevilla

    Ponemos la prueba del fraude que cometes. Y si nos amenazas, será tú el denunciado. Y haces muy bien en dejar de perder el tiempo, cierra el chiringuito y ocúpate de tus asuntos. Deja la cultura de Sevilla a profesionales, a licenciados, a expertos, a gente que trabaja y no roba ideas ajenas. Vosotros no estáis ahí.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*