EMPRENDIMIENTO

Yazyki: “Si tienes ganas y una idea, tienes que ir hacia delante”

Irene Carmona - 07/08/2016 07:25:36
yaziki 3
Hablamos con Sergio, Carlos y Fran, tres universitarios ganadores del XI Concurso de Ideas de Negocio de la Hispalense con un proyecto que aúna realidad virtual y literatura.

El emprendimiento en España parece ser una idea que cada vez abraza más el futuro de los jóvenes, como alternativa a los puestos de trabajo convencionales a los que se puede acceder al acabar los estudios. Cada vez son más los estudiantes que se plantean la opción del emprendimiento como una salida laboral factible. Sin ir más lejos, datos recogidos por el Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE) apuntan a que en 2015 se crearon un total de 15.408 empresas en Andalucía -2.800 en Sevilla-, de las cuales el 75 por ciento han sido llevadas a cabo por personas menores de 40 años. A pesar de esto, hoy en día sigue existiendo un lastre que impide que los más jóvenes se adentren y creen su propia idea de negocio. Para ello, instituciones como la Universidad de Sevilla lo impulsan a través de concursos que premian la innovación de los estudiantes de la Universidad. En su undécima edición Yazyki se alzó como ganador en un concurso donde se presentaron un total de 78 ideas de negocio.

Yazyk es una palabra de origen ruso que significa idioma, su variante declinada, Yazyki, conforma el nombre del proyecto emprendedor con el que tres jóvenes universitarios sevillanos han ganado la XI edición del concurso de Ideas de Negocio de la Universidad de Sevilla. Carlos Guerra, de 22 años, estudiante de Bellas Artes; Sergio Cuesta, de 23 años y Francisco Javier de 22, ambos cursando su tercer año de Periodismo, confiesan que ganar este premio les ha aportado “contactos y ánimos para seguir trabajando en este proyecto” que poco a poco va cogiendo forma.

La idea principal según ellos mismos cuentan, es “digitalizar contenidos literarios –aunque no de la forma que normalmente se hace- nosotros lo llevamos más allá. Cogemos un contenido, ya hecho, y lo transformamos en realidad pensando en que la narración pueda tener un componente más inmersivo”.

Según explican, la idea consistirá en que el propio usuario decida las diferentes opciones como si del protagonista de la obra se tratara, llegando a un final u otro dependiendo de las decisiones que ha ido tomando. Esta idea se materializará a través del contacto con las editoriales. “Queremos contactar con las editoriales ofreciéndoles el servicio de que nos ofrezcan una obra, nosotros la remodelamos y creamos un libro virtual basado en esa historia”. Para ello, poco a poco, irán constituyendo un equipo de guionistas, “para conseguir crear una experiencia más allá del libro” modificando los distintos caminos que el lector podrá ir tomando, aunque reiteran en contadas ocasiones el respeto por el autor y su obra en los trabajos que realicen.

La ilusión con la que hablan del proyecto se observa reflejada en sus rostros, sin embargo, aún existe cierto escepticismo en cuanto a la incorporación de la realidad virtual de una forma tan cotidiana como plantean. Su respuesta ante esta cuestión es totalmente tajante: “Se puede acceder a la realidad virtual con un móvil y unas gafas especiales… incluso estas las regalan con el Nesquick”, bromean antes de comentarme que fue en clase donde se dieron cuenta de que la realidad virtual no era algo lejano en absoluto, sino totalmente accesible. “Cualquiera puede comenzar a hacer realidad virtual en su casa teniendo la cámara de Google instalada en un teléfono Android”.

yazyki 1

Fran, Carlos y Sergio, miembros de Yazyki

A través del desarrollo de la entrevista nos percatamos cada vez más del valor que estos jóvenes emprendedores le dan a la literatura. Y no es de extrañar teniendo en cuenta que Fran, uno de los componentes, quería ser escritor, según confiesa. Este amor por la literatura y los libros, aunada a unas cada vez mayores estadísticas que apuntan al escaso interés de muchos adolescentes por la literatura, da como resultado este proyecto con el que se sienten francamente positivos en cuanto a lo que pueden aportar a la sociedad. “Intentamos reflotar a la literatura en la vida cotidiana de los jóvenes. A los chavales solo les interesa estar con el móvil todo el día. Al llevar la literatura al móvil podemos hacer que los lean y se interesen más por ella”. Con este innovador proyecto pretenden llegar a “un punto de inflexión no solo en nuestras vidas sino en el mundo, que la literatura evolucione y cambie… Que vuelva a tener importancia dentro de los jóvenes y no quede ahí apartada, que nuestro proyecto consiga cambiar el mundo de la literatura”.

Puede llegar a llamar la atención que siendo tan jóvenes -y dos de ellos sin haber finalizado la carrera de periodismo- estén embarcados en un proyecto emprendedor con vistas a vivir de ello en un futuro próximo y hacer de él “una forma de vida”, según ellos mismos describen. A veces, la palabra emprendimiento parece ir arraigada a calificativos de índole negativa que pueden llegar a alejar la innovación e ideas nuevas de negocio de los más jóvenes. Sin ir más lejos, según estudios realizados por la empresa GEM España, se muestra una mayor propensión, en nuestro país, a emprender por parte de colectivos de tramos de edad entre los 25 y 45 años, mientras que aquellos entre 18 y 24 ostentan un porcentaje muy bajo, junto a los de edades comprendidas entre 55 y 64 años.

yaziki 2Basándonos en estos datos no quisimos perder la oportunidad de que valoraran la situación actual de emprendimiento basándose en su propia experiencia. “Emprender no es tan complicado como se suele pensar, pero tampoco es un camino de rosas. Cuando escuchas emprendimiento todo el mundo se echa las manos a la cabeza y piensan “esto no es para mí”. Es viable para todo el mundo, lo que pasa es que tienes que ser constante, tener valor, la capacidad de aprender y ser una persona abierta. Si tienes ganas, una idea y estás enamorado de ella, tienes que ir hacia delante con todo y seguramente encuentres una solución a todos los problemas que se planteen”.

“Un requisito mínimo para emprender es que vas a tener que estar preparado para aprender todo aquello que necesites, tienes que ser una persona multidisciplinar. Desde que terminamos el curso hemos estado haciendo cursos de marketing online, de programación… No importa la carrera que hayas estudiado, si realmente te interesa sacar tu idea adelante, da igual en el proyecto en el que te metas, vas a aprender lo que haga falta”.

Cogemos un contenido, ya hecho, y lo transformamos en realidad pensando en que la narración pueda tener un componente más inmersivo

Hasta llegar al punto que se encuentran ahora, tuvieron que pasar por la asignatura multimedia, optativa del grado en Periodismo en la que los alumnos tienen la misión de crear un proyecto emprendedor, que más adelante les brinda la oportunidad de presentarse a un concurso dentro de la propia facultad. Con la ilusión y con las ideas tan claras con las que hablan de su proyecto, quise saber si siempre se habían planteado llevar a cabo esta opción como una alternativa al camino que los jóvenes suelen tomar una vez salen de la carrera de periodismo. “Al principio nos lo tomamos como un trabajo de una asignatura, pero fuimos viendo que le gustaba muchísimo a la gente, y sobre todo a nosotros, así que decidimos seguir adelante”.

Ya finalizando la entrevista, como pregunta obligada, quisimos saber qué libro querrían llevar al terreno de la realidad virtual. Las respuestas vinieron rápidas por lo que imaginamos que no era la primera vez que pensaban en ello: ‘El señor de los anillos‘, de Tolkien; ‘El nombre del viento’ de Patrick Rothfuss y ‘1984’ de George Orwell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*