Juan Diego: “En esta obra mi personaje intenta establecer una empatía con el público”

Sevilla Directo - 14/12/2012 08:01:14


Alejandro Reche Selas |
 Hablar con Juan Diego es hacerlo con uno de los mejores intérpretes de este país. Su locuacidad y buen humor hace que una entrevista se convierta en una charla entrañable e inolvidable. El actor, nacido en Bormujos, era uno de los rostros habituales de la televisión en España, gracias a sus interpretaciones en los espacios dramáticos Novela o Estudio 1 (‘La muerte de un viajante’ de A. Miller, ‘Anna Christie’ de E. O’Neill o ‘El enfermo imaginario’ de Moliére, son sólo unos ejemplos de sus trabajos en la pequeña pantalla). De igual modo en el cine es una figura destacada con personajes como el señorito Iván de ‘Los Santos Inocentes’ (M. Camus, 1984) o interpretaciones que le han valido tres Goyas y premios en San Sebastián, Biarritz o Nueva York.

Igualmente, se mostró como un sólido intérprete teatral en obras como ‘La detonación’ (1977) de Antonio Buero Vallejo, ‘Noche de guerra en el Museo del Prado’ (1978), de Rafael Alberti o ‘El lector por horas’ de Sanchis Sinesterra (1999). Precisamente el teatro es el motivo de esta entrevista concedida a Sevilla Directo, ya que el genial actor vuelve a subirse a las tablas de un teatro de su tierra natal, el Lope de Vega, para representar, durante este fin de semana, ‘La lengua madre’, un monólogo de Juan José Millás y dirigido por Emilio Hernández.

Sevilla Directo: ¿Qué circunstancias se dan para tres personas de peso como usted, el director Emilio Hernández y el escritor Juan José Millás coincidan en ‘La lengua madre’?

Juan Diego: Todo empieza porque me mandan el texto de Juan José Millás. El lenguaje que él utiliza es crítico y divertido y pensé que había un gran personaje que construir. Entonces yo propuse hacer un buen trabajo de mesa en el que él debía participar, al ser lógicamente el autor y contactamos con Emilio para que él como director y yo como actor le diéramos forma al proyecto.  Desde hace dos años fuimos encontrándonos periódicamente a lo largo de los meses, debido a los compromisos de cada uno, hasta que el pasado verano le dimos el último tirón y aquí estamos.

SD: ¿Qué es lo que se encontrará el espectador que vaya a ver ‘La lengua madre’?

JD: Se va a encontrar la historia de un hombre que es profesor de un instituto de fuera de Madrid. Es un hombre que ama la lengua, quizá sea su gran amor. Su padre amaba el orden alfabético y se lo transmitió desde pequeño y él presenta a su familia. Intento establecer entonces una empatía con el público como coprotagonista de las aventuras y desventuras de “fulano”, porque el personaje no tiene nombre propio. Entonces este hombre va contando su infancia y se va dando cuenta que aquella conferencia a la que llega se va convirtiendo en no sabemos qué, y lo que ahí ocurre es que topa con la actualidad.

SD: Vuelve a ser dirigido por Emilio Hernández tras ‘Hipólito’ de Eurípides en 1995. ¿Facilita el trabajo el hecho de haber trabajado antes juntos?

JD: Claro, porque los códigos ya están establecidos. Cuando hay sentido común en el director y en el actor inmediatamente aparecen las claves y las coordenadas adecuadas. Quizá en esta obra eso se ha acentuado más.

SD: A la hora de componer el personaje ¿el director le dio algunas directrices de movimientos o de comportamientos?

JD: Mi personaje es un profesor de instituto algo despistado y que, de alguna manera, es tímido a la hora de expresarse, no es de esos profesores brillantes, y poco más. Todas esas características y la eufonía del texto te hacen conformar una manera de hablar y de moverse, pero no hay un estudio específico.

SD: Echando la vista atrás usted era uno de los rostros habituales de los espacios dramáticos de Televisión Española durante los 60 y los 70 ¿considera esos años una especie de escuela, aparte de su formación en Sevilla?

JD: Sí que fue una gran escuela porque te sometía a una disciplina muy intensa. Yo recuerdo que cuando hice ‘Don Juan Tenorio’, lo ensayamos entre diez o doce días y enseguida grabábamos, o una serie, ‘Mi hijo y yo’, que hice con María Fernanda Ladrón de Guevara y de la que grabé más de cincuenta capítulos. Todo eso te da un gran conocimiento del medio que se puede trasladar, en algunos aspectos al cine por ejemplo.

SD: Tanto en teatro como en televisión ha representado obras de Ana Diosdado, como ‘El Okapi’ o ‘Los Comuneros’ ¿la considera una autora importante en su carrera? 

JD: Sí claro. Montamos una cooperativa entre Jaime Blanch, Emilio Gutiérrez Caba, María José Alfonso y yo, e hicimos la primera obra de teatro de Ana, ‘Olvida los tambores’ (1970). Aquello fue un suceso de tal manera que nos propusieron ir a representarla en Argentina pero yo me volví para hacer en Madrid ‘La llegada de los dioses’ de Antonio Buero Vallejo con Concha Velasco. Los compañeros sé que la estuvieron luego representando por España, incluso Luis Varela.

SD: Posteriormente, con Ana Diosdado hace la serie ‘Segunda Enseñanza’ en 1986, que ella escribe y protagoniza. Al margen de la popularidad reciente con ‘Los hombres de Paco’ ¿considera esa serie como un impacto en la sociedad de la época por la manera en que Ana Diosdado trató los temas adolescentes?

JD: Fue una serie que estuvo muy bien. Además allí se encontraban grandes actores actuales comenzando: Fue el debut de Aitana Sánchez Gijón, estaba Javier Bardem, Gabino Diego, Maribel Verdú, Silvia Marsó…Fue una historia muy bonita. Además los temas eran tratados de manera muy entrañable.

SD: Saltando a la actualidad, una de sus grandes interpretaciones fue la que hizo en la miniserie ‘Padre Coraje’ (Benito Zambrano, 2002) y ahí coincide con Félix Gómez, también de Sevilla. Curiosamente vuelven a coincidir en una película que está por estrenar, ‘Insensibles’ donde ambos interpretan al mismo personaje pero en distintas edades…

JD: Sí, es verdad (risas) . Es tremendo porque considero que Félix Gómez es un actor ya muy madurado y muy buen chaval. Nos mirábamos y él me decía “Oye ¿cuándo nos vamos a pegar nosotros los gritos?” (en referencia a coincidir en dos proyectos pero no interactuar como actores).  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*